Las 8 mejores formas de facilitar la digestión

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la fisioterapeuta y nutricionista Sofía Quintana Alonso el 9 enero, 2019
Carolina Betancourth · 9 enero, 2019
Tómate tu tiempo para comer, y no te distraigas con otras actividades. Es muy importante masticar bien los alimentos para facilitar el trabajo del estómago y mejorar la digestión

La digestión es un proceso vital para nuestra vida y cualquier alteración en la misma puede derivar en trastornos de salud. Por eso, es necesario conocer qué actitudes o hábitos podemos adquirir para facilitar la digestión.

En la actualidad, muchas de las enfermedades que se diagnostican a diario tienen algo que ver con problemas en la digestión o las llamadas digestiones pesadas.

Estas generan metabolitos que provocan intoxicación en todo el organismo, grasa en mal estado y ácidos que van a parar a los sistemas principales del cuerpo y, por lo tanto, impiden su funcionamiento óptimo.

8 maneras de facilitar la digestión

Son muchas las razones que pueden ralentizar el proceso digestivo y disminuir la capacidad del cuerpo para absorber los nutrientes y eliminar los desechos. Pero, independientemente de ello, es muy importante prestarle la suficiente atención al problema antes de que desencadene en otros trastornos más graves.

Por esta razón, hoy vamos a compartir las 8 formas más efectivas para facilitar la digestión y restablecer el funcionamiento general del sistema gastrointestinal.

1. Comer en un lugar tranquilo

A día de hoy, el lugar para comer ha cambiado, pues muchas personas han perdido la buena costumbre de alimentarse en el comedor por ir a otro lugar de la casa a ver televisión o estar cerca del computador.

Distraerse mientras se ingieren los alimentos o someterse a otros tipos de tensión emocional puede ralentizar el funcionamiento digestivo.

¿Quieres conocer más? Lee: Decálogo para mantener un sistema digestivo sano

2. Llevar una dieta equilibrada

Llevar-una-dieta-equilibrada

La adopción de una dieta equilibrada debe proporcionar al organismo todos los nutrientes esenciales en su justa medida y de la manera adecuada.

Las frutas y verduras proporcionan al organismo minerales, vitaminas y fibra para el buen funcionamiento de cada órgano. Por lo tanto, se recomienda consumir diariamente cinco raciones de estos alimentos, ya que facilitan el proceso digestivo y refuerzan el sistema inmunológico.

3. Masticar bien los alimentos

No tomarse el tiempo suficiente para masticar y deglutir los alimentos de forma correcta es uno de los errores más comunes y dañinos que se cometen contra el sistema digestivo.

Cuando un alimento no está bien masticado, el estómago tiene que trabajar el doble para poder procesar todo lo que recibe y enviarlo hacia los intestinos.

4. Beber y comer al mismo tiempo

Beber y comer al mismo tiempo puede provocar sensación de saciedad cuando apenas se está empezando a comer. Ideal para sentirnos llenos antes, si lo que queremos es comer menos.

5. Tomar agua

Tomar-agua

Todo el proceso de digestión requiere de ciertas cantidades de agua o líquido para poder realizar la mezcla correcta de los alimentos, y de este modo estimular su eliminación.

Además, estar deshidratados hace que las heces sean más compactas, lo que dificulta su excreción y da lugar al estreñimiento.

6. Regular el horario de las comidas

Se deben respetar los horarios habituales de alimentación que se deben distribuir en 3 comidas principales durante el día (mañana, mediodía y tarde-noche).

No olvides leer: El riesgo de saltarse comidas con la idea de perder peso

7. Comer fibra

Comer-fibra

Este nutriente esencial se encuentra de forma natural en una gran cantidad de alimentos y lo ideal es consumirlo todos los días para que el aparato digestivo trabaje de forma óptima y los intestinos mantengan su movimiento normal.

Entre los alimentos ricos en fibra cabe destacar:

  • Lechuga.
  • Acelga.
  • Zanahorias crudas.
  • Espinaca.
  • Remolacha.
  • Brócoli.
  • Calabaza.
  • Manzanas.
  • Bananas.
  • Papaya.
  • Melocotones.
  • Mandarinas.
  • Ciruelas.
  • Avena.
  • Cereales integrales.

 8. Tomar infusión de manzanilla e hinojo

Por sus propiedades antiinflamatorias, la infusión de manzanilla es ideal para facilitar la digestión de forma natural. Además, ayuda a combatir esa molesta hinchazón en el vientre.

Por su parte, el hinojo resulta apropiado para prevenir y tratar los gases o flatulencias.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 5 g de hinojo (una cucharadita)
  • 5 g de manzanilla (una cucharadita)

¿Cómo prepararla?

  • Primero, pon a hervir la taza de agua y cuando llegue a ebullición, agregarle la cucharadita de hinojo y la de manzanilla, y deja que se realice la decocción durante 3 minutos adicionales.
  • Pasado el tiempo recomendado, retira del fuego, deja reposar, cuela y bebe después de ingerir comidas copiosas o ante los primeros síntomas de indigestión.

Pesadez, gases, acidez, pon en marcha estos consejos para facilitar la digestión y evita desde hoy estos problemas.

  • Pedersen, A. M., Bardow, A., Jensen, S. B., & Nauntofte, B. (2002). Saliva and gastrointestinal functions of taste, mastication, swallowing and digestion. Oral Diseases. https://doi.org/10.1034/j.1601-0825.2002.02851.x

  • NIH. (2010). The Digestive System and How it Works. Dietary Guidelines for Americans.

  • Boman FT, Carneiro F, Hruban RH, T. N. (2010). WHO Classification of Tumours of the Digestive System, 4th edn. France: IARC. https://doi.org/10.1002/jcu.22189