La gastritis, ¿por qué la padecemos?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por José Gerardo Rosciano Paganelli el 2 diciembre, 2018
Aydee Castaño · 19 enero, 2014 · Última actualización: 5 febrero, 2019 5 febrero, 2019
Al igual que es muy importante llevar una alimentación sana y equilibrada debemos tener cuidado con la ingesta de medicamentos, ya que pueden llegar a irritar la mucosa gástrica

La gastritis es la inflamación de la mucosa del estómago, y puede ser una dolencia aguda o crónica. En este artículo descubriremos más sobre este mal tan común.

Cuando padecemos de una gastritis, ya sea crónica o aguda el médico que nos trata nos recomendará un examen llamado endoscopia, en esa prueba se ve claramente el daño producido por la gastritis, pues en él zona afectada por la inflamación se ve muy enrojecida. De esta manera mediante este examen, el médico se da cuenta de la gravedad de la misma.

Cuando se presenta una gastritis es muy posible que se afecte todo el estómago o que simplemente esté afectado sólo una parte. Si es así, el tratamiento realizado a tiempo será mucho más efectivo.

¿Qué causa la gastritis y cuáles son los factores de riesgo?

Hace más de veinte años unos investigadores Australianos llamados Robin Warren y Barry Marshall, descubrieron que tanto las úlceras, las gastritis y duodenitis estaban estrechamente relacionadas con una bacteria que en ese tiempo se llamaba Campylo-bacter pylori y que hoy tiene el nombre de Helicobacter pylori (HP).

Hasta aproximadamente el año 1982 se creía y casi se aseguraba que las úlceras gastroduodenales eran causadas en su gran mayoría por el estrés, un problema que afecta a muchas personas en todo el mundo y cada vez con más fuerza. La principal razón de esto es el estilo de vida, que al pasar el tiempo se vuelve más complicado. El estrés estimula el sistema nervioso y este facilita una producción excesiva de jugos gástricos con mucho contenido de ácido clorhídrico que al ser corrosivo daña el tejido celular.

Actualmente hay datos que arrojan unas estadísticas claras:  la bacteria de Helicobacter pylori es la culpable de, por lo menos, un noventa por ciento de las úlceras intestinales y de un ochenta por ciento de las estomacales.

Causas complementarias

Gastritis

  • Malos hábitos alimenticios.
  • El consumo indiscriminado de medicamentos como las aspirinas o el piroxicam, entre otros.
  • Abuso de medicamentos antiinflamatorios.
  • El estrés.
  • Por infecciones virales o bacterianas.
  • Por radiaciones.
  • Alimentos muy picantes.
  • Por el consumo elevado de alcohol, cafeína y nicotina.
  • El uso simultáneo de dos o más medicamentos antiinflamatorios.
  • Haber sufrido de una úlcera sangrante.

Te interesa: Las 3 mejores infusiones naturales para la gastritis

Los síntomas de la gastritis

En muchas ocasiones no se presenta ninguno síntoma, pero en la mayoría de las personas que padecen de gastritis sufren de ardor y dolor en el epigastrio, este es acompañado de náuseas y mareos.

En ocasiones, los síntomas de reflujo y acidez estomacal son relacionados a la gastritis. Los ardores que se sienten en el epigastrio pueden desaparecer en poco tiempo algún lácteo bebido.

Dos horas después de haber comido los alimentos pasan al duodeno y el ácido clorhídrico utilizado en la digestión queda en el estómago haciendo que los síntomas sean mucho más fuertes.

Otro síntoma que puede aparecer es dolor en la parte superior del abdomen, dolor que puede empeorar en el momento de comer, provocando indigestión, perdida del apetito, vómitos con sangre o con un material muy parecido a granos de café, y heces de olor muy oscuro.

Molestias generales

  • Dolor en el tórax.
  • El dolor se puede presentar cuando se ingieren los alimentos o se puede tener dolor y calmarse cuando se come algo.
  • Sensación de pesadez o flatulencia.
  • Una desagradable sensación de sabor ácido en la boca, con sensación de quemazón en la parte trasera del esternón.
  • Pérdida de apetito.
  • Debilidad general.
  • Vómitos.
  • Diarreas frecuentes.
  • Sangre en las heces y de aspecto oscuro.
  • Anemia con causas desconocidas.
  • Hemorragias.

Te interesa: 8 zumos naturales que te ayudarán a combatir la gastritis

El diagnóstico

Gastritis

El diagnóstico se dará con absoluta certeza sólo después de haberse obtenido los resultados de la biopsia que se realiza de las muestras de la mucosa que se extrae cuando se hace la endoscopia. Para estar seguros del diagnóstico que se da, se necesita una historia clínica completa en la cual deben estar incluidos varios exámenes de laboratorio para estar seguros de  la severidad del cuadro clínico.

Tratamiento

El tratamiento debe incluir, además de los medicamentos, un estricto régimen alimenticio que ayude a mejorar la acidez estomacal, esto con el fin de prevenir lesiones más graves que puedan llevar a la formación de úlceras. Los medicamentos que se empleen deben estar estrictamente recetados por el médico y dependerán de la gravedad de las lesiones.

  • Angós, R. (2016). Gastritis. Medicine (Spain). https://doi.org/10.1016/j.med.2016.01.011
  • Valdivia, M. (2011). Gastritis y gastropatías. Revista de Gastroenterología de Perú. https://doi.org/10.1016/S0304-5412(00)70013-8
  • Lobetti, R., Picard, J., Kriek, N., & Rogers, P. (1999). Prevalence of helicobacteriosis and gastritis in semicaptive cheetahs (Acinonyx jubatus). Journal of Zoo and Wildlife Medicine : Official Publication of the American Association of Zoo Veterinarians.