Las bebidas gaseosas son perjudiciales para nuestra salud

Más allá de que puedan contener azúcar u otro edulcorante, lo peligroso de los refrescos es el gas, ya que afecta al sistema cardiovascular y también tiene consecuencias en los huesos

Es muy alto el consumo de bebidas gaseosas en el mundo, sobre todo por las grandes campañas publicitarias que se realizan y por el uso de sustancias adictivas que utilizan. Hay muchas razones para deducir que las bebidas gaseosas son perjudiciales para nuestra salud.

Es bien conocido hoy en día por la mayoría de los consumidores de bebidas gaseosas, la cantidad de tóxicos que contienen, entre ellos, el azúcar refinado, cafeína, saborizantes artificiales…

Pero poco se informa a la sociedad por parte de la industria alimentaria y de los responsables de salud gubernamentales de los graves perjuicios que tiene el consumo de este tipo de bebidas carbonatadas. Vamos a intentar detallar por partes en que perjudican la salud, dejando claro que toda bebida con gas es nociva para el organismo.

Los azúcares en refrescos

Las bebidas gaseosas tienen normalmente enormes cantidades de azúcar refinada. Puede ser sacarosa o fructosa extraída del maíz transgénico. Cualquiera de las dos resulta nociva a partir de pequeñas cantidades que cualquier refresco supera fácilmente.

No nos referimos solo a la obesidad, sino que este tipo de sustancias producen deficiencia de nutrientes en nuestro organismo, favoreciendo el poder desarrollar tumores y aumento de grasa corporal.

Incluso si no llegamos a desarrollar problemas realmente serios, como mínimo, las bebidas gaseosas son perjudiciales porque disminuyen las defensas del sistema inmunitario.

El azúcar y las bebidas gaseosas son perjudiciales

Es raro aquel que lleva una dieta estricta baja en azúcares o calorías. Por eso no decimos que uno no pueda tomar un día un refresco o una cerveza, pero no hacer de ello un hábito ni una costumbre si se quiere llevar una vida saludable.

Si ya tenemos algún desequilibrio de salud, eliminar de nuestra vida las bebidas gaseosas debería ser lo primero en corregir pues la ingesta de excesivos azucares hacen proliferar a gran velocidad todo tipo de trastornos internos. Y no hablamos de cualquier cosa, diabetes, problemas cardíacos y cáncer de todo tipo viven y crecen más rápido alimentados por los azúcares artificiales.

Lee también: Elimina los gases de manera natural con estos ejercicios

Los edulcorantes en refrescos

Si la bebida lleva edulcorantes, solucionamos un problema para generar otro. Casi todos los edulcorantes que se consumen en el mercado son de síntesis química y está demostrado su efecto tóxico en grandes cantidades o tras largo tiempo de consumición.

La sacarina, el ciclamato y el aspartamo son tan perjudiciales para la salud como los azucares refinados y a veces incluso más nocivos.

Las bebidas gaseosas son perjudiciales, incluso si contienen stevia

La stevia podría ser la alternativa a la hora de buscar un edulcorante saludable, si se compra integral para endulzar limonadas es entonces muy beneficioso, tiene muchísimas propiedades pro-salud.

Otra buena opción como edulcorante saludable sería el yacón, un producto natural que, en lugar de transformar sus carbohidratos en glucosa al ingerirlo, los transforma en inulina, una fibra dietética. Lo cual convierte al yacón en un edulcorante perfecto para personas con problemas de diabetes o azúcar en sangre.

Pero las grandes compañías de refrescos y bebidas no están por la labor de invertir en salud, pues lo perjudicial hasta ahora es mucho más barato. Oscuros son los hilos que nos gobiernan.

Lee también: Las bebidas gaseosas dulces dañan nuestro cuerpo y te mostramos cómo

Las bebidas gaseosas son perjudiciales

Pero da igual que la bebida sea alcohólica o no, que tenga azúcar o no lo tenga, si la bebida es carbonatada es perjudicial para la salud por el gas, pues se sabe que el gas afecta seriamente al sistema cardiovascular.

Si añadimos que en la mayoría de los casos el resto de sus componentes ayudan a provocar caries, osteoporosis, diabetes, obesidad, enfermedades cardíacas, enfermedades renales y sin entrar en los aspectos psíquicos de la cafeína y otros aditivos, vemos necesario una reflexión sobre porque bebemos estas sustancias nocivas cuando lo que el cuerpo precisa y en gran cantidad es agua.

Las bebidas gaseosas son perjudiciales en cualquier caso

¿No es acaso un lujo tener en la nevera una botella de agua pura mineral que se recogió en una fuente de alta montaña? Si bebiéramos un litro de agua en ayunas media hora antes de desayunar y otro a lo largo del día, multitud de problemas en nuestro cuerpo quedarían disueltos y prevenidos. Así de fácil, así de sano.

  • Bartlett M, R. L. (2016). Efectos secundarios de bebidas carbonatadas en piezas dentales en jóvenes adultos de la ULACIT, 2015. Revista Electrónica de La Facultad de Odontología9(1), 2–28. Retrieved from http://www.ulacit.ac.cr/files/revista/articulos/esp/resumen/133_article1idental9.1.pdf
  • Silva O, P., & Durán A, S. (2014). Bebidas azucaradas, más que un simple refresco. Revista Chilena de Nutrición41(1), 90–97. https://doi.org/10.4067/S0717-75182014000100013
  • Velázquez, J. (2012). PROBLEMAS DE SALUD OCASIONADOS POR LOS ADITIVOS, PRESERVATIVOS, COLORANTES Y SABORES ARTIFICIALES, HORMONAS Y. Universidad Interamericana de Puerto Rico. Retrieved from http://www2.ulpgc.es/hege/almacen/download/6/6710/Problemas_de_salud_ocasionados_por_los_aditivos.pdf