Las 7 enfermedades más comunes en la mujer

Valeria Sabater·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli al
27 Diciembre, 2018
Además de generar algunas enfermedades físicas, la depresión es una de las afecciones que más suelen padecer las mujeres. No debemos dudar en pedir ayuda y confiar en que es un estado superable.

Una característica común en algunas mujeres es, por ejemplo, pasar gran parte del tiempo más preocupada por los demás que por sí misma. Es algo sin duda admirable pero, en ocasiones, podemos llegar al extremo de no atendernos como debemos.

A veces, pensamos que ese dolor o molestia en el pecho solo puede ser cansancio, también que ese dolor de cabeza solo es el estrés, y pensamos que esos ahogos matutinos no son más que preocupaciones. Podemos estar equivocadas, hay que estar alerta con ello.

Atiéndete, priorízate un poco más y recuerda también que, si tú no estás bien, no podrás hacer que los demás estén bien. Así que no te pierdas este artículo y descubre cuáles son las enfermedades más comunes en la mujer.

Enfermedades más prevalecentes en la mujer

1. La depresión

La depresión es una de las enfermedades más comunes, y según la OMS (Organización Mundial de la Salud), es la que más bajas laborales ha provocado. De acuerdo a este artículo, las mujeres están en mayor riesgo de depresión que los hombres, ya que estas suelen ser más vulnerables.

En ocasiones, los trastornos emocionales, las crisis personales o los problemas personales, derivan en este vacío que tanto cuesta gestionar.

Mujer con una flor rosa

La falta de energía, la tristeza recurrente, los trastornos del sueño, el cansancio, el dolor físico y musculoesquelético son unos pocos ejemplos asociados a este problema tan común que puede llegar cuando menos lo esperamos. No dudes nunca en pedir ayuda y en recordar que los momentos oscuros pasan para darnos grandes lecciones y enseñarnos a ser más fuertes.

2. Cáncer de mama

El cáncer de mama es otra de las enfermedades más comunes en la mujer. Ahora bien, debes tener en cuenta que en los últimos años están aumentando mucho los casos de cáncer de pulmón y el colorrectal en nosotras. Así que no descuides tus revisiones periódicas.

  • Si en tu familia existen casos de cáncer de mama, no dudes en iniciar tus revisiones antes de los 40 años, ya que es una enfermedad hereditaria, así como lo explica el resumen de este estudio. A partir de esta edad es necesario someterse a mamografías periódicas.
  • No olvides tampoco revisar tus mamas en busca de cualquier anomalía, ya sea pequeños bultos, cambios de color o textura de la piel.
  • Recuerda también que en los últimos años las tasas de supervivencia son muy elevadas. No obstante, sigue siendo una de las enfermedades más comunes en la mujer.

Lee también: Cómo hacerte un autoexamen de mamas

3. Los quistes ováricos

Los quistes ováricos pueden ser resultado del proceso habitual de la menstruación. Ahora bien, es necesario que nos sometamos también a revisiones periódicas con nuestro ginecólogo para controlar estos procesos a veces tan comunes.

  • Un quiste ovárico es el resultado de una concentración anormal de fluido en el ovario.
  • Aparecen durante nuestros años fértiles y no son comunes en la menopausia.
  • Entre los síntomas más habituales encontramos periodos menstruales irregulares, sangrado en medio de los ciclos o dolor en la zona abdominal o pélvica.
Mujer en la cama

4. Las migrañas

Las migrañas son cefaleas muy intensas que afectan solo a una mitad de la cabeza. Es un dolor pulsátil, acompañado de mareos y náuseas, que nos obliga a tener que buscar el descanso en lugares con penumbra.

Puede durar horas y, por lo general, es un trastorno hereditario.

  • La causa estaría en el nervio trigémino y en las ramas de este nervio que conecta con los vasos sanguíneos de las meninges, que son el tejido que recubre el cerebro.
  • Determinados alimentos, el estrés y la tensión emocional pueden inflamar estas estructuras y ocasionar la migraña. No dudes en controlar los desencadenantes y en seguir las pautas de tu médico.

5. Cuidado con los problemas cardíacos

Los causas más comunes de problemas cardíacos, según muchos estudios que se han realizado a través del tiempo, son:

  • El tabaco
  • La diabetes
  • El colesterol
  • La obesidad
  • La hipertensión
  • Llevar una vida sedentaria

Debes estar alerta a ese cansancio recurrente, a esos ahogos cada vez que subes escaleras, o a cualquier dolor opresivo en el pecho.

Lee también:  cuáles son las propiedades curativas del limón

6. El colon irritable

El síndrome del colon irritable es un trastorno del tubo digestivo que cursa con dolor abdominal e inflamación. Y que puede producirnos episodios alternos de diarrea o estreñimiento.

Es otra de las enfermedades más comunes en la mujer. Y casi siempre está asociada al estrés, los cambios hormonales y a los problemas emocionales. Suele hacer su primera aparición entre los 15 y los 25 años, y es habitual que la suframos entre una o dos veces al mes.

7. Problemas de tiroides

cáncer-de-tiroides

Los trastornos asociados a la glándula tiroides son también una de las enfermedades más comunes en la mujer. Los primeros indicios suelen aparecer entre los 25 y los 35 años, y lo notaremos en los siguientes aspectos:

  • Cambios de peso, adelgazar o engordar sin saber muy bien por qué.
  • Tener frío a destiempo y cuando no toca o sentir ahogos en épocas invernales son situaciones también muy comunes.
  • Pérdida de cabello, problemas de sueño, cansancio, retenciones de líquido…
  • El hipotiroidismo o el hipertirodismo son enfermedades que requieren un tratamiento específico. Siempre complementado con una alimentación adecuada, y mucho ánimo.
  • Muchas veces hemos de hacer frente a un aspecto físico que no reconocemos debido a esas alteraciones metabólicas, de ahí también la dureza de esta enfermedad asociada a la tiroides.

Te invitamos a leer el don de ser mujer después de lo 40

Para concluir, como mujeres, es necesario no olvidar nunca la atención a nosotras mismas, el establecer revisiones periódicas con nuestros médicos y dar importancia a cada síntoma, a cada molestia recurrente.

¡Nunca dejes tu salud para el día de mañana. Sé feliz y atiéndete como mereces desde hoy!.