Las mejores 8 maneras de reducir los poros abiertos

Además de cerrar los poros dilatados, el exfoliante de miel y azúcar favorece la eliminación de impurezas y células muertas y suaviza la piel

Los poros abiertos forman parte de la vida de muchas personas, quienes están en la búsqueda constante de reducirlos para que no acumulen impurezas y terminen convirtiéndose en molestos puntos negros o acné. Los poros dilatados son mal vistos estéticamente, pues hacen que el rostro tienda a ser brillante y con problemas de exceso de grasa. Por suerte, existen varias fórmulas para reducirlos y conseguir una apariencia más suave y saludable de la piel.

Actualmente existen varios tratamientos comerciales que ayudan a reducir los poros abiertos para evitar problemas de puntos negros y acné. No obstante, no hace falta invertir grandes sumas de dinero para hacerle frente a este problema, ya que algunas fórmulas naturales dan muy buenos resultados por un precio mínimo.

Loción de salvia

Loción-de-salvia

Esta loción de salvia tiene propiedades astringentes y antisépticas que ayudan a limpiar profundamente la piel, estimulando la eliminación de impurezas y células muertas. Este astringente ayuda a reducir el exceso de grasa y minimiza los poros abiertos para mejorar la salud de la piel.

¿Qué debes hacer?

Prepara una infusión de salvia y aplícala sobre tu rostro con un paño o algodón limpio.

Suero de leche

Este ingrediente natural tiene muchas bondades para tu piel, incluyendo su poder para cerrar los poros abiertos y aclarar naturalmente la piel.

¿Qué debes hacer?

Todas las noches, antes de ir a dormir, lava bien tu rostro y aplícate suero de leche utilizando un trozo de algodón. Déjalo actuar por 20 minutos y retíralo con agua templada.

Mascarilla de arcilla

arcilla (1)

La arcilla es un ingrediente astringente y regenerador que te ayuda a eliminar el exceso de grasa en la piel y a reducir el tamaño de los poros.

¿Qué debes hacer?

Remoja un poco de arcilla blanca o verde con agua y aplícate la pasta en el rostro, dejándola actuar 15 o 20 minutos. Pasado este tiempo, retírala suavemente con agua tibia.

Cáscara de papaya

Este remedio natural ayuda a limpiar el cutis profundamente y reduce los poros para evitar puntos negros.

¿Qué debes?

Limpia muy bien la piel de tu rostro. Corta una papaya y, con la parte interior de la cáscara, frótate el rostro. Déjalo actuar 15 minutos.

Clara de huevo

Clara-de-huevo

La clara de huevo es ideal para tonificar la piel y reducir temporalmente los poros dilatados. Este ingrediente facilita la eliminación de células muertas y mejora la salud de la piel.

¿Qué debes hacer?

Combina la clara de un huevo con una cucharadita de maicena y forma una pasta cremosa. Cuando la mezcla esté sin grumos, aplica una capa uniforme por todo el rostro y déjala actuar por 20 minutos o hasta que se seque completamente.

Jugo de limón

Este ingrediente natural tiene importantes beneficios para la piel que incluyen una acción astringente, desinfectante y aclaradora. Es importante aplicarse este tratamiento en horas de la noche, ya que no debe exponerse al sol.

¿Qué debes hacer?

Extrae el jugo de un limón, empapa un algodón con él y úsalo para dar golpecitos suaves en el rostro para reducir los poros. Deja actuar el limón durante 10 minutos y enjuágalo con agua tibia.

Harina de almendras

Harina-de-almendras

Esta harina ayuda a reducir notablemente los poros y evitar los molestos puntos negros.

¿Qué debes hacer?

Muele un tercio de almendras en la licuadora hasta que tenga una consistencia polvorosa. Otra opción es conseguir polvo de almendras en el supermercado o tienda naturista. Mezcla dos partes de harina de almendras con una parte de agua y forma una pasta de textura cremosa. Aplícate la mezcla suavemente sobre los poros abiertos y déjalo actuar por 30 minutos. Para terminar, enjuaga con agua tibia y sécate con cuidado. Lo ideal es repetir este tratamiento 3 veces a la semana.

Miel con azúcar

Este exfoliante natural es una gran ayuda para cerrar los poros dilatados y eliminar las impurezas que se acumulan en el rostro y causan acné. Sus propiedades facilitan la eliminación de células muertas y suavizan la piel, dejándola renovada.

¿Qué debes hacer?

En un recipiente mezcla dos cucharadas de miel con una de azúcar y aplica en el rostro con suaves masajes circulares. Deja actuar por 10 minutos y retira con agua fría.

Categorías: Belleza Etiquetas:
Te puede gustar