Las mejores cosas que puedes hacer para salir de la rutina

Elena Martínez 6 septiembre, 2018
Para conseguir salir de la rutina debemos tomar las riendas de la situación y empezar a tomar decisiones que nos obliguen a abandonar nuestra zona de confort. Solo depende de nosotros

¿Sientes el hastío de una vida sin emociones? ¿Te gustaría tener un vida intensa y no sabes por dónde empezar? ¿Crees que has tocado fondo y todo se ha vuelto aburrido? No desesperes. Con voluntad, todo se puede superar. Aquí presentamos las mejores cosas que puedes hacer para salir de la rutina.

No todos los días van a ser como si vivieras en un parque de atracciones.Sin embargo, sí existen muchas cosas que solo dependen de ti para poder cambiarlas. No te resignes a una rutina que no te satisface. Toma las riendas de tu vida, vive con intensidad y aprovecha cada momento.

Cada noche, la última y cada mañana, la primera

felicidad para salir de la rutina

Salir de la rutina empieza con la intención de maximizar el tiempo, de valorar el instante. Muévete, dale acción a tus días. Existe una famosa locución latina que dice: Carpe diem. Es decir, aprovecha el momento.

Vive como si no hubiera un mañana. Usa la cubertería buena, ponte tu mejor traje. No esperes a un futuro que nunca llega para hacer las cosas que anhelas.

Piensa menos y haz más. Deja de valorar los pros y contras de cada decisión. Trata de arriesgar un poco más, rompe tus propios esquemas mentales. Lánzate a la piscina, ríete de ti mismo y, sobre todo, disfruta. Sé feliz.

Tienes 365 oportunidades al año para empezar algo genuino, algo auténtico, algo que te emocione. Siente cada noche como si fuera la última y cada mañana como si fuera la primera.

Lee también: Beneficios de romper la rutina

El enemigo se llama pereza

Muchas veces la pereza nos roba la vida. Siempre hay una excusa para no movernos, para seguir tumbados en el sofá, esperando a que todo se resuelva por sí mismo. Pues no. Haz una autocrítica y toma conciencia del tiempo de inactividad que consumes.

Para salir de la rutina hay que afrontarla y ser honestos con nosotros mismos. Debemos dejar de poner peros a todo.

Televisión y sofá en dosis moderadas puede ser reparador e, incluso, constructivo. No obstante, el mal hábito de la inactividad, la pereza y la desidia atraen estados psicológicos depresivos. La rutina convierte nuestra vida en un riel de tren, en el cual todo es mecánico e idéntico día tras día.

Debemos esforzarnos y ponernos pequeños retos que nos obliguen a dominar la pereza.

Deja de echarle la culpa al mundo

Deja de lamentarte por todo. Es más útil encender una vela que maldecir la oscuridad. Cada uno tiene unas circunstancias diferentes y se trata de aprovechar al máximo lo que tienes.

Sin dinero también se pueden hacer muchas cosas. Poner excusas o echarle la culpa al mundo de nuestra aburrida rutina no nos aporta nada positivo. Una actitud inconformista, desafiante, enérgica y positiva te llevará a donde seas capaz de imaginar.

Es muy común escuchar a personas en una actitud de queja constante. Como si el mundo les debiera parte de la felicidad que no encuentran. Y, sin duda, eso es un error. Cambia lo que no te guste de tu vida. Empieza por salir de la rutina y construye la realidad a tu manera. Son pequeños cambios los que te ayudarán a ponerte a prueba.

Salir de la zona de confort

salir de la rutina

Otro factor que debemos tener en cuenta para salir de la rutina es abandonar nuestra tu zona de confort. Ese lugar donde estimas todo estable y te sientes protegido debe ampliarse de cualquier manera que te apetezca.

Cualquier opción que te fuerce a salir de casa te ayudará a abrir tu mente. Compra alguna prenda de ropa que no sea tu estilo, ¡arriésgate! Llévate al límite. El deporte también es una buena opción. Y, si te falta fuerza de voluntad, trata de hacer cosas en grupo para que te obliguen a seguir.

Ver también: Cómo dormir bien: 6 rutinas para descansar lo adecuado

Empezar a salir de la rutina

A continuación te damos unas sencillas ideas para empezar a salir de la rutina:

  • Intenta relacionarte con nuevas personas.
  • Haz nuevos amigos.
  • Visita nuevos lugares.
  • Vuelve a casa andando, por calles diferentes.
  • Inscríbete a nuevas actividades.
  • Si tienes pereza para todo, imponte un horario y cúmplelo.
  • Conoce gente nueva y trata de seguir la inercia del grupo.
  • Sé positivo.
  • Haz actividades constructivas durante el día.
  • Trata de llevar una buena alimentación que te aporte energía.
  • Demuéstrate a ti mismo que puedes hacerlo y hazlo.
Te puede gustar