Las mejores formas de tonificar el cuello y reducir la papada

Además de cuidar nuestra dieta e incrementar el consumo de agua para mantener la zona hidratada y elástica, para reducir la papada debemos realizar ejercicios localizados a diario

La papada es una acumulación de lípidos que se ubica bajo la barbilla, o bien esa piel flácida que queda cuando la persona sube y baja de peso continuamente.

La mayoría lo considera un problema estético y, de hecho, algunas veces llega a afectar la autoestima de quienes la padecen.

No obstante, más allá de esto, es importante tener en cuenta que su presencia es un factor de riesgo cardiometabólico que no se debe ignorar.

Por tal razón es fundamental modificar el estilo de vida y adoptar hábitos saludables que permitan mantener el peso controlado.

Sumado a esto también se pueden poner en práctica algunos ejercicios y consejos para disminuir la acumulación de grasa y tonificar la piel.

¡Descúbrelos!

Ejercicios y consejos para reducir la papada y tonificar el cuello

Tanto el rostro como el cuello están compuestos por varios músculos que se encargan de darle firmeza a la piel que los recubre.

Estos impiden la aparición temprana de arrugas y reducen la acumulación de grasa en la zona de la barbilla.

Sin embargo, la mayoría ignora que, al igual que los demás músculos, se deben ejercitar de forma constante para mantenerse fuertes.

Además, su piel necesita un extra de nutrición para mantenerse elástica, firme y tonificada.

Pensando en todo esto hemos recopilado una sencilla rutina y dos recomendaciones clave con las que podrás lograr el objetivo.

Ver también: 4 formas de quitar el cuello oscuro

Ejercicio Nº 1

ejercicio facial

  • De pie, con la espalda recta y la boca cerrada, realiza movimientos circulares con la lengua sobre el paladar superior.
  • Realiza 10 repeticiones 3 veces al día, todos los días.

Ejercicio Nº 2

  • Siéntate en un lugar cómodo, con la espalda recta y de la manera más relajada posible.
  • A continuación, pronuncia de manera exagerada las vocales, abriendo la boca tanto como puedas.
  • Completa 10 repeticiones, dos o tres veces al día.

Ejercicio Nº 3

Ejercicio para el cuello

  • Siéntate en una silla cómoda, con la espalda recta y los brazos cruzados.
  • Estira el cuello hacia adelante y, cuando alcances su punto máximo, gíralo hacia la izquierda o derecha, con movimientos lentos.
  • Mantén la postura dos segundos, regresa a la posición inicial y repite los mismos movimientos en cada lado.
  • Realiza 10 repeticiones todos los días.

Ejercicio Nº 4

  • Tensa los músculos del cuello tanto como puedas y trata de hacer una sonrisa invertida.
  • Repite la misma actividad 5 veces seguidas, dos o tres veces al día.

Ejercicio  Nº 5

goma de mascar

  • Compra tu goma de mascar favorita y úsala para trabajar los músculos de la cara y el cuello.
  • Mastica de forma exagerada y constante, mínimo 10 minutos seguidos.
  • Repite el ejercicio dos o tres veces al día.

Hidratación para tonificar el cuello

Para tonificar el cuello es primordial incrementar el consumo de agua y utilizar productos hidratantes.

Ingerir de 6 a 8 vasos de agua al día previene la deshidratación y mejora la oxigenación de la piel en todo el cuerpo.

La aplicación de una crema hidratante con propiedades reafirmantes disminuye la flacidez en la zona del cuello y favorece la reducción de la papada.

Además, es conveniente incrementar el consumo de frutas y verduras, ya que son alimentos antioxidantes que contribuyen a mejorar el aspecto de la piel.

Masajes con aceite de germen de trigo

cuello de mujer

La aplicación de un masaje con aceite de germen de trigo es útil como complemento para reafirmar la piel de la papada.

Este producto dispone de una concentración alta de vitamina E, un nutriente que hidrata, tonifica y tensa la dermis.

Masajea desde la barbilla hacia la parte baja del cuello, mientras presionas suavemente con las yemas de los dedos.

Repítelo todos los días, por la mañana y antes de ir a dormir.

Te recomendamos leer: Cómo entrenar el cerebro para dormir en un minuto

Jugo de manzana y remolacha

El consumo regular de este jugo natural contribuye a eliminas las toxinas y la retención de líquidos, factores que influyen en la aparición de la papada.

Es bajo en calorías, rico en antioxidantes y cuenta con un efecto saciante que ayuda a controlar la ansiedad por la comida.

Ingredientes

  • 2 manzanas
  • 1 remolacha mediana
  • ½ vaso de agua (100 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Introduce las manzanas y la remolacha en un extractor de jugos.
  • Coloca ambos jugos en la licuadora y bátelos con medio vaso de agua.
  • Consúmelo en ayunas, mínimo tres veces a la semana.

Recuerda que todas estas recomendaciones pueden ayudar a conseguir buenos resultados siempre y cuando se pongan en práctica de forma continua.

Los efectos no se consiguen de forma inmediata y pueden variar de persona a persona.

 

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar