Las 7 claves de la longevidad: ¿Las ponemos en práctica?

Valeria Sabater·
24 Julio, 2020
La mayoría de personas centenarias duermen en promedio unas 8 o 9 horas al día. Un sueño profundo es fundamental para disfrutar de un cerebro fuerte.

De momento, la ciencia no ha descubierto el modo en que la humanidad pueda llegar algún día a ser inmortal. De hecho, tampoco sabemos si realmente querríamos este privilegio. Todos buscamos la longevidad, pero lo más importante, sin duda, es tener calidad de vida y vivir muchos años con salud, equilibrio y felicidad.

Según datos estadísticos, en la actualidad, hay en el mundo cerca de 13.500 personas centenarias y se estima que dentro de 50 años la cifra se triplique. Ahora bien, la pregunta sería, ¿De qué modo podemos alcanzar esa longevidad, teniendo además una buena calidad de vida?

Hablemos hoy sobre ello. Estamos seguros de que el tema te va a interesar.

Algunos consejos para ganar longevidad:

1. Controla la ingesta de calorías diarias

bajo-en-grasa

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo recomendable es consumir entre 1.500 y 2.500 calorías por día. Muchas personas afirman que puede ser un proceso llevadero y ¿por qué no?, hasta fácil. No hay necesidad de someterse a ningún proceso de sufrimiento para lograr ingerir estos números.

Es importante resaltar que para lograrlo, logremos la convergencia entre varios puntos, entre estos podemos mencionar la reducción del consumo de azúcar, de bollería industrial, de refrescos y de la comida precocinada, sumado a ello, es recomendable mejorar nuestros hábitos alimenticios, es decir, comenzar a ingerir alimentos de calidad.

2. Brócoli, frutas, café y miel: excelentes acompañantes

manzana

¿Eres de las que no puede empezar el día sin una taza de café?. No hay necesidad de renunciar a ella. Por ejemplo, este estudio publicado por la Universidad de Valladolid, explica que, muchos de los beneficios del café se deben al contenido en cafeína que éste contiene de forma natural. Sin embargo, el café cuenta con multitud de sustancias bioactivas que ejercen un efecto, en su mayoría positivo, sobre el organismo.

Lo mismo ocurre con todas esas frutas ricas en antioxidantes como los limones, las manzanas o las peras, esenciales en tu día a día. Es decir, no debemos pensar en sacarlas o eliminarlas por completo de nuestras dietas. Se va a tratar siempre de una clave primordial: balance en su ingesta.

  • El consumo de zanahoria, brócoli y espinacas es también muy importante para tener una buena calidad de vida. Su alto contenido en alfa-caroteno se relaciona con un menor riesgo de muerte.
  • ¿Y la miel? Pues, es natural y se sugiere en muchas dietas. Funciona como endulzante, es rica en nutrientes y además, contiene propiedades antibióticas y energéticas adecuadas para cualquier edad.

3. ¿Manteca de cerdo?… una vez a la semana

Lee también: Lomo de cerdo en salsa de melocotón

Estamos seguros de que te has sorprendido con este dato. ¿Manteca de cerdo?. Según un estudio publicado en The Journal of Gerontology, si seguimos una dieta baja en calorías e incluimos en ella un poco de manteca de cerdo a la semana, obtendremos un alto alto contenido en ácido oleico, el cual ayuda a luchar contra la muerte celular de órganos como el hígado, los músculos y el esqueleto. No te cuesta nada y te ayudará a alcanzar una saludable longevidad.

4. Evita que la grasa se acumule en tu cintura

Grasa-abdominal

Es un peligro. La grasa abdominal es un indicador de un problema de salud que puede ocasionarnos graves enfermedades cardiovasculares. Evítalo, reduce el consumo de grasas trans y procesadas, haz ejercicios, bebe suficiente agua y cuida, sobre todo, tu tensión y tu colesterol.

Es importante resaltar que para poder perder grasa en el área del abdomen, pues es necesario mantener el famoso triángulo activo: dieta, entrenamiento y descanso.

De esta forma, mejorar la ingesta de calorías diarias debe basarse en aspectos como nuestro peso, edad y estatura. Sumado a ello, también el nivel y tipo de trabajo para que podamos someternos a un proceso de gasto calórico adecuado.

5. Caminar todos los días

Caminar

Te lo recomendamos muchas veces en nuestro espacio. Andar cada día entre 40 minutos y 1 hora, pone en marcha tu corazón, tus piernas, tus músculos… No lo dudes, encuentra ese ratito diario y respira aire limpio, aprovéchate de esa inyección de endorfinas que cuidarán de tu salud y que reforzarán tu sistema inmunológico.

Puede interesarte: ¿El deporte mejora nuestra vida psicológica?

El ejercicio físico es clave para la longevidad.

6. Duerme 8 horas al día

Lo que los gatos nos pueden enseñar en cuanto a dormir

Puede que este dato te sorprenda pero, casi el 70 % de las personas centenarias duermen un promedio de 8.5 horas diarias. Es decir, a las horas nocturnas le añaden también una media hora de siesta durante el día, que les ayuda también a mantenerse despejados y a afrontar la tarde con mayor energía.

Un sueño profundo y de calidad es clave para mantener una buena salud y para disfrutar de un cerebro fuerte y con sus capacidades cognitivas en buen estado. Y ahora dinos, ¿cuántas horas al día sueles dormir tú?.

7. Lee, juega, fortalece tus vínculos sociales

calorias

Una vida activa donde nunca dejemos de lado nuestras aficiones y donde mantengamos el interés por aprender cosas nuevas cada día nos ayuda a conservar un cerebro sano y fuerte.

Tampoco descuides tus emociones, puesto que una existencia sometida al yugo del estrés, o incluso de la infelicidad, es algo que te quita no solo calidad de vida, sino también salud y años. No es ninguna tontería.

Rodéate de personas significativas que sepan hacerte feliz, personas con las que reír, viajar y aprender cada día.

Llega un momento en nuestra vida en que tenemos que hacer balance y saber priorizar. Habrá cosas que debas dejar, e incluso personas a las que dejar de ver porque te hacen daño, porque no aportan “salud” a tu existencia.

La longevidad se alcanza sabiendo llevar una vida tranquila y en equilibrio con nuestro cuerpo y nuestras emociones. La aventura merece la pena.