Las causas del insomnio infantil

Raquel Lemos 18 septiembre, 2016
Los niños requieren de unas pautas y unas rutinas para desarrollarse correctamente. El insomnio infantil puede ser fruto de una falta de estas, o de una desestructuración en las mismas

Dormir es una necesidad fisiológica, al igual que comer o beber. Pero, ¿qué ocurre cuándo nuestro hijo no quiere o no puede dormir? Tal vez estamos hablando de insomnio infantil.

Existen numerosos motivos por los que, a veces, no podemos dormir. En ocasiones es el estrés, otras las preocupaciones, pero ¿qué es lo que puede afectarle a un niño?

Descubre: ¿Cómo podemos dormir y descansar mejor?

Hoy hablaremos de algunas de las causas que pueden provocar el insomnio infantil para así poder solucionarlas lo antes posible.

El insomnio infantil y sus motivos

niña-con-sueño

Como bien hemos dicho antes, uno de los motivos por los que nosotros podemos sufrir insomnio es el estrés y, aunque no lo creas, los niños también pueden padecerlo.

No obstante, existen muchos más motivos relacionados con los niños que pueden estar provocando su insomnio. En muchos de ellos, los padres tienen su parte de culpa.

¿Vamos a descubrirlos?

1. Ambiente familiar inestable

Insomnio-infantil

Los más pequeños necesitan una estabilidad familiar. El hecho de no tenerla pueden causarles varios problemas, no solo en el momento actual, sino también en el futuro.

Uno de los síntomas de que algo no anda bien en casa es el insomnio. Es la forma en la que al niño le afecta lo que pasa en casa. Tal vez, los padres se están divorciando o están viviendo un gran estrés.

Todo esto se contagia y se ve absorbido por los más pequeños.

Además, los progenitores aún no son conscientes de que deben pasar tiempo de calidad con sus hijos. El trabajo y las responsabilidades evitan que les presten la debida atención.

Lee: 7 comportamientos tóxicos de los que no son conscientes los padres

Esto puede causar un sentimiento de abandono por parte de los niños que se ven con padres ausentes, aunque físicamente estén con ellos.

¿Sabes algo más? Si estos padres ausentes no se hacen responsables, tampoco, del horario de sueño de sus hijos, estos también desarrollarán insomnio.

Los niños necesitan unos hábitos de sueño, nada de irse cada día a una hora diferente a la cama o quedarse en el sofá a dormir. Hay que ser responsable con el horario que tienen para dormir.

2. Hiperactividad y nerviosismo

nina-llorando-en-cuna

Los motivos del insomnio infantil en ocasiones vienen dados por temas de hiperactividad y nerviosismo que los niños pueden padecer.

Este nerviosismo puede verse acentuado dependiendo de la época en la que se encuentren, es decir, en la etapa de desarrollo en la que se encuentran.

Sabemos que hay una edad en la que a los niños les gusta llevar la contraria, quieren ir al baño constantemente, tienen una sed que parece irreal…

Esto suele ocurrir entre los 2 y los 3 años, una época difícil en la que todo padre debe lidiar con hijos que no se quieren vestir rápido para ir al colegio, que tienen problemas para comer y muchas otras situaciones más.

No te pierdas: Lo mejor para educar niños buenos es hacerlos felices

Hay que descubrir si todo esto no es una demanda de atención. Tal vez nuestros hijos nos están haciendo saber que no estamos pasando tiempo con ellos, que apenas les estamos haciendo caso.

Si se comportan así y esto influye en su sueño, hay que descubrir la causa que lo está provocando.

3. Ansiedad por separación

ansiedad por separación

Como bien mencionábamos al principio, un divorcio puede ser una de las causas del insomnio infantil, pero por varias razones.

Puede que, si la situación no es pacífica, si hay discusiones, peleas o si los padres intentan luchar por quedarse con el hijo, el niño termine sufriendo y esto afecte a su descanso.

También puede ser que el niño haya tenido un exceso de atención y, en estos momentos, sus padres se estén centrando en todo menos en él.

Otro de los motivos puede ser la causa de una educación sobreprotectora que, en un caso como este, puede provocar el terrible insomnio infantil.

Antes de irte descubre: Remedios naturales para dormir

Todos estos motivos no tienen su solución en las pastillas para dormir. Quizás os las recomienden para vuestros niños pero, en la medida de lo posible, evitadlas.

Las pastillas para dormir pueden empeorar el problema si no se usan adecuadamente, es posible que tu hijo no pueda volver a dormir si no se toma la pastilla.

Igualmente, siempre es mejor solucionarlo de forma natural y, eso sí, investigar bien cuál es el problema.

Mirar hacia otro lado no será una buena estrategia.

Te puede gustar