Las dietas con mejores resultados - Mejor con Salud

Las dietas con mejores resultados

Para que cualquiera de las dietas que elijamos tenga los efectos deseados no podemos olvidarnos de combinarlas con actividad física, así como con abundante agua para depurar toxinas
Las dietas con mejores resultados

Rodeadas de controversias y voces, tanto a favor como en contra, las dietas están presentes en la vida de muchos.

Algunos optan por las “milagrosas” y otros por las que incluyen solo un tipo de alimento. Están los que buscan las avaladas por los famosos, o aquellos que prefieren las indicadas por los médicos.

En este artículo te contamos cuáles son las dietas con mejores resultados.

Tipos de dieta que podrían funcionar

Es preciso colocar el condicional de futuro, ya que no todas las dietas son buenas para cada persona.

Siempre recordando que los milagros no existen y que sin esfuerzo no hay resultados, te contamos cuáles son las dietas que podrían ser eficaces para lograr el objetivo de bajar de peso sin descuidar la salud.

1. Paleodieta

Paleodieta

Aunque creamos que es un “invento del siglo XXI” lo cierto es que la dieta paleo (de paleolítica) surgió en los años 70.

La idea principal de este tipo de alimentación es basarnos en los hábitos de nuestros antepasados, los cazadores y recolectores de la época Paleolítica.

Estos seres consumían carne, pescado, frutas y verduras. De más está decir que no se alimentaban con productos procesados.

Además ellos no consideraban las legumbres o cereales como comida; por lo tanto, también se deben eliminar de la dieta.

Si bien dejar de lado los artículos manufacturados, las grasas y los azúcares es una buena idea, no sería tan recomendable eliminar los lácteos o los granos.

Ver también: Descubre cómo conservar mejor las frutas que más te gustan

2. Flexitariana

También conocida como “semivegetariana”, es un tipo de alimentación que destaca la ingesta de vegetales y disminuye la carne.

Es perfecta, por ejemplo, para aquellos que no desean ser vegetarianos ni veganos estrictos, pero buscan cuidarse un poco más.

Así, la dieta flexitariana sería más flexible que aquellos regímenes que se basan solo en hortalizas.

  • Podría decirse que es parecida a la vegetariana pero con algunas “trampas” ya que está permitido comer una hamburguesa o pescado una o dos veces a la semana.
  • Es recomendable para los que desean bajar de peso, comer más sano y sentirse mejor.

3. Fast 5/2

Fast 52

Puede parecer el nombre de un producto para perder peso, pero es una nueva dieta caracterizada por comer cinco días a la semana (por ejemplo de lunes a viernes) y ayunar dos (el fin de semana).

En las jornadas donde está permitida la comida no se pueden sobrepasar las 500 o 600 calorías según si somos mujer u hombre.

El ayuno intermitente es saludable y además ayuda en el control de la saciedad, el apetito, la ansiedad y la glucemia.

Ahora bien durante los 5 días de ingesta tenemos que cumplir con una dieta saludable y equilibrada para que el esfuerzo merezca la pena. El ejercicio tampoco puede faltar.

4.Volumétrica

El lema de esta dieta es “pierde peso comiendo”. La principal característica de este régimen es que podemos consumir diferentes tipos de alimentos sin restringir las cantidades.

Así, es todo lo contrario a otros sistemas para bajar de peso en los que restringen las calorías y las ingestas.

En la dieta volumétrica la clave está en elegir alimentos con pocas calorías y con un gran poder saciante como, por ejemplo, aquellos que aporten mucha cantidad de agua (frutas sobre todo).

  • En muchas ocasiones no tenemos apetito, sino ansiedad, o estamos aburridos.
  • Si comemos una manzana o una zanahoria podremos reducir esa sensación y evitar las cenas copiosas o el pica pica tan perjudicial.

5. Atkins

Esta dieta surgió en los años 70 gracias a un cardiólogo llamado Robert Atkins quien se basó en varios regímenes estudiados durante el siglo XIX.

Este método para bajar de peso restringe los hidratos de carbono y los alimentos con mucho aporte de glúcidos.

La fórmula de la dieta Atkins es: 75% grasas, 20% proteínas y 5% carbohidratos.

El problema de esta alimentación es que puede ocasionar problemas renales, descalcificación de huesos y aumento del colesterol.

No obstante, a muchas personas parece haberle funcionado durante un breve período.

Te recomendamos leer: 10 síntomas de colesterol alto que no debes ignorar

6. Mediterránea

Mediterránea

¿A qué no sabías que consumir las recetas típicas de las ciudades que rodean el mar Mediterráneo podía ayudarte en tu afán por bajar de peso? Esta dieta además es de las preferidas entre los famosos (como Brad Pitt, Angelina Jolie y Tom Hanks, entre otros).

Basarse en la cocina tradicional de esta región significa comer mucho pescado, aceite de oliva, aceitunas y tomates. El objetivo de la dieta mediterránea, además de bajar de peso, es tener un corazón saludable.

7. Detox o depurativa

No es una sola dieta, sino varias propuestas diferentes bajo la idea de basar la alimentación en infusiones y jugos de frutas y verduras para eliminar las toxinas de nuestro organismo y, al mismo tiempo, bajar de peso.

Con un plan detox podemos evitar la retención de líquidos provocada por los excesos de sal y excretar las impurezas a través de la orina o las heces.

Lo malo de este tipo de dieta es que es baja en proteínas y ácidos grasos.

Consumir tantos alimentos laxantes o diuréticos pueden ocasionar deshidratación, cambios en la flora intestinal y deterioro en la función renal.

Por lo tanto se recomienda quizás seguirla durante unos días y luego pasar a un tipo de alimentación más completo.