Las 7 principales causas de infertilidad femenina

¿Sabías que el sistema inmunitario puede ser el culpable de la infertilidad femenina? Tus anticuerpos reaccionan ante un componente extraño y lo atacan, por lo que no se produce la fecundación

¿Tu pareja y tú estáis buscando concebir un bebé pero no lo lográis? Debéis saber que es algo muy común por diversos factores.

Sin embargo, antes de desanimarse es importante entender que hay varios motivos de la infertilidad femenina.

Aquí te diremos los más comunes. Lo importante de todo esto es conocerlos para actuar en consecuencia. Algunos de ellos son relativamente fáciles de combatir aunque necesitarán de tratamiento médico.

1. Problemas de ovulación

Tipos de visita al ginecólogo

Los problemas de ovulación se presentan cuando los óvulos no maduran en el interior de los ovarios, o cuando los ovarios no pueden liberar un óvulo maduro.

Este trastorno es una de las causas de infertilidad femenina más comunes. Entre los síntomas puedes presentar están:

  • Períodos menstruales poco frecuentes o ausentes
  • Sangrado demasiado leve o abundante
  • Ausencia de los síntomas previos a la menstruación (como inflamación o sensibilidad en los senos)

La solución a este problema suele ser la ingesta de ciertos medicamentos. Debido a que cada organismo es distinto, debes acudir con tu médico para que evalúe tus características y te recete los medicamentos adecuados.

También es importante que no te desesperes ni trates de cambiar las dosis o probar nuevos medicamentos. Recuerda que el cuerpo requiere de algún tiempo para adaptarse.

Ver también: Cómo aumentar la fertilidad femenina

2. Endometriosis

La endometriosis es otra de las causas de infertilidad femenina. Es una enfermedad benigna que afecta a las mujeres en su edad productiva.

Se trata de un trastorno inflamatorio que ocasiona adherencias entre los órganos.

Lo extraordinario de estas adherencias es que son de tejido que normalmente crece en el interior de la cavidad uterina, pero en esta ocasión están fuera.

Algunas mujeres no presentan síntomas y pueden pasar toda su vida sin experimentar problemas.

Otras, sin embargo, tendrán molestias como:

  • Dolor o calambres excesivos en sus períodos menstruales
  • Relaciones sexuales dolorosas
  • Sangrado o manchado fuera del período menstrual
  • Dolor pélvico
  • Sangrados más abundantes de lo común

Si experimentas estas molestias o aún no deseas tener hijos y no has acudido con el ginecólogo, es buena idea que vayas a un chequeo de rutina.

Además de ayudarte a controlar las molestias, te dará las sugerencias oportunas para evitar problemas al intentar un embarazo.

En caso de que no presentes síntomas pero tu mamá, abuela, tías o hermanas hayan tenido este problema, debes avisar a tu ginecólogo.

3. Edad

Anti-edad

La edad es uno de los grandes determinantes al hablar de infertilidad femenina. La oportunidad de concebir un bebé disminuye gradualmente conforme aumenta tu edad.

Por desgracia, este es un factor que aún no se puede combatir y al final, el cuerpo es una máquina. Conforme envejece, algunos procesos cambian.

  • Lo ideal es que trates de embarazarte entre los 22 y 35 años si estás sana.
  • En caso de vivir con una enfermedad crónica, pregunta a tu ginecólogo si hay algún rango de edad distinto. Podría darse el caso de que los 30 o 31 años ya representen un problema para mujeres con diabetes.
  • Asimismo, para algunas mujeres no es ningún problema embarazarse después de los 35 años.

Te recomendamos leer: El embarazo después de los 35 años

4. Síndrome de ovario poliquístico

La cuarta de las causas de infertilidad femenina es un trastorno derivado de un desequilibrio de las hormonas sexuales femeninas. Suele ocasionar cambios en el ciclo menstrual y quistes en los ovarios.

Los folículos pequeños de los ovarios no se desarrollan lo suficiente como para madurar, lo que impide la liberación de los óvulos. Entre los síntomas más comunes de esta enfermedad se encuentran:

En este caso es importante que tu médico pida algunas pruebas hormonales y que realice otros exámenes de rutina. Además, debes hacer algunos cambios en tu estilo de vida para combatir el problema.

5. Tu sistema inmunitario combate y elimina el esperma

Tu sistema inmunitario combate y elimina el esperma

Las respuestas inmunitarias entre algunos tejidos en tu aparato reproductor pueden ocasionar infertilidad. Lo más común en estos casos es que haya anticuerpos actuando en contra de componentes del tejido ovárico.

La forma de combatir esto varía según lo fuertes que sean esos anticuerpos y solo tu médico puede indicarte la mejor opción. Aunque esta causa de infertilidad femenina puede causarte problemas, al final, implica que tu cuerpo es muy sano.

6. Lesiones en las trompas de Falopio

En condiciones normales, las trompas de Falopio actúan como una caña de pescar: toman al óvulo liberado en el periodo de ovulación, transportan a los espermatozoides hacia el óvulo y conducen al óvulo fertilizado hacia el útero.

En cambio, cuando hay daño en las trompas, suele haber obstrucciones o adherencias que impiden el proceso de implantación del óvulo.

Este tipo de lesiones pueden ser provocadas por:

Estas lesiones no solo ocasionan infertilidad femenina. También son una de las causas de los embarazos ectópicos. Estos son aquellos que se desarrollan por fuera de la cavidad uterina o en el interior de la trompa de Falopio.

7. No tienes suficientes relaciones sexuales en el momento adecuado

9 tips para una relación sexual más placentera

Dejando de lado los factores médicos, la infertilidad femenina también puede deberse a las pocas relaciones sexuales o a que las que tenéis en pareja no se dan en el momento oportuno.

Es importante recordar que no todos los días del mes eres fértilSi tienes dudas de cuándo es el mejor momento, pregunta a tu médico.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar