Las chanclas playeras y los posibles problemas en los pies

Francisco María García · 8 abril, 2018
El uso de chanclas acarrea desventajas : no amortiguan el impacto al caminar, lo que genera dolor en las piernas, además, los pies quedan vulnerables a heridas y picaduras.

Las chanclas playeras pueden tener diferentes nombres alrededor del mundo pero, los problemas que pueden ocasionar en los pies son los mismos de Norte a Sur del globo terrestre.

Desde la Antigüedad los calzados de este estilo fueron preferidos por su comodidad, suavidad y respiración proporcionada a los pies. Hay noticias del uso de chanclas en las culturas orientales y occidentales, en Japón, Egipto, Grecia y Roma.

Actualmente, uno de los calzados más famosos del mundo son las Havaianas brasileñas. Una clase de chancla de goma EVA firme y liviana que tuvo éxito internacional por su diversidad de modelos y colores. Un calzado que transmite una cultura asentada.

Principales problemas que pueden ocasionar el uso excesivo de chanclas playeras

1-Falta de amortiguación del impacto

Cómo aliviar el dolor en los pies

El acto de pisar también se somete a la ley de acción y reacción de la Física. Eso quiere decir que cuando se ejerce fuerza al pisar el piso, eso genera una reacción de mismo valor para equilibrar la ecuación. Es por eso que al pisar el cuerpo se mantiene fijo a la tierra, ni se hunde ni desequilibra.

¿Qué tiene que ver la Física con las chanclas playeras? Al caminar se genera un impacto. No solo en los pies, sino que para todo el organismo. Entre otras cosas, porque los pies son terminaciones nerviosas. Por eso los zapatos fueron perfeccionados y algunos son especiales para caminatas o ejercicios de alto impacto.

Lo que ocurre es que las chanclas no son capaces de amortiguar el impacto del caminar. Especialmente, cuando se pisa en superficies más duras como el asfalto. La suela de goma no alcanza para proteger los pies y sustentar el peso del cuerpo.

Eso se suma al formato totalmente plano de las chanclas playeras, que puede llevar a malos hábitos al andar. Es común ver personas arrastrando los pies cuando caminan con chanclas. Porque esos calzados no mantienen, ni dan estabilidad a los pies.

El resultado pueden ser dolores progresivos en los músculos de la pierna, en la espalda y en la cadera.

¿No lo sabías? Cómo usar agua tibia y sal marina para la hinchazón en los pies

2-Falta de protección a los pies

Flexionar los dedos de los pies

Otra cuestión tiene que ver con la exposición a la que están sometidos los pies cuando se usan chanclas playeras. La estructura de estos calzados es tan simple y liviana que ofrecen poco o nada de protección.

Por un lado, los pies quedan vulnerables a heridas, quemaduras, picaduras y diversos factores naturales. Principalmente, teniendo en cuenta que son más utilizadas en el verano, cuando los rayos solares son mucho más intensos y la proliferación de insectos es mayor.

Por otro lado, la playa, las piscinas y clubes son de uso colectivo. Eso quiere decir que el riesgo de entrar en contacto con microorganismos es considerable. Las chanclas playeras no cubren los pies, sino que los dejan totalmente expuestos a cualquier clase de contaminación.

En casos más extremos, el impacto y la exposición excesiva pueden afectar las terminaciones nerviosas contenidas en los pies. Lo que puede generar problemas en el sistema nervioso, en la regulación térmica del organismo y en el bienestar general de la persona.

¿Quieres conocer más? 6 reglas del cuidado de los pies para que siempre se vean impecables

3-Enfermedades de piel y micosis

Onicomicosis

Algunas enfermedades son más típicas en el verano. La estación más calurosa del año trae algunos riesgos gracias a la exposición excesiva al sol, a la humedad y a microorganismos tópicos de algunas regiones veraniegas.

Otro problema clásico del verano son las proliferaciones de hongos gracias al calor y la humedad. Los casos de micosis se multiplican en los días calurosos.

Hay muchas controversias sobre estos dos últimos casos. Algunos especialistas se inclinan a favor del uso de chanclas playeras en verano, ya que proporcionan respiro y aire fresco a los pies. Según ellos, usar chanclas es favorable porque ayuda a secar los pies e impide el contacto directo con los microorganismos de la arena.

Otros estudiosos prefieren no recomendar el uso de chanclas gracias a la exposición del pie a diversos microorganismos presentes en el agua y en la arena. También reafirman el riego de cáncer de piel gracias a la incidencia excesiva de rayos solares en los pies.

Teniendo en cuenta que el objetivo principal de los zapatos es fornecer contención y protección a los pies, las chanclas playeras fallan enormemente. Pero con una buena higiene y el uso de filtro solar de factor adecuado, es posible disfrutar del verano causar perjuicios a los pies.