Las fresas, una fruta muy beneficiosa para el organismo

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias las fresas podrían ser un sustituto natural del ibuprofeno o la aspirina. También son ricas en antioxidantes, que nos ayudan a cuidar de nuestra salud cardiovascular

Las fresas son una fruta muy popular y rica en vitaminas, minerales y antioxidantes entre otros nutrientes importantes; una taza de fresas que contiene unas ocho fresas grandes contiene 50 calorías, 11 gramos de carbohidratos y 1 gramo de proteína, un porcentaje muy pequeño de grasas y no contuiene colesterol,  y aporta numerosos beneficios para el organismo.

VALOR NUTRICIONAL DE LAS FRESAS

Una porción de fresas contiene más del 90% de agua, un 160 % de la cantidad diaria recomendada de vitamina C, vitamina A,  E y del grupo B, en especial ácido fólico, que es especialmente importante para las mujeres embarazadas. También aporta minerales importantes, unos 170 mg. de potasio por porción, magnesio, y fósforo y un 2 % de la dosis diaria recomendada de hierro y calcio, además de sodio, zinc y selenio.

Una porción de fresas tiene 2 gramos de fibra, importante para una digestión saludable y 9 gramos de azúcar, sobre todo en forma de fructosa; es importante resaltar que una taza de fresas es alta en antioxidantes y flavonoides, unos compuestos que ayudan a reducir el riesgo de padecer cáncer.

BENEFICIOS DE LA FRESAS PARA EL ORGANISMO

PROPIEDADES ANTIOXIDANTES CONTRA EL ESTRÉS OXIDATIVO

Las fresas cuentan con propiedades antioxidantes, que ayudan a combatir el estrés oxidativo, producido por los radicales libres, que son un subproducto natural del metabolismo celular y que tienen capacidad para dañar o destruir las células sanas, pudiendo producir daños coronarios.

LUCHA CONTRA EL CÁNCER

Gracias a las propiedades antioxidantes que poseen las fresas pueden hacer de ellas un tratamiento útil contra el cáncer, especialmente en el cáncer de colon y de próstata, ya que se cree que detiene su proliferación.

Copa de fresas

BAJAN LOS NIVELES DE COLESTEROL MALO Y REDUCEN EL RIESGO DE PADECER ENFERMEDADES CORONARIAS

Las fresas pueden ayudar a bajar los niveles colesterol malo en sangre,  en pacientes con hiperlipidemia, donde no se pueden regular los niveles de colesterol; en consecuencia también reduce el riesgo de padecer enfermedades coronarias y accidentes cerebrovasculares, las cuales están ligadas a niveles de colesterol alto.

PROTEGEN CONTRA LA ATEROSCLEROSIS

Existe certeza de que las fresas pueden prevenir la aterosclerosis, una condición donde las arterias se endurecen y pierden su función y que afecta en muchos casos a personas con síndrome metabólico -síntomas que afectan a uh individuo con exceso de grasa abdominal, hipertensión y niveles elevados de colesterol-.

Es en estas personas obesas con síndrome metabólico, donde las fresas,concretamente el polvo liofilizado de fresa,  reduce la capacidad que tiene la placa para adherirse a las paredes de los vasos.

Imagen cortesía de kozumel