Las bondades de la leche y el agua de coco

Para obtener los máximos beneficios tanto de la leche como del agua de coco es conveniente que, respectivamente, la preparemos en casa y la extraigamos del fruto

La leche y el agua de coco son dos bebidas ricas y repletas de nutrientes que podemos disfrutar en cualquier época del año, aunque no vivamos en la Polinesia o en el Caribe (donde se cultiva en abundancia).

En este artículo te contamos cuáles son las bondades de ambas y por qué deberías consumirlas.

Las maravillas que contiene el coco

La fruta del cocotero (árbol que pertenece a la familia de las palmeras) está cubierta por una cáscara dura y una capa carnosa en el interior.

En sánscrito es conocido como “kalpa vriksha” que quiere decir “árbol con todo lo necesario para vivir”, debido a que se pueden emplear todas sus partes.

Un solo cocotero puede dar hasta 180 cocos en un año (los frutos necesitan 12 meses para madurar).

Es muy importante saber la diferencia entre la leche y el agua de coco.

  • La primera se realiza rallando y remojando la carne de la fruta en agua caliente. Luego se pasa por una muselina. El líquido resultante es la leche y la pulpa que queda se usa para postres.
  • Por su parte, el agua de coco se encuentra dentro del fruto cuando no está maduro (cuando es de color verde). A medida que se va tornando marrón el interior se convierte en pulpa.

Ver también: Bebida de coco, piña y jengibre para perder peso y eliminar líquidos

Beneficios de la leche de coco

10 tips para aprovechar el agua, la pulpa y la cáscara del coco

Se trata de una bebida de origen vegetal que puede reemplazar los lácteos en personas intolerantes a la lactosa o bien que llevan una dieta vegana.

Tiene grasas saludables, vitaminas y minerales y casi no contiene azúcar.

Los beneficios más destacados de la leche de coco son:

1. Evita la anemia

Un vaso (200 ml)de leche de coco aporta la cuarta parte del hierro que necesitamos a diario.

Esta recomendado para pacientes anémicos cuyo organismo no puede formar suficiente hemoglobina como para mantener los niveles normales de oxígeno en sangre.

2. Reduce los calambres

Leche de coco

La leche de coco es rica es magnesio y por ello trata los calambres y dolores musculares.

  • Es ideal para los deportistas o personas que realizan alguna actividad donde la contracción de los músculos es excesiva.
  • Esta bebida bloquea la sobrestimulación de calcio (responsable de que se activen las células nerviosas y provoquen calambres).

3. Permite bajar de peso

Esto se debe a que, por un lado, contiene una buena dosis de fibra que puede servir para evitar el estreñimiento. Por otra parte, la leche de coco tiene menos calorías y azúcar que la leche de vaca.

4. Baja la presión arterial

leche de coco

El encargado de esta propiedad es el potasio. Se aconseja que aquellas personas que sufren de hipertensión consuman una taza de leche de coco al día.

5. Refuerza el sistema inmunitario

Si últimamente te has enfermado más de lo habitual quizás se deba a que tus defensas no están en los niveles normales.

Para revertir la situación puedes beber leche de coco en el desayuno que mantendrá saludable tu sistema inmunitario gracias al aporte de vitamina C.

6. Fortalece los huesos

Aceite de coco virgen extra

Aunque la leche de coco no tiene la misma cantidad de calcio que la leche vacuna sí aporta fósforo. Este nutriente es esencial para reforzar la salud ósea.

Es recomendable que tanto los niños como los ancianos disfruten de esta bebida para ayudar en el desarrollo y evitar fracturas o descalcificación, respectivamente.

Te recomendamos leer: 8 trucos naturales para fortalecer tus huesos

Beneficios del agua de coco

Esta bebida compuesta en un 94% por agua es realmente refrescante e ideal para el verano. Tiene potasio, manganeso, magnesio y muchos nutrientes más.

Los principales beneficios del agua de coco son:

1. Es hidratante

Agua de coco

Cuando hace calor, si hacemos deporte o no solemos consumir agua porque nos “aburre”, el agua de coco puede ser una excelente opción para hidratarnos.

La buena noticia es que, además, aporta electrolitos y muchos minerales, por lo que evita la deshidratación típica del verano.

2. Es antioxidante

El agua de coco tiene la capacidad de reducir los daños provocados por los radicales libres. Estas moléculas reactivas causan estrés oxidativo y pueden ser un factor de riesgo en varias enfermedades.

Si bien el organismo tiene la capacidad para hacerles frente, una dosis adicional de antioxidantes nunca viene mal.

3. Es digestiva

agua-de-coco

Protege el aparato digestivo y evita muchos de los típicos trastornos estomacales e intestinales que sufrimos en la actualidad. Por ejemplo, sirve para tratar y aliviar la indigestión, la diarrea, los parásitos o el estreñimiento.

4. Es diurética

La retención de líquidos (o edema) puede estar causada por diferentes motivos: sedentarismo, ingesta excesiva de sal, dietas desequilibradas, etc.

El agua de coco nos aporta potasio, un mineral que reduce los niveles de sodio en el organismo. Gracias a este nutriente podemos eliminar las toxinas a través de la orina.

5. Evita la formación de cálculos renales

agua de coco

Cuando los restos de minerales se cristalizan en los riñones aparecen lo que se conoce como “cálculos”.

Una buena manera de evitar su formación es bebiendo agua de coco. Esta bebida facilita la expulsión de las piedras a través de la orina.

6. Retrasa el envejecimiento

El agua de coco tiene un efecto antienvejecimiento que no podemos dejar de lado.

Esto se debe a que aporta una buena dosis de citoquininas. Estos compuestos vegetales están relacionados con la ralentización del proceso de envejecimiento en las células.

Te puede gustar