Las 6 mejores mascarillas naturales para atenuar el paño

Daniela Castro · 30 enero, 2019
Al tratarse de un desajuste hormonal es probable que el paño reaccione de una forma diferente según la persona, por lo que debemos comprobar cuál es el tratamiento que más se ajusta a nuestro caso

El paño o melasma, conocido también como “la máscara del embarazo”, es un problema cutáneo que se manifiesta en las áreas expuestas al sol, sobre todo en el rostro.

Si bien puede afectar a cualquier persona, suele desarrollarse con más facilidad en las mujeres, especialmente cuando están embarazadas o en una terapia de reemplazo hormonal.

Su aparición está relacionada con el desequilibrio en los niveles de hormonas, como los estrógenos y la progesterona, el cual conduce al aumento en la producción de melanina, el pigmento que le confiere la coloración a la piel.

El paño se manifiesta a través de la aparición de antiestéticas manchas en zonas visibles como los pómulos, la nariz, los labios y también la frente. En resumen, principalmente sus evidencias se concentran en el rostro.

Aunque se desarrolla de distintas maneras en cada caso, quienes lo padecen procuran eliminarlo porque consideran que le da un mal aspecto a su piel. Por fortuna, existen muchos tratamientos y productos cosméticos con propiedades para aclarar las manchas para evitar que afecten la belleza del rostro. En cualquier caso, siempre se recomienda el uso de protección solar.

En esta ocasión queremos compartir contigo 6 mascarillas naturales que, gracias a sus propiedades, te serán muy útiles a la hora de lidiar contra este problema.

¡Toma nota!

1. Mascarilla de leche, limón y miel

Mascarilla-de-leche-limon-y-miel-contra-el-paño

La combinación de leche, limón y miel nos da como resultado una crema natural para disminuir el paño y otras imperfecciones cutáneas.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de leche en polvo (20 g).
  • 2 cucharadas de jugo de limón fresco (20 ml).
  • 4 cucharadas de miel de abeja (100 g).

¿Qué debes hacer?

  • En primer lugar incorpora todos los ingredientes en un recipiente y mézclalos hasta obtener una pasta espesa.
  • Después aplica la mascarilla sobre las áreas afectadas y déjala actuar 20 minutos.
  • Pasado este tiempo, enjuaga el rostro y huméctalo con crema.
  • Para terminar, úsalo solo por la noche un mínimo de 3 veces a la semana.

¿Quieres conocer más? Lee: 7 interesantes usos que le puedes dar al limón en tu rutina de belleza

2. Mascarilla de cebolla y vinagre de manzana

Los compuestos azufrados de la cebolla y los ácidos naturales del vinagre son excelentes para regular el pH natural de la piel y disminuir la presencia del paño. Por esta razón te ofrecemos esta receta que te puede ayudar a conseguirlo:

Ingredientes

  • ½ cebolla.
  • 3 cucharadas de vinagre de manzana (30 ml).

¿Qué debes hacer?

  • Para empezar machaca media cebolla y mézclala con las tres cucharadas de vinagre de manzana.
  • A continuación limpia bien la piel y aplica el producto hasta cubrir las zonas afectadas.
  • Déjalo actuar de 15 a 20 minutos y enjuaga con abundante agua.
  • Por último repite su uso 2 o 3 veces a la semana.

3. Mascarilla de yogur y zanahoria

mascarilla-de-zanahoria-para-combatir-las-manchas

El yogur natural es uno de los mejores productos para aclarar y proteger la piel, sobre todo cuando esta padece desequilibrios en su pH.

Combinado con el beta-caroteno de la zanahoria, obtenemos una mascarilla idónea para tratar y reducir el paño.

Ingredientes

  • ½ taza de yogur natural (100 g).
  • ½ zanahoria.

¿Qué debes hacer?

  • En primer lugar pon los dos ingredientes en la licuadora y bátelos hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos.
  • Luego frota el tratamiento sobre las manchas y deja que actúe como mínimo, 20 minutos.
  • Para concluir, enjuaga y repite su uso tres veces a la semana.

4. Mascarilla de limón y azúcar

El clásico tratamiento exfoliante de limón y azúcar continúa vigente como alternativa para disminuir el melasma y el exceso de células muertas. Recuerda que después de aplicar cualquier remedio que lleve limón, se debe lavar bien la cara y no exponerse al sol. De lo contrario puede provocar hiperpigmentación.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de azúcar gruesa (25 g).
  • 3 cucharadas de jugo de limón (30 ml).

¿Qué debes hacer?

  • Para empezar humedece el azúcar gruesa con el jugo de limón y frota sobre la piel con suaves movimientos circulares.
  • Deja que actúe 10 minutos y enjuaga con agua tibia.
  • Por último, puedes usarlo solo en horas de la noche, máximo dos veces a la semana.

5. Mascarilla de arcilla contra el paño

mascarilla-arcilla-exfoliante-y-antimanchas-cutáneas

La arcilla es un producto exfoliante que se ha utilizado desde la antigüedad como tratamiento natural contra las manchas y las alteraciones cutáneas.

En este caso combinamos sus propiedades con el jugo de naranja y la zanahoria para hacer una limpieza de cutis natural contra el paño.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de arcilla en polvo (20 g).
  • El jugo de ½ naranja.
  • ¼ de taza de jugo de zanahoria (62 ml).

¿Qué debes hacer?

  • Primeramente humedece la arcilla con el jugo de media naranja y el jugo de zanahoria.
  • Después de obtener una pasta espesa, frota sobre las áreas manchadas de la piel y espera a que se seque.
  • Cuando adquiera una consistencia dura, enjuaga con agua tibia y retira con suaves movimientos circulares.
  • Finalmente repite su aplicación dos veces a la semana.

Visita este artículo: Bondades de la zanahoria que no conocías

6. Mascarilla de banana y yogur

Esta interesante mascarilla no solo brinda beneficios contra el melasma, sino que suaviza y humecta la piel sin alterar la actividad de sus glándulas sebáceas.

Ingredientes

  • 1 banana madura.
  • ¼ de taza de yogur natural (50 g).

¿Qué debes hacer?

  • En principio bate los dos ingredientes en la licuadora y aplícate la crema sobre las zonas manchadas.
  • A continuación deja que actúe 20 minutos, enjuaga y repite su uso 4 veces por semana.

¿Estás lista para probarlas? Recuerda que sus propiedades pueden actuar de forma diferente en cada caso, según la gravedad del problema. No obstante, debes procurar usarlas de forma continua para ver los resultados en poco tiempo. ¿A qué esperas?