Las mejores fuentes alternativas de calcio - Mejor con Salud

Las mejores fuentes alternativas de calcio

Los vegetales verdes, además de aportarnos más calcio que un vaso de leche, también nos proporcionan una cantidad importante de hierro y fibra y favorecen la eliminación de toxinas

Los lácteos son considerados como una importante fuente de calcio, debido sobre todo a que nuestro cuerpo puede absorberlo muy fácilmente a través de esos productos. No obstante, ellos no son la única opción con la que contamos. Por el contrario, es importante conocer las mejores fuentes alternativas de calcio, ya que de esta manera no solo nos tendríamos que limitar a la leche y sus derivados.

Como bien sabemos, el calcio es un elemento muy importante para gozar de una buena salud. Entre otras cosas, el calcio es de gran ayuda para el corazón, los huesos, los músculos, los nervios y la sangre. Por lo tanto, su consumo es sumamente importante. De no ser así podemos sufrir problemas de salud como osteoporosis o cáncer de colon.

Conoce a continuación las mejores fuentes alternativas de calcio.

Vegetales verdes

La col o el repollo, así como las espinacas y el brócoli son una excelente fuente alternativa de calcio. De hecho, este tipo de productos naturales tiene una mayor cantidad de calcio que un vaso de leche. Crudas o ligeramente cocidas conservan su alto valor nutricional, además de que tienen mucho hierro, el cual también es muy importante para el correcto funcionamiento del organismo.

Productos del mar

Algunos productos marinos son otra fuente alternativa de calcio, especialmente las sardinas, el salmón, las algas y otros pescados grasos ricos en omega 6. Así que alimentos como el sushi o el ceviche son dos opciones muy ricas y altas en contenido de calcio.

Leche de arroz y de almendra

leche-de-arroz

Ambas tienen la misma cantidad de calcio que la leche de vaca que solemos consumir todos los días, por lo que son dos magníficas opciones. Sin embargo, este tipo de bebidas son algo difíciles de conseguir, además de caras. La leche de soja también es rica en calcio aunque puede causar problemas estomacales. Para eso es recomendable optar por productos derivados de ella.

Avena

Está comprobado que la avena aporta a nuestro organismo importantes cantidades de calcio. Se puede consumir en el desayuno, ya sea en forma natural o en hojuelas, así como combinada con frutas o en un batido.

Frutas secas

Frutos secos

Frutas como el higo, las almendras o avellanas son una gran fuente alternativa de calcio. Lo mejor es consumirlas, aproximadamente media taza, en el desayuno o como botana entre comidas. Lo mejor de todo es que este tipo de frutas siguen conservando otras propiedades como las vitaminas.

Leguminosas

Las leguminosas las podemos consumir en cualquier momento. De hecho, forman parte de la dieta diaria en muchos países del mundo, especialmente los latinoamericanos. Ejemplos de este tipo de alimentos son los frijoles, las habas, las alubias y las habichuelas. Por si fuera poco, las leguminosas también contienen mucho hierro.

Semillas de sésamo

Las semillas de sésamo, también conocido en algunas partes del mundo como ajonjolí, contienen una buena cantidad de calcio. Una simple cucharada de ellas puede ser útil. Además, se pueden mezclar con hojas verdes como la albahaca. De esta manera obtendremos además hierro. De hecho, algunos panes son elaborados con semillas de sésamo o las tienen en su superficie.