Las mejores 3 recetas con calabaza para cenar

La calabaza es el vegetal ideal para realizar cualquier platillo que tengas en mente. Además, es un alimento nutritivo que saciará tu hambre hasta la hora de dormir.

Muchas veces nos aburrimos de lo que sea que comemos; no obstante, debes saber que el problema no son los alimentos, sino la forma en la que los cocinamos. Por ello, te enseñaremos a preparar unas 3 deliciosas recetas con calabaza para que puedas hacer tus cenas más deliciosas y amenas.

Ahora bien, hay muchas formas de realizar platos que nos saquen de la monotonía, desde las miles combinaciones que existen de ingredientes, hasta usar diferentes instrumentos culinarios. Tan solo debes dejar volar un poco tu imaginación y creatividad, y te aseguramos que tus comidas ya no serán iguales.

La calabaza es el alimento perfecto para realizar muchas recetas. Gracias a su textura versátil, su sabor dulce y su aroma muchos chefs a nivel mundial la usan en muchas de sus preparaciones.

Además, es rica en antioxidantes que combaten la acción de los radicales libres, así como en vitamina C, y licopeno. Debido a su alto contenido en beta-carotenos ayuda a cuidar la salud ocular, elimina la grasa y previene el estreñimiento.

3 recetas con calabaza

1. Pasta de calabaza

En esta ocasión necesitarás usar una herramienta especial para poder darle a la calabaza la forma del espagueti. Se trata de un espiralizador que puedes adquirir en muchos lugares, como tiendas especializadas en gastronomía.

Ingredientes

  • ½ calabaza pequeña (900 g)
  • ½ taza de champiñones (50 g)
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cucharada de pimienta (15 g)
  • 2 cucharadas de sal (30 g)
  • ½ cucharada de orégano (8 g)
  • 1 cucharada de aceite de oliva (15 ml)

Preparación

  1. Primeramente, pela, lava y corta por la mitad la calabaza.
  2. Luego, utiliza el espiralizador para darle forma de pasta a los trozos de calabaza.
  3. Después, en una sartén a fuego medio, sofríe las espirales de calabaza junto con los champiñones. Te llevará aproximadamente unos 10 minutos.
  4. A continuación, ve agregando los ingredientes uno a uno y revuelve bien para que los sabores se mezclen.
  5. Por último, retira del fuego, deja que se enfríe un poco y disfruta de una rica pasta de calabaza hecha en casa. Puedes añadir un poco de queso parmesano si gustas.

Lee también: Deliciosa receta de papilla de coliflor, papa y calabaza

2. Ensalada de calabaza

Si no deseas comer platos pesados durante la noche, una ensalada es la mejor opción para ti. Este receta no solo utiliza la calabaza como ingrediente principal sino también como aderezo. Esperamos que la disfrutes.

Ingredientes

  • ½ calabaza (900 g)
  • 1 aguacate
  • 1 arbolito de brócoli sin el tallo
  • ½ cebolla
  • ¼ taza de queso cabra (50 g)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (45 ml)
  • 1 cubito de caldo de verduras
  • 2 vasos de agua (400 ml)

Preparación

  • Para comenzar, pela, lava y corta la calabaza en trozos pequeños. Usa un poco más de la mitad para el aderezo y la parte restante para la ensalada.
  • Luego, ponlos a hervir a fuego lentos junto con el cubo de caldo de verduras y el aceite de oliva. Cuando hierva, retira del fuego, deja que enfríe, escurre y lleva a la licuadora con un poco de agua para obtener una crema.
  • Después, corta la cebolla en juliana, el brócoli en trozos pequeños y el aguacate en dados. Colócalos en un bol con la calabaza picada anteriormente.
  • A continuación, mezcla bien los ingredientes y agrega el queso de cabra.
  • Por último, esparce el aderezo de crema de calabaza sobre tu ensalada y disfruta.

Ver también: 7 razones por las que te conviene consumir calabaza

3. Crema de calabaza

Esta receta también cuenta como un plato ligero a la hora de la cena. Es de muy fácil preparación y con ingredientes que seguro ya tienes a la mano. Y, a pesar de que es baja en calorías y carbohidratos, te mantendrá saciado hasta la hora de dormir.

Ingredientes

  • ¼ calabaza (400 g)
  • ½ vaso de leche descremada (100 ml)
  • 2 cucharadas de maicena (30 g)
  • 1/2 rama de puerro
  • 2 cucharadas de sal (30 g)
  • 1 cucharadas de pimienta (15 g)
  • ½ cucharada de cilantro para decorar (8 g)
  • ½ vaso de agua (100 ml)

Preparación

  1. Para empezar, pela, corta y lava bien la calabaza. Los trozos puedes ser de tamaño mediano.
  2. Después, Coloca la calabaza a hervir con el agua y la leche.
  3. Cuando se ablande, retira del fuego, deja que enfría y escurre un poco.
  4. Luego, lleva a la licuadora. Para que te quede una consistencia cremosa, utiliza un poco del mismo líquido en el que cocinaste la calabaza.
  5. Por último, sirve y decora con un poco de cilantro. Disfruta de una deliciosa y ligera crema de calabaza.