Las enfermedades más frecuentes de la piel

Sebastián Castaño 1 diciembre, 2013
Nuestra piel está expuesta a múltiples enfermedades que hoy descubriremos. Ante el menor indicio de una de ellas (cambio de color en un lunar o una erupción) debemos acudir a un especialista lo antes posible.

La piel es el órgano humano más visible e importante. Esta capa viva entre el hombre y su medio no solo protege, sino que también se encarga de comunicar sensaciones, expresiones y es la portada que, aunque nunca definirá el libro, permite demostrar el cuidado y amor propio. Pero, a veces, las enfermedades más frecuentes de la piel pueden hacer acto de presencia para llamar la atención sobre un determinado problema.

Dentro de todas las actividades que se realizan cotidianamente está involucrada la piel. Cuidarla, por tanto, es más que un acto de salud una acción de responsabilidad de cada persona con su cuerpo.

Aunque, también, se debe prestar atención al bienestar psicológico. Pues, como bien señalan los autores de Perfil psicológico y calidad de vida pacientes con enfermedades dermatológicas, las enfermedades de la piel pueden causar depresión, ansiedad y estrés.

La primera decisión acertada es informarse sobre las enfermedades más frecuentes de la piel que pueden afectarla y, así, integrar algunas acciones que la protejan o, en su caso, contribuyan a su alivio. Las enfermedades más comunes que se pueden encontrar son las siguientes.

El cáncer de piel

Se manifiesta cuando las células cancerígenas se integran en los tejidos, ya que estas se multiplican en muy poco tiempo y los invaden. El cáncer de piel comienza en la epidermis, la capa superior de la piel.

Cáncer de piel

Su principal factor de riesgo son los rayos ultravioleta procedentes de la luz solar, que producen cambios en el ADN de las células cuando se acumulan durante mucho tiempo. Por esta razón, las zonas más propicias son las que se encuentran expuestas como la cara, el cuello, las manos y los brazos.

Lee: 7 cosas que no conocías del cáncer de piel

El cáncer de piel solo puede ser tratado mediante tres pilares fundamentales que son la cirugía, quimioterapia y radioterapia, aunque existen otras alternativas. Se recomienda no estar mucho tiempo expuesto a altas densidades de sol, en caso de que la situación no sea electiva, se debe tratar de mantener cubiertas las zonas más vulnerables con protector solar.

Dermatitis atópica (eczema)

Es una inflamación de la piel con comezón que puede ir acompañada de asma y se manifiesta con un eczema que afecta a cualquier área de la piel. Sin embargo, se presenta frecuentemente en los brazos y en la parte anterior a las rodillas.

Eczema

Sus causas no se han podido identificar y se puede manifestar en los niños durante su primer año de vida. La comezón es muy intensa y suele ser de larga duración.

Para tratarla, se recomiendan medidas de cuidado personales que disminuyan o alivien la comezón, como aplicar cremas y evitar los jabones, en especial los que tengan un olor demasiado característico, ya que en algunas ocasiones el eczema puede ser una evidencia del uso de muchos químicos sintéticos.

Alopecia areata

Esta otra de las enfermedades más frecuentes de la piel afecta los folículos pilosos, las zonas donde crece el cabello. En la mayoría de los casos se presenta en algunas partes específicas de la cabeza en las que el pelo desaparece totalmente.

Alopecia

El diagnóstico puede hacerse por la apariencia de las zonas sin pelo, aunque en otros casos surge la necesidad de hacer biopsias de la zona cutánea afectada.

La alopecia es más frecuente en personas que tengan familiares que la hayan sufrido, ya que los genes son un factor importante. Es autoinmunitaria, de esta forma, produce anticuerpos que el sistema inmunitario no puede eliminar. Se pueden implementar para su tratamiento la fotoquimioterapia y otras terapias alternativas.

Acné

La piel tiene una serie de hoyos microscópicos llamados poros, y cuando estos se taponan y las células sebáceas producen demasiada grasa los poros se ven obstruidos. Si la parte superior del folículo se torna de color blanco se le llama acné miliar y si se torna de color negro es una espinilla negra.

Dermatólogo acné

Las causas pueden ser variadas y van desde herencia genética hasta los excesos de grasas en los alimentos. También, se puede dar por cambios hormonales que, normalmente, se presentan en la adolescencia y que pueden desencadenar algunos problemas de autoestima.

Descubre: ¿Por qué se produce el acné en los adultos?

Se recomienda evitar romperlos ya que puede aparecer hinchazón y heridas que, a largo plazo, dejarán la piel con marcas. Para tratar el acné se recomienda limpiar la cara con agua y algún jabón suave y, además, se debe evitar siempre apretar o rascar las zonas afectadas.

Escabiosis (sarna)

Esta enfermedad puede ser causada por ácaros, ya que excavan en la piel y depositan sus huevos en los poros. Se puede trasmitir de persona a persona y se manifiesta mediante la picazón y la erupción cutánea.

Sarna

Como recomendaciones se propone lavar inicialmente toda la ropa con agua caliente,de forma que se puedan eliminar los hongos y/o ácaros que se encuentren en estas, así como y aplicar de manera regular las cremas que hayan sido recetadas por el médico hasta que el problema desaparezca.

Psoriasis

Es otra de las enfermedades más frecuentes de la piel que causa picazón y parches dolorosos de piel enrojecida con algunas escamas plateadas. Esta enfermedad acelera el proceso de renovación celular, lo que hace que las células nuevas aparezcan en poco tiempo y se acumulen en la superficie.

Psoriasis

La psoriasis puede producir, además de la picazón, otras molestias como dolor. Se puede manifestar en el cuero cabelludo, los codos y las rodillas, entre otras partes del cuerpo. En algunas ocasiones persiste durante mucho tiempo y suele empeorarlo la sequedad de la piel, el estrés y ciertas medicinas.

Verrugas

Se producen por un virus (papiloma) y se trasmiten de piel a piel conservando un estado de latencia en caso de que este no encuentre las condiciones adecuadas en un principio.

Verrugas

Las verrugas pueden afectar a cualquier lugar de la piel y se presentan en forma de tumores que, por lo general, no son dolorosos. Para su tratamiento se recomienda estimular el sistema inmune con tratamientos como algunos químicos o vaselina.

Rosácea

Esta última de las enfermedades más frecuentes de la piel una afección cutánea que puede causar enrojecimiento e hinchazón. Se cree que es causada por una expansión de los vasos sanguíneos, en especial de la cara, que proyectan un efecto de sonrojamiento o ruborizado natural. También puede ser hereditario.

Rosácea

Entre las causas se encuentran algunos factores externos como el aumento de la temperatura, el esfuerzo físico intenso, temperaturas muy frías y menopausia, entre otras. Se cree su aparición no tiene ninguna relación con alguna bacteria, por tanto, solo se necesita algún tipo de antibiótico para ponerle solución.

Quizás te hayas sentido identificado con alguna de estas enfermedades más frecuentes de la piel. Puede que, incluso, alguien de tu familia sufra alguna de ellas. Lo importante es tratarlas de la manera adecuada e intentar prevenir su aparición. Para ello, es una condición indispensable acudir a un dermatólogo.

 

Te puede gustar