Las manos te revelarán cuánto necesitas comer

Daniela Castro 17 noviembre, 2016
Si bien solemos medir alimentos como el arroz con las manos, lo cierto es que podemos basar todas las cantidades que consumimos en el tamaño de las mismas

Uno de los aspectos que se deben tener en cuenta al momento de adoptar una buena alimentación es la cantidad de comida que se ingiere a lo largo de la jornada.

Si bien la mayoría ya está acostumbrada a dividir de determinadas formas sus porciones, aún hay quienes tienen dificultades para alimentarse con precisión.

Y aunque los nutricionistas han recomendado comer en pequeñas cantidades un mayor número de veces al día, muchos continúan tomando malas decisiones en su dieta.

Por fortuna, ya no hace falta invertir dinero en balanzas o métodos rigurosos para calcular cómo deben ser las raciones de alimentos del día.

Lo único que vas a necesitar de ahora en adelante para no equivocarte con esta tarea serán tus manos.

¡Así es! Pese a que muchos lo ignoramos hasta el momento, las manos permiten calcular a la perfección cuánto se debe comer.

¿Cómo utilizar las manos para medir las porciones que necesitas comer?

Es probable que en otras ocasiones hayas conocido curiosidades de las manos como, por ejemplo, que pueden revelar aspectos de tu personalidad o algunas señales de salud.

Sin embargo, el que también puedan medir la cantidad de cada grupo de alimentos es un aspecto menos conocido.

Como sabemos que estás interesado en saber cómo puede ser posible, a continuación te compartimos los detalles para que lo tengas en cuenta desde ahora.

¿Quieres conocer más? Lee: Alimentos para desintoxicar el hígado y mejorar tu salud

La “dieta de la mano”

Las manos te revelarán cuánto n comer

La dieta de la mano, como se conoce este método para medir la cantidad de alimentos que debemos ingerir, fue publicada a través de la web norteamericana Guard Your Health.

Esta dieta se hizo popular porque respeta el balance nutricional evitando las populares dietas “milagro”.

Está argumentada con el hecho que el sobrepeso se debe al exceso de raciones necesarias para cada organismo, las cuales pueden medirse según el tamaño de la mano.

Afirma entonces que, por ejemplo, las porciones de carne no deberían ser más grande que la palma de la mano y los carbohidratos no sobrepasar el diámetro del puño cerrado.

El método ha llamado la atención de nutricionistas y expertos en el tema, quienes consideran que es una forma interesante de ayudar a comprender que la alimentación es un asunto individual.

Tamaño en puño cerrado

El tamaño de un puño cerrado se debe emplear cuando los alimentos son altos en hidratos de carbono.

Algunos ejemplos:

  • La pasta.
  • El arroz.
  • La patata.
  • El pan.

Tamaño de una mano

Las manos te revelarán cuánto necesitas comer

Está comprobado que la palma de una mano mide la cantidad adecuada de fruta que se debe tomar durante el día.

Así mismo, el espacio que ocupa la palma de la mano desde la muñeca hasta el comienzo de los dedos, sirve como medida para alimentos ricos en proteínas como las lentejas.

Tamaño de dos manos juntas

Las dos manos juntas en forma de cuenco son idóneas para medir las raciones de hortalizas.

Tamaño de los dedos índice y corazón juntos

Al medir el tamaño de los dedos índice y medio, juntos, podrás elegir la porción correcta de queso.

Tamaño de la primera falange del dedo pulgar

Manos de mujer con dulces

Esta cantidad es la que se recomienda tanto para las grasas como para los azúcares.

Es primordial tener en cuenta que se trata de un grupo alimenticio que se debe ingerir con moderación durante toda la jornada.

Ver también: 4 bebidas para depurar azúcares y otros alimentos refinados de tu cuerpo

Otras recomendaciones para evitar el exceso de comida

Aunque los trucos de medidas con las manos son útiles para racionar los alimentos, sabemos que es importante atender a otras recomendaciones.

Por lo tanto, además de lo anterior, es bueno:

  • Evitar el consumo de patatas fritas, empaquetados y procesados.
  • Leer las porciones recomendadas en las etiquetas de los productos y tenerlas en cuenta al momento de ingerirlos.
  • Moderar el consumo de dulce, ya que este tiende a ser adictivo.
  • Elegir platos pequeños al momento de servir las comidas y dividir las raciones para cuatro o cinco veces al día.
  • Evitar comer con distracciones tales como la televisión, el ordenador o el móvil, entre otros.
  • Disponer de unos 20 minutos para cada comida, en un lugar tranquilo y alejado de ruidos.
  • Agregar más verduras en cada comida principal, de tal modo que la mitad del plato esté compuesta por estas.
  • Hacer ejercicio moderado.
  • Incrementar el consumo de agua y bebidas bajas en calorías.

Como lo acabas de notar, son muchas las cosas que puedes tener en cuenta para moderar los alimentos que consumes durante el día.

Si bien al principio no es fácil ponerlos en práctica, con el paso de los días el cuerpo se irá acostumbrando.

¿Te animas?

 

Te puede gustar