Las conservas caseras: ventajas e inconvenientes

Conservar los alimentos por mucho tiempo sin arriesgar tu salud es posible, gracias a la técnica de las conservas. Lo mejor es que puedes hacerlo en casa.

Las conservas caseras son de gran utilidad. Las frutas, hortalizas, los pescados, etc. pueden mantener sus propiedades nutricionales, textura, color y sabor por largos períodos de tiempo, y además ser comestibles sin afectar  la salud.

En este post aprenderás cómo alargar la vida útil de los alimentos. Lo mejor, es que puedes preparar las conservas en casa.

Una conserva es el resultado de un proceso de manipulación de alimentos que evita o retarda su deterioro. Este procedimiento los protege de los microbios y también de otros agentes como los hongos y los insectos.

¿Porqué se hacen conservas caseras?

La dedicación y el cuidado que se emplean en el hogar pueden garantizar excelentes resultados gastronómicos. Es por ello que algunas personas prefieren realizarlas en su propia cocina, en lugar de comprarlas en tiendas o supermercados.

La conservas también permiten consumir ciertos alimentos, sobre todo frutas y hortalizas, fuera de estación y por si fuera poco también facilitan su trasporte. Además, se obtiene un producto más natural.

Lee también: 9 frutas ideales para combatir el estreñimiento

Preparar una conserva no es cocinar

cocinar más sano

Para preparar conservas caseras seguras es necesario diferenciar su preparación del de una receta de cocina.

Las recetas admiten variaciones, según los gustos de quienes las preparen. Siempre se puede agregar un poco más o también un poco menos de ciertos ingredientes.

En el caso de las conservas caseras, se deben seguir meticulosamente las instrucciones del proceso de preparación. Esta rigurosidad evita el desarrollo de microorganismos en los alimentos que puedan dañar la salud.

Pasos básicos para elaborar conservas caseras

 Elección de los alimentos 

  • Deben elegirse los que se encuentren en mejor estado. Se desechan los que tengan magulladuras, golpes o también partes descompuestas.
  • Las frutas y vegetales deben estar en un punto de maduración intermedio. Los verdes y también los que estén a punto de descomponerse no sirven.

Higiene personal

  • Es necesario lavar las manos con agua y jabón.
  • No utilizar prendas, joyas u otros accesorios que puedan acumular residuos o además suciedad.
  • También se debe evitar el uso de camisas con mangas largas que puedan entrar en contacto con los alimentos.

Higiene de los implementos de trabajo

lavar-platos

  • Se debe lavar con agua, jabón u otro detergente la superficie donde se elaborará la conserva.
  • Lavar bien todos los instrumentos que se van a utilizar. Se recomienda hervir las pinzas, cubiertos, etc. durante unos 15 minutos.

Higiene de los alimentos

  • Lavar muy bien las frutas y vegetales.
  • En el caso de utilizar algún tipo de detergente, se deben enjuagar con abundante agua para evitar que queden residuos.

El envase es ideal para las conservas caseras

El envasado de las conservas requiere de recipientes adecuados. De esta manera, se garantiza que se mantengan en buen estado y además se evitan enfermedades.

El material ideal es el vidrio. Los envases de cristal deben ser resistentes al calor. La tapa debe cerrar herméticamente.  Si la tapa está golpeada, deforme en algún punto u oxidada, no servirá para la conserva.

Envasado o embotado

mujer-cocinando

  • Hervir durante 5 minutos el el envase en el que se guardará la conserva para esterilizarlo.
  • Verter el alimento uniformemente, es decir, sin dejar espacios. Sólo se debe dejar de 1 a 2 centímetros antes de llegar al borde.
  • Después, se debe cerrar el envase muy bien. Voltearlo luego para verificar que no se derrame nada.
  • Poner la conserva en una olla en baño de maría.
  • Se debe colocar un paño en el fondo de la olla. La idea es evitar que los frascos tengan contacto directo con la olla que estará a temperaturas muy altas.
  • El agua debe cubrir los frascos, más no, las tapas.
  • El tiempo mínimo de baño maría es de 15 minutos. En el caso de las frutas se recomienda un lapso de 20 minutos. Pescados o escabeche requieren de 30 minutos.
  • Dejar  la conserva en la olla hasta que el agua esté a temperatura ambiente. Después, termina de enfriar boca abajo para finalizar el proceso de sellado al vacío.

Visita este artículo: 6 consejos para cocinar sano y bajo en grasa

Almacenamiento de las conservas caseras

  1. Se coloca una etiqueta con la fecha de envasado.
  2. Además, las conservas deben consumirse durante los siguiente 12 meses.
  3. Se guardan en lugares con poca luz y también a temperatura media.

El mayor riesgo de las conservas casera: el botulismo

conservas

El botulismo es una enfermedad causada por la toxina que produce un microorganismo llamado Clostridium botulinum.

Este microorganismo se encuentra donde hay escaso oxígeno, por lo tanto se puede propagar en conservas mal preparadas o almacenadas.

El botulismo debilita el tono muscular, entre otros síntomas. Lo grave de la pérdida del tono muscular es que puede generar la parálisis del corazón o los pulmones y, finalmente, la muerte.

Por ser una enfermedad grave, es necesario ser cuidadoso al preparar conservas caseras y seguir cada paso meticulosamente.

  • Navarrete, O. (2010). Conservas de frutas. Biodiversidad.
  • Cano, C. B., Nagato, L. A. F., Mello, M. R. P. do A., Duran, M. C., & Tavares, M. (2008). Conservas vegetais, frutas e produtos de frutas. In Métodos Físico-Químicos para Análise de Alimentos.
  • Domínguez, J., & Franco, D. (2010). Guía de Buenas Prácticas para la elaboración de conservas vegetales. Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.
  • Lázaro Belanche, L., & Arauzo Pérez, J. (1994). Aprovechamiento de residuos de la industria de conservas vegetales. Zubía. https://doi.org/10.1016/B978-0-444-53563-4.10011-2
  • Pérez, J., Rodriguez, V., & Toledo, M. A. (2001). Evaluación de tratamientos térmicos en la fabricación de conservas vegetales. Centro IFAPA. https://doi.org/http://dx.doi.org/10.1016/j.biomaterials.2006.09.007