Las mejores infusiones para tratar los nervios

Además de favorecer el sueño, ya que nos permite relajarnos y a controlar la ansiedad, la melisa tiene propiedades antiespasmódicas, que nos ayudan a aliviar las tensiones musculares

¿Tienes costumbre de tomar infusiones? ¿Alguna vez has recurrido a remedios naturales para paliar el estrés y los problemas de insomnio? Si no sueles tomar infusiones, quizá podamos informarte de algunas opciones beneficiosas que te harán cambiar de hábitos.

Las 5 mejores infusiones para una buena circulación.

En la actualidad la vida nos pone ante situaciones estresantes, presiones y problemas que nos hacen todo más difícil y afectan a nuestra salud. Aunque a simple vista no parece afectar directamente nuestra salud.

Se ha comprobado que hay una relación entre este tipo de situaciones y el estado del sistema nervioso, cardiovascular e inmunológico.  Los nervios y el estrés son problemas que se derivan de este estilo de vida. Y sus repercusiones aparecen a medida que pasa el tiempo.

Además de las consecuencias físicas del estrés como hipertensión, diabetes tipo 2 o migrañas tensionales; existe la posibilidad de que aparezcan problemas de salud mental. Entre ellos se encontrarían la ansiedad, la depresión o el insomio entre otros.

Para paliar y combatir los efectos de los nervios y el estrés será necesario que:

  • Nos alimentemos de forma sana y equilibrada.
  • Adoptemos hábitos y ritmos de vida saludables.
  • Evitemos los excitantes como tabaco, café, etc.
  • Huyamos del sedentarismo.
  • Nos apoyemos en remedios naturales, como las infusiones.

Ver también: Descubre cómo las pequeñas rutinas pueden ayudarte a liberar el estrés

La medicina natural ofrece remedios que favorecen el sistema nervioso y funcionan como un calmante natural de efecto moderado. A continuación te presentamos las mejores infusiones para tratar este problema.

Infusiones de manzanilla

El té o infusión de manzanilla es uno de los tratamientos más reconocidos para controlar los nervios, debido a que sus propiedades causan relajación en el organismo y reduce síntomas asociados. Entre sus beneficios encontramos:

  • Ayuda a paliar el estrés y la ansiedad.
  • Favorece la conciliación del sueño.
  • Mejora nuestra digestión.
  • Tiene efectos analgésicos.
  • Ayuda a regular el azúcar en sangre.
  • Potencia nuestro sistema inmune.

Es recomendado beber infusión de manzanilla antes de ir a dormir. Se puede beber 3 tazas al día y se debe evitar el exceso. Existen opciones listas para el consumo, aunque la mejor opción es buscar manzanilla natural o salvaje.

Infusiones de tila

La tila es una de las infusiones más poderosas para aliviar el nerviosismo y la ansiedad. Entre sus propiedades en infusión encontramos:

  • Efecto sedante.
  • Propiedades antiinflamatorias.
  • Es un diurético natural.
  • Ayuda en la digestión.
  • Tiene efecto vasodilatador.
  • Ayuda a regular la hipertensión.

Se recomienda beber una taza 2 o 3 veces por día. Es preferible bucar tila natural o salvaje para asegurarnos que preserva sus beneficios.

Infusiones de Valeriana

La valeriana, una planta medicinal para tratar el insomnio

La valeriana es una planta llena de propiedades relajantes, que ayudan a aliviar problemas como el nerviosismo, el estrés, el insomnio, las palpitaciones, los dolores menstruales, entre otros. Esta poderosa infusión funciona como un buen tranquilizante especialmente para aliviar los nervios y conciliar el sueño.

Infusiones de melisa o toronjil

La melisa o también conocida como toronjil, es una planta con propiedades calmantes que ayudan a tratar problemas como el insomnio o ansiedad. Además de ayudar a controlar el sistema nervioso, esta planta también tiene efectos antiespasmódicos.

Su infusión ayuda en el tratamiento de la tensión muscular, los espasmos estomacales y cólicos menstruales. Se recomienda beber infusión de melisa 2 o 3 veces al día.

Infusiones de lavanda

lavanda 3

La lavanda se caracteriza por tener un olor delicioso, pero por supuesto sus propiedades son lo que más la destacan:

  • Ayuda a reducir el nerviosismo, ya que sus efectos tranquilizantes calman los nervios.
  • Ayuda a reducir la tensión nerviosa y muscular.
  • Alivia el insomnio, el estrés y la ansiedad.
  • Tiene propiedades antiespasmódicas, antisépticas y diuréticas.

Ver también: Descubre cómo hacer y utilizar el aceite de lavanda

Su infusión tomada antes de acostarse, puede ayudarnos a conciliar el sueño con más facilidad y liberarnos de las preocupaciones del día a día.

Infusiones de valeriana

Las flores de valeriana son conocidas por sus propiedades tranquilizantes ideales para el tratamiento contra el estrés. Es recomendada para aliviar problemas como el insomnio, la ansiedad y también tiene propiedades analgésicas en casos de cólicos menstruales.

Para preparar la infusión de valeriana es recomendado utilizar su raíz seca o las flores naturales. Su consumo habitual nos ayudará a combatir los efectos del estrés diario.

Infusiones de pasiflora

pasiflora

La pasiflora funciona sobre el sistema nervioso central, relajando también el sistema muscular. El poder medicinal de esta planta es utilizado para tratar problemas de ansiedad, nerviosismo, estrés, insomnio, entre otros.

Su infusión se prepara a partir de su tintura, la cual se hace conservando su extracto puro con agua y alcohol. La tintura se disuelve en agua y se bebe preferiblemente caliente.

Apio

El apio nos ayuda a equilibrar el sistema nervioso, siendo un buen tratamiento para aliviar el estrés y la ansiedad. Lo único que debes hacer es lavar muy bien el apio crudo y poner algunas hojas en una taza de agua caliente.

Ten en cuenta…

Estas infusiones funcionan como relajantes naturales que ayudan a calmar los síntomas del nerviosismo en momentos tensos, depresión, estrés, problemas o cualquier tipo de situación que así lo requiera.

Su poder natural aliviará de momento este problema, pero no deben ser usadas para sustituir un tratamiento médico. Pueden complementar los tratamientos recomendados por el especialista, pero en ningún momento se debe optar como sustitución.