Las lágrimas de autocompasión no te pueden ayudar

Si las lágrimas de autocompasión te van a servir para aunar fuerzas, no hay problema. En cambio, si van a hacer que te hundas más, hay que evitarlas

Todos hemos visto caer por nuestro rostro lágrimas de autocompasión. Un hecho que en nada nos beneficia.

Ante una circunstancia adversa que no estamos preparados para enfrentar, nos lanzamos a la queja, la consolación y la pena por nosotros mismos. Nos convertimos en una víctima de las circunstancias.

Lee: Los efectos de las emociones y pensamientos negativos en nuestro cuerpo

Sin embargo, no solucionarás nada de esta manera. Todo lo contrario. Nada irá a mejor.

Las lágrimas de autocompasión te quitan poder

perfil-de-hombre

Tienes en tus manos el poder de cambiar todo lo que te ocurre, de utilizarlo a tu favor. No importa lo negativo que sea. Siempre podemos salir fortalecidos de las situaciones más adversas.

Sin embargo, es mucho más fácil sentirse una víctima, quejarse y quedarnos quietos. Creer que tienes mala suerte y que la vida ha sido injusta contigo.

¿Quieres comprobar cómo nada es lo que parece? ¿Las lágrimas de autocompasión están nublando tu vista?

Vamos a ver qué es lo que en realidad pasa:

  • Tú no eres una víctima. La vida no se ha puesto de acuerdo para ponerte barreras y límites por doquier. Esto le podría haber sucedido a otra persona. Puedes tomártelo como un reto, una oportunidad de aprender y mejorar.
  • No estás vacío por dentro. Te sientes pobre, sin embargo a tu alrededor reside una gran riqueza. Personas que te quieren, un trabajo que te hace sentir realizado.

Una situación no puede hacer que todo cambie de repente. Enfócate en lo que tienes y valóralo.

  • Hay personas que lo han pasado peor. ¿Crees que lo que te ha ocurrido es lo peor? Las lágrimas de autocompasión te impiden ver y empatizar con aquellos que sí que lo han pasado mal de verdad.

Descubre: Quita poder a todo lo que perturbe tu mente

mujer-tapándose-la-cara

La miseria solo atrae más miseria

Si crees que un día te levantarás lleno de energía, así por arte de magia, estás muy equivocado. Cuando las lágrimas de autocompasión afloran, solo tus actos pueden cambiar lo que está ocurriendo.

Sentir pena por ti mismo no solo te impedirá tomar decisiones y salir a flote, sino que te mantendrá estancado durante mucho tiempo en una espiral de quejas y victimismo.

Focalizarte en una situación miserable atraerá otras igual de desgraciadas. Porque tu mente es poderosa y, si tú crees en algo así, va a suceder.

Por lo tanto, permítete llorar ¡claro que sí! Esto te liberará, permitirá que descargues tu frustración y tristeza. Pero, ya está. Para antes de que ese llanto se convierta en lágrimas de autocompasión.

No te pierdas: Consejos para evitar el mal humor 

Es el momento de escalar por todos esos escombros que han caído sobre ti. Si sientes pena por ti, te quedarás siempre bajo ellos, escondido, atrapado en la oscuridad.

chica-en-un-lago-oscuro

Cuesta tener que darlo todo por una situación que nosotros no hemos escogido. Sin embargo, no nos queda otra opción.

Utiliza la energía negativa a tu favor

¿Crees que es imposible salir del hoyo en el que estás metido? No está todo perdido. Tienes un montón de energía que desechas en forma de ira, lágrimas, sentimientos de vacío, frustración y quejas.

Es el momento de que reorientes todas estas emociones y las utilices como empuje para salir adelante. Son las negativas las que más fuerza poseen y son capaces de arrasar con todo. Úsalas.

No hay nada que tú no puedas cambiar con tu actitud. Tan solo necesitas caminar hacia adelante con determinación. Teniendo la seguridad de saber dónde quieres llegar.

Así que empieza a decirte “sí, yo puedo hacerlo”, “voy a cambiar lo que me está sucediendo”, “seguiré adelante pase lo que pase”. Tu lenguaje será esencial para empezar a avanzar.

Sobre todo, ten muy en cuenta que aunque no puedas controlar lo que ocurra a tu alrededor, sí puedes dirigir lo que sientes. Esa rabia que notas en ti puede ser uno de tus grandes impulsos para salir de todo lo que te sucede.

chica-con-nubes-en-la-cabeza

Antes de irte, lee: Sigue caminando, pase lo que pase

Las situaciones negativas aparecen de forma bastante habitual. Por eso es importante aceptarlas y no considerar la posibilidad de que todo nos va mal, nos pasa todo a nosotros o el destino nos tiene manía.

Las lágrimas de autocompasión no te ayudarán. Luchar por salir adelante sí lo hará.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas: