Hierbas medicinales utilizadas en la lucha contra el cáncer - Mejor con Salud

Hierbas medicinales utilizadas en la lucha contra el cáncer

Combinadas con los tratamientos convencionales, estas terapias a base de hierbas puede ayudar a aliviar los síntomas de la enfermedad y mejorar la calidad de vida.

Las hierbas medicinales han sido utilizadas durante siglos para combatir todo tipo de enfermedades, aun tratándose de aquellas que aún no se les descubre alguna posibilidad de curación, como es el caso de algunos tipos de cáncer que hasta el momento ha sido imposible encontrar un medicamento que detenga y elimine esta terrible enfermedad.

Como bien lo sabemos existen muchas hierbas que nos pueden ayudar con gran efectividad en la lucha contra graves enfermedades, muchas de estas plantas han sido investigadas por grandes científicos y su efectividad es aprobada en la mayoría de los casos, aunque nadie puede asegurar que con una de estas terapias alternativas se cure definitivamente cualquier tipo de cáncer, si se puede comprobar que estas terapias a base de hierbas ayuda a mejorar la calidad de vida de los pacientes con esta enfermedad, y mejor aún va aliviando en gran manera los síntomas.

Estas terapias deben ir acompañadas de los tratamientos convencionales, pues jamás se debe dejar a un lado un tratamiento médico y comenzar terapias con medicinas naturales a base de hierbas, de ninguna manera te recomendamos hacer esto, podrías poner en riesgo tu salud e incluso tu vida, recuerda que pueden ir juntas, las terapias tradicionales y las naturales, siempre debes comentarle a tu médico que deseas tomar algunas infusiones para tener o no su aprobación.

Las plantas mas utilizadas son:

  • La equinácea
  • El te verde
  • El jengibre
  • La hierba de San Juan.

Los estudios científicos han demostrado que el jengibre ayuda a mantener sana la flora intestinal, ayuda en la digestión de las grasas de la dieta, y pueden calmar y aliviar el tracto digestivo

Se recomienda tomar en inficiones preparadas en casa, también se consiguen en cremas o pomadas para uso tópico o en cápsulas o píldoras.

Tipos de hierbas medicinales recomendadas para el cáncer

La cúrcuma

Es reconocida por sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, es muy utilizada para tratar el cáncer de colon y varios tipos de pólipos, ademas posee antioxidantes que benefician el hígado.

La equinácea

Es excelente para favorecer el sistema autoinmune, se utiliza para prevenir y tratar catarros, ayuda a combatir tumores cerebrales pues ayuda a controlar el crecimiento celular.

El ajenjo

Es un poderoso antimirobiano y antifúngico, se emplea en pacientes con leucemia, en estudios recientes se ha demostrado que el ajenjo posee propiedades anticancerigenas.

Matricaria

Esta planta también es de gran ayuda para controlar el crecimiento celular en los pacientes con leucemia.

El bérbero

La gran familia de estos arbustos llamados bérbero han resultado ser muy poderosos en lo que se refiere al tratamiento contra el cáncer, muy especialmente en el de ovarios.

El chaparro

Es utilizado en tratamientos para fortalecer el sistema inmonológico; también detiene los procesos de metástasis reduciendo el tamaño de los tumores, tiene propiedades antimicrobianas y antioxidantes.

Recuerda…

Como ya te lo aclaramos, las hierbas medicinales por sí solas no tienen efectos curativos definitivos, ya que eso aún no ha sido demostrado por ningún científico en el mundo, lo que si te podemos asegurar es que en combinación con los tratamientos convencionales son de gran ayuda para reducir y mejorar en gran medida los efectos de cualquier tipo de cáncer.

Muchas de estas plantas medicinales ayudan a controlar el estrés mental que produce el saber que se es enfermo de cáncer, en general con el uso de las terapias alternativas se mejora mucho la salud de todo el organismo en general. Recuerda que es una ayuda más para tener en cuenta, cuando de prevenir y curar enfermedades se trata no debemos dejar a un lado ni desaprovechar ningún tipo de recomendación, eso sí hay que estar seguros de dónde provienen y qué tan sanas puedan ser.