Las emociones positivas mejoran la salud

Aydee Castaño · 3 julio, 2019
El estrés y las emociones y sentimientos negativos pueden afectar a nuestra salud. Por ello, debemos aprender a controlar los sentimientos negativos, y a ver la vida de otra manera.

Todos sabemos que un estilo de vida saludable en el que se incluyan rutinas de ejercicio físico y una alimentación equilibrada es la clave para mantener un buen estado de salud. Sin embargo, hay otros aspectos muy importante que puede repercutir de manera positiva o negativa en la salud. Uno de ellos son las emociones.

Qué pasa cuando somos positivos

Las emociones positivas son esenciales para un buen estado de salud, sin importar la edad. Algunos estudios lo demuestran. Además, exponen que las emociones y los pensamientos negativos son realmente perjudiciales para la salud, deteriorándola día a día.

Cuando podemos sentir y expresar positivismo, el estrés se aleja de nosotros. De este modo, damos paso a reacciones y conductas que afectan de manera positiva nuestra salud.

Por tanto, cuando albergamos emociones positivas, tenemos ánimo para salir a caminar, hacer actividad física, encontrarnos con amigos y familiares, inclusive nos preocupamos por mantener una buena apariencia física aumentando de esta manera nuestra autoestima.

Los episodios de tristeza deben servirnos para aprender, tomar nuevos rumbos y salir fortalecidos.

Además, al lograr mantener una actitud positiva aún en momentos críticos, se beneficia la calidad del sueño. No olvidemos que un buen descanso es sustancial para tener buena salud.

Asimismo, las emociones positivas pueden aumentar los niveles de antioxidantes y de colesterol bueno. De este modo, puede llegar a prevenir enfermedades y mantener una apariencia mucho más fresca y juvenil. En efecto, una cara sonriente y de apariencia tranquila expresa y proyecta salud y vitalidad, lo contrario de las personas amargadas y pesimistas.

Qué pasa cuando somos negativos

Las personas que llevan una vida angustiada y demasiado estresada, ya sea por cuestiones de trabajo o por problemas familiares, tienen mayor riesgo de sufrir algún tipo de enfermedad cardiovascular.

En efecto, las personas que siempre piensan de manera negativa, son quienes más enfermedades pueden desarrollar.

Debemos aprender a controlar las emociones

Por lo tanto, es muy importante que seamos capaces de aprender a controlar las emociones y tener la capacidad de superar los contratiempos que se presentan en la vida. Nadie está exento, por tanto el reto es saber salir de ellos actuando de manera positiva. Se trata de entender que pasar y superar los malos momentos nos hace ser más fuertes.

Asimismo, esto es algo que deberíamos enseñar a nuestros hijos. Deben aprender que en la vida todo se puede lograr si se cree en uno mismo. Para ello, hay que ser positivos, manteniendo una sonrisa y una buena actitud ante todo.

  • American Academy of Family Physicians, “Mind/body connection. How your emotions affect your health” en web familydoctor.org
  • Epel, E. S., Blackburn, E. H., Lin, J., Dhabhar, F. S., Adler, N. E., Morrow, J. D., & Cawthon, R. M. (2004). Accelerated telomere shortening in response to life stress. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, 101(49), 17312–5.
  • Friedberg, J.P., Suchday, S., Shelov, D.V. (2007). The impact of forgiveness on cardiovascular reactivity and recovery.International Journal of Psychophysiology; 65(2):87-94.
  • Wood, A.M., Froh, J.J., Geraghty, A.W. (2010). Gratitude and well-being: a review and theoretical integration. Clinical Psychology Review; 30(7): 890-905.