Las alergias a las medicinas más comunes

Nuria · 5 enero, 2013
Ante el menor signo de alergia debemos suspender el tratamiento y ponerlo en conocimiento del especialista para que revise nuestro caso y nos recete algún fármaco alternativo

Las medicinas, pese a ser un remedio al cual estamos acostumbrados, tienen sus propios efectos adversos, y crean más alergias en las personas de lo que nos podemos pensar. Sin embargo, muchas de ellas cursan con síntomas leves los cuales ni vemos.

Medicinas que suelen provocar alergias

Dentro de la gran variedad de medicinas que nos pueden provocar alergias, hay algunas que tienen más facilidad por hacerlo debido a la composición con la que están hechas. En este grupo, podemos incluir los siguientes medicamentos:

  • La penicilina
  • Antibióticos de cualquier tipo
  • Los anticonvulsivos
  • La insulina
  • Los medios de contraste, usados en los rayos X
  • Las sulfamidas

Síntomas de las alergias

Como cualquier tipo de alergia, la alergia a los medicamentos no tiene síntomas distintos de las demás, aparte de los efectos adversos que puedan provocar y los que podremos ver  en el prospecto de cada una de las medicinas que tomamos. Los síntomas de las alergias y, en este caso, de la alergia a los medicamentos, se pueden separar en síntomas leves, moderados y graves.
Los síntomas leves que podemos apreciar en cualquier alergia, pero en especial en una alergia a fármacos son:

  • Urticaria o ronchas en la piel: este es el síntoma más leve y, si la alergia no es grave, se retirará una vez dejemos el tratamiento con el fármaco. Además, puede darse en una cantidad tan pequeña que muchas veces ni asociaremos un pequeño escozor al medicamento, pero hay que ir con cuidado con los bebés cuando se les trate con ellos y asegurarse que no sale ninguna de estas ronchas, con o sin inflamación.
  • Picazón: este síntoma es de los más comunes y la picazón se suele sentir en cualquier parte de la piel y en los ojos.
  • Erupciones cutáneas: después de la urticaria, pueden aparecer pequeñas erupciones cutáneas que suelen molestar mucho.

Entre los síntomas de las alergias moderados, podemos encontrar:

  • Las sibilancias.
  • La hinchazón en los labios, lengua y en la cara: este es un síntoma que, si no se trata, puede desarrollar en grave, pues si la hinchazón aparece en la boca o en el cuello y no se rebaja, el afectado empezará con problemas para respirar.
  • Fiebre: la fiebre es un indicativo de que alguna cosa no está funcionando y, cuando esta aparezca y nos estemos tomando un medicamento, debemos suspender el tratamiento de inmediato y visitar a un médico.
  • Diarrea: se debe controlar el tiempo en el que la persona está en esta situación, pues de no suspenderse el tratamiento puede desarrollar en problemas más graves.
  • Confusión.

Los síntomas graves de una reacción alérgica son el shock o la anafilaxia. Este es el estado más grave de una alergia y requiere de atención médica de inmediato. Los síntomas de que la persona está teniendo un shock anafiláctico son:

  • Dolor fuerte en la parte del abdomen.
  • Estado de confusión y desmayo.
  • Dificultades para poder respirar bien.
  • Ronchas y erupciones en la piel.
  • Fiebre.
  • Mareos.
  • Palpitaciones y pulso rápido.

No debemos olvidar que las alergias pueden aparecer por cualquier motivo, y que los medicamentos, pese a estar hechos para ayudarnos a solucionar ciertos problemas, no están exentos de podernos producir estas alergias. Debemos estar pendientes de todos los síntomas raros que sintamos cuando empezamos con una medicación y, en el caso de los niños y de los bebés, debemos extremas las precauciones y observar la piel en ellos en todo momento.

Imagen cortesía de cyberprimo