Las mejores frutas para cuidar de tu corazón

Si quieres cuidar de tu corazón es muy importante que sepas que hay frutas que puedes incluir en tu dieta y que pueden ayudarte. ¡Descubre cuáles son!

Las frutas son alimentos esenciales para nuestra salud porque nos aportan numerosos beneficios gracias a la cantidad de vitaminas, fibras y minerales que contienen. Además, si tienes problemas de corazón estas frutas pueden servir como un complemento para ayudarte a mejorar tu salud cardíaca.

Algunos de los problemas más comunes que afectan al corazón debilitándolo son la hipertensión o el colesterol. Por esta razón, nuestra nutrición es necesaria para mantener una buena calidad de vida, y si incorporas estas frutas a tu dieta, podrían ayudarte a conseguirlo. 

¿Qué frutas pueden cuidar de mi corazón?

Todas las frutas nos pueden ayudar a mantener un estilo de vida sano, y los nutricionistas recomiendan tomar cinco piezas de verduras y cinco de frutas al día. En este caso, vamos a dividir las frutas en cuatro colores diferentes para saber cuáles son las más beneficiosas para nuestro corazón dentro de cada uno.

1. La salud está en el rojo

Bol que contiene frutos rojos.
Los frutos rujos nos ayudan a cuidar de nuestro corazón.

¿Por qué rojo? Por una sencilla razón, las frutas que disponen de ese atractivo color rojo, son ricas en antioxidantes, y sobre todo, en ese llamado licopeno, tan adecuado para cuidar de nuestra salud cardíaca. Las frutas como el pomelo o la toronja rosada y la sandía, son las más ricas en este tipo de antioxidante.

Las antocianinas también se encuentran en las frutas rojas como las manzanas y las cerezas, ideales para mejorar nuestra circulación y limpiar nuestras venas. El ácido elágico, que nutre por ejemplo las bayas rojas y las granadas son sin duda unas  de las más adecuadas para regular la tensión o mejorar el colesterol.

Y  por último, las uvas y moras rojas o moradas son famosas por su alto contenido en resveratrol, un antioxidante muy adecuado para prevenir ataques cardíacos. Así que, ¿y si las incluimos en nuestros desayunos? No olvides tampoco las fresas, papayas y los arándanos, básicos para nuestro cerebro y nuestro corazón.

2. Los beneficios del verde

kiwi

¿Qué frutas te vienen a la cabeza que sean de color verde? Los kiwis, los melones, las manzanas verdes y las peras, entre otras. Todas estas frutas disponen de ácido fólico, de calcio, de hierro, vitamina K y magnesio. 

Estas frutas nos pueden ayudar a limpiar nuestra sangre y nos previenen de muchas enfermedades del corazón. Para incorporarlas a tu dieta, puedes incorporar una manzana o una pera en tu desayuno diario.

3. Los apetecibles frutos morados

Los frutos morados, negros, azules o púrpuras, son para los médicos y nutricionistas uno de los mejores aliados para la salud cardíaca. Son muy ricos en antioxidantes, reducen el colesterol y pueden ayudarnos a tener una mejor digestión.

Es recomendable que los consumas cuando sea la temporada, aunque pueden no ser fáciles de encontrar dependiendo del lugar en el que vivas. Pero no hay problema,  ya que también puedes consumir ciruelas, los higos morados, las grosellas negras, bayas de saúco y uvas pasas…

4. Frutas de color claro

Plátano

Las frutas de color claro como los plátanos, los melocotones, las nectarinas blancas, son muy ricas en vitaminas, minerales y fitoquímicos que promueven la salud del corazón. Además, los fitoquímicos son una sustancia que pueden ayudarnos a prevenir el riesgo de cáncer.

¿Cómo podemos incorporarlos a nuestra dieta? Una opción es tomarnos un plátano en la cena, ya que además de ser muy ricos en potasio son muy útiles para relajarnos. Si lo tomas maduro también son una fruta que no solo aporta beneficios a nuestro corazón, sino que puede ayudarnos en la prevención de cáncer.

¿Cómo debo tomar la fruta?

Yogur con fruta para media mañana.

Toma siempre la fruta en su forma fresca. Ya sea en su pieza entera o en su jugo. Es decir, las mermeladas que por ejemplo compramos en el supermercado, no serían adecuadas. Una mermelada de naranja o de fresa, nunca contendrá las vitaminas naturales de la fruta original. Además, contienen altos niveles de azúcares.

Así pues, sería perfecto que tomaras frutas naturales en tu desayuno: una manzana, una pera, ciruelas… Puedes hacerte ensaladas sabrosas en tus almuerzos porque hay muchas frutas que combinan muy bien con las espinacas o con la lechuga. El melón, la papaya y los plátanos son perfectos para nuestras cenas, así como cualquier jugo natural.

Un último consejo que queremos darte es que compres fruta cuando está en temporada, te costará un poco menos y su sabor y sus propiedades serán más beneficiosas para tu corazón.

Aprovecha aquellas frutas que sean típicas de tu tierra, intentando no añadirles nada más, ni azúcar ni nata, por ejemplo. Siempre será mejor acompañarlas de un poco de yogurt fermentado natural o de unas nueces. ¡Delicioso!

  • Familydoctor. Opciones de dieta para prevenir el cáncer [Internet]. [Consultado 18 Oct 2018] Disponible en: https://es.familydoctor.org/cancer-opciones-de-dieta-para-prevenir-el-cancer/?adfree=true.
  • Medineplus. Licopeno [Internet].[Consultado 18 Oct 2018]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/natural/554.html.
  • Cuerpomente. Plátano. Todas las propiedades y beneficios para nuestra salud [Internet]. [Consultado 18 Oct 2018]. Disponible en: https://www.cuerpomente.com/guia-alimentos/platano.