Las mejores infusiones digestivas y depurativas: ¡Descúbrelas!

La mezcla de anís y manzanilla nos ayuda a eliminar toxinas y bacterias perjudiciales. Es relajante, facilita la digestión y alivia los procesos inflamatorios

Las infusiones digestivas y depurativas son un remedio natural muy efectivo para combatir esa sensación de pesadez e hinchazón de abdomen que solemos sufrir tan a menudo.

Factores como el estrés, una mala alimentación y la vida sedentaria suelen estar detrás de esas malas digestiones que, en un momento dado, nos pueden arruinar el día. ¿Qué tal si a partir de ahora incluimos estas deliciosas infusiones en nuestra dieta? Estamos seguros de que te van a servir de ayuda.

¡Descúbrelas con nosotros!

¿A qué se deben mis malas digestiones?

Digestion

Las siguientes infusiones digestivas y depurativas van a ser efectivas para la mayoría de causas que originan estos procesos. Ahora bien, siempre es importante saber a qué se debe “esa mala digestión”, de ahí que te expliquemos ahora cuáles son los orígenes más frecuentes, dejando a un lado, eso sí, las enfermedades asociadas al tracto digestivo que ya requerirían, sin duda, una intervención médica y unas pautas específicas que la medicina natural y estas infusiones no podrían solucionar.

Nos enfocamos solo en esos trastornos ocasionales tan comunes en nuestro día a día. Veámoslos.

1. El estrés cotidiano

Una vida con prisas, con preocupaciones diarias y, sobre todo, con falta de tiempo para prepararnos platos saludables y de fácil digestión para nuestro estado de ansiedad suelen ser las causas principales por las que sufrimos no solo malas digestiones, sino también una peligrosa acumulación de toxinas.

Nunca pases por alto las alteraciones hormonales que llegamos a padecer cuando el estrés se convierte en ese “enemigo cotidiano”. No olvides tampoco que la presencia del cortisol en sangre, además de causar taquicardias e hipertensión, favorece el que las digestiones sean lentas y que no absorbamos correctamente los nutrientes. ¡Intenta gestionar mejor tus situaciones de estrés!

Te recomendamos leer: 5 modos efectivos para prevenir el estrés

2. Un hígado intoxicado

La relación que existe entre un hígado inflamado o intoxicado y una mala digestión es directa y muy importante, no podemos olvidarlo. Este órgano vital es quien se encarga de favorecer nuestra correcta digestión, de almacenar vitaminas y minerales, de metabolizar enzimas, depurar toxinas, de producir la bilis y otros ácidos que nos ayudan a que los alimentos que llegan al estómago sean correctamente procesados para nutrir nuestro organismo y separar aquello que no necesitamos.

Si nuestro “laboratorio central” falla, es decir, si el hígado tiene una acumulación de toxinas, nuestras digestiones lo van a notar. De ahí la importancia de incluir en nuestra dieta estas infusiones digestivas y depurativas.

3. Una mala alimentación, una vida sendentaria y otros factores que hay que tener en cuenta

¿Sabías que existen factores que determinan el que suframos de malas digestiones? Son dimensiones muy básicas que, en ocasiones, no valoramos y que, poco a poco, se convierten en hábitos que dañan seriamente nuestra salud. Ten presente siempre las cuestiones que suelen originar problemas digestivos:

  • Comer cada día a una hora, no respetar horarios.
  • Beber poca agua.
  • Comer alimentos ricos en grasas o azúcares. Se procesan mal y tardan mucho en digerirse.
  • Comer muy deprisa.
  • Comer entre horas.
  • Padecer intolerancia a algún alimento y no saberlo.
  • Llevar una vida sedentaria y comer por encima de nuestras necesidades energéticas.
  • El estreñimiento impide también que podamos digerir adecudamente los alimentos.
  • Tener la flora intestinal en mal estado, o padecer un desequilibrio de estas bacterias “buenas” que, en un momento dado, pueden verse saturadas por las llamadas “bacterias malas”.

¡No te pierdas de este artículo!: 5 alimentos anticancerígenos que no pueden faltar en tu mesa

Infusiones digestivas y depurativas

Toma nota de cuáles son las mejores infusiones digestivas y depurativas que debes incluir en tu dieta. No podemos decirte cuál de ellas va a irte mejor, eso es algo que te va a decir tu organismo y que deberás comprobar tú misma, puesto que cada persona tenemos unas necesidades concretas. No obstante, todas ellas son saludables, deliciosas y muy efectivas. ¿Tomamos nota?

1. Infusión de menta y melisa

menta5

Una estupenda combinación que nos brinda sus principios digestivos, antiespasmódicos y sedantes para nuestro tracto digestivo y para cualquier dispepsia asociada a trastornos nerviosos. Ideal para esos días en que sufrimos de estrés.

Ingredientes

  • 15 g de melisa
  • 15 g de menta seca
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Como siempre, empezaremos poniendo a calentar ese vaso de agua. Una vez llegue a ebullición, añade la menta y la melisa, verás que el olor es muy agradable. Deja que se haga la cocción a lo largo de 20 minutos y permite que repose otros 10.
  • ¿Siguiente paso? Cuela el contenido y endulza con miel. Tómala 15 minutos después de tus comidas.

2. Infusión combinada con grandes principios depurativos y digestivos

te jengibre nerdling

Esta infusión es muy eficaz y combina diversas plantas naturales que nos van a ayudar a optimizar la función del hígado, a depurarlo, fortalecerlo y a mejorar nuestras digestiones. Toma nota de lo que debes hacer.

Ingredientes

  • 2 hojas de diente de león
  • 2 hojas de ortigas
  • 3 g de regaliz seco
  • 3 g de jengibre rallado
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación 

  • Es muy fácil de preparar. Una vez el agua haya llegado a ebullición, añade todos los ingredientes, es decir, el diente de león, las ortigas, el regaliz  y el jengibre para que se haga una adecuada cocción a lo largo de 20 minutos. Después, permite que repose 10 minutos y después, cuela el contenido para quedarte con la infusión medicinal.
  • Endulza con miel y toma 15 minutos después de tu comida principal. Puedes consumir este remedio a lo largo de 5 días para depurar tu hígado.

Ver también: Diente de león, un remedio para desintoxicar tu cuerpo naturalmente

3. Anís verde y manzanilla

anis

Esta infusión deliciosa, además de relajarte, te ayudará a eliminar toxinas, a remover bacterias nocivas de tu intestino y a favorecer cada día tus digestiones.

Ingredientes

  • 15 g de manzanilla
  • 15 g de anís verde
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

Una vez haya llegado a ebullición ese vaso de agua, añade la manzanilla y el anís. El olor es cautivador. Ahora deja que se haga la cocción a lo largo de 20 minutos y permite que repose otros 10, para, a continuación, colar el contenido y endulzar con un poco de miel. Tómala 15 minutos después de tus comidas.