Las dietas muy bajas en calorías pueden causar la aparición de cálculos en la vesícula

Ekhiñe Graell · 27 febrero, 2014
Las dietas muy bajas en calorías favorecen la acumulación de sal y colesterol, que puede derivar en la aparición de cálculos en la vesícula. Para evitarlo conviene aumentar un poco las calorías

Los cálculos biliares son estructuras o depósitos duros que se forman al interior de la vesícula, por lo que también se les suele conocer popularmente como piedras. Pueden tener distintos tamaños: desde el equivalente a un diminuto grano de arena hasta las dimensiones de la una pelota de golf.

Los cálculos de la vesícula pueden estar formados por colesterol o por un exceso de bilirrubina. Por su parte, este padecimiento es más común en mujeres, latinoamericanos y personas mayores de cuarenta años. A grandes rasgos, algunos de los factores que pueden desencadenar la aparición de cálculos biliares son los trasplantes, la diabetes, insuficiencias biliares o la cirrosis hepática.

Sin embargo, estudios recientes han demostrado que perder peso rápidamente o seguir una dieta muy baja en calorías también pueden causar la aparición de cálculos en la vesícula, lo cual es muy peligroso. Es por ello que a continuación te presentamos algunos de los resultados que llevaron a los científicos a advertir que las dietas muy bajas en calorías, mejor conocidas como relámpago, potencialmente causan este problema.

Los riesgos de las dietas muy bajas en calorías

Con el afán de bajar rápidamente de peso, muchas personas deciden seguir dietas que son muy bajas en calorías. No obstante, este tipo de solución genera algunos problemas. Principalmente, las dietas muy bajas en calorías fomentan una mayor concentración de sal y colesterol en la bilis, además de que producen el vaciamiento de la vesícula.

Por lo tanto, es muy importante conocer los riesgos que esas dietas traen consigo. De hecho, algunos sugieren que las dietas muy bajas en calorías no tienen en realidad efectos o resultados tan milagrosos como se cree. Al largo plazo otro tipo de opciones pueden tener los mismos resultados. Lo más recomendable es consultar entonces a un especialista o nutriólogo.

Vesicula

Las dietas muy bajas en calorías y los cálculos en la vesícula

Debido a los problemas que pueden causar las dietas muy bajas en calorías, un grupo de investigadores del Instituto Karolinska de Suiza llevaron a cabo un estudio al respecto. Para ello recolectaron datos de personas que estuvieran realizando dietas de ese tipo y los compararon con el registro nacional de tratamientos por cálculos biliares.

Después de eso los investigadores seleccionaron a personas que estuvieran interesadas en participar. Con todas ellas se conformaron dos grupos. El primero de ellos estuvo integrado por aquellos que realizaron una dieta muy baja en calorías durante tres meses. El otro grupo era de personas que tenían una dieta no tan baja en calorías, la cual debieron de mantener durante el mismo periodo de tiempo que el otro grupo.

Al final, la investigación arrojo resultados sorprendentes. Existía una relación entre las personas que habían llevado una dieta muy baja en calorías y la aparición de cálculos en la vesícula, ya que muchas de ellas presentaban este problema. Por su parte, los que pertenecieron al grupo de que llevó una dieta baja en calorías no tuvieron los mismos resultados. En este caso el número de casos fue mucho menor.

A pesar de que los investigadores aún no han descubierto el factor que desencadena la aparición de cálculos biliares, lo cierto es que se confirmó que las dietas muy bajas en calorías tienen serios riesgos a la salud, tal y como sucedió con algunas de las personas que participaron en la investigación. Es por ello que se deben de tomar en cuenta otras alternativas, como dietas bajas en calorías o el ejercicio.

No debes de olvidar consultar a un especialista, ya que él es el indicado para sugerirte que tipo de régimen alimenticio es el mejor para ti. Además de que te puede dar otras opciones que te ayuden a bajar de peso. Esto último no es una carrera contra el tiempo ni una cuestión estética.

La obesidad es un problema de salud, por lo que debe ser tratada de tal manera, asegurando la salud de los pacientes que la padecen. Hoy en día existen en el mercado diversos productos milagro que prometen resultados inmediatos sin esfuerzo. Sin embargo, la mayoría de las veces esto es muy peligroso porque puede causar serios daños a la salud, muchos de los cuales incluso ponen en peligro la vida misma.