Las mil y una propiedades del té verde

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Eliana Delgado el 3 enero, 2019
Si nos hemos quemado cocinando o tomando el sol podemos aliviar el dolor si aplicamos bolsitas de té verde sobre la zona, o bien un poco del líquido con un algodón

El té verde es una especie milenaria originaria del sur de China, se trata de una bebida rica en antioxidates y nutrientes muy beneficiosa y fácil de preparar. Las propiedades del té verde son cuantiosas, por eso se ha vuelto muy popular en occidente y muchas personas han decidido incluirlo en su dieta diaria.

A raíz de su popularidad, se han realizado muchos estudios científicos para comprobar las diferentes bondades que se le atribuyen. De este modo, muchas pruebas han descartado mitos acerca de sus beneficios, pero también se han demostrado algunos efectos positivos para la salud.

Qué saber sobre el té verde

Es un arbusto de entre 1 y 9 metros de altura y al que le encantan los climas húmedos y cálidos. Su nombre científico es Camellia sinensis L. Tanto el té negro como el verde provienen del mismo árbol, pero se procesan para obtener diferentes grados de oxidación.

En el caso del té verde, después de recolectar las hojas a mano, se someten a un proceso de secado rápido que casi no altera su composición.

Los componentes activos de esta planta son:

  • Aminoácidos
  • Fibras
  • Pectinas
  • Vitaminas B
  • Minerales (hierro, azufre, calcio, magnesio y potasio, entre otros)
  • Alcaloides (cafeína)
  • Polifenoles (catequinas y flavonoides)
  • Timol
  • Taninos
Té verde.

Te recomendamos leer: ¿Cuál es el mejor momento del día para tomar té verde?

¿Cuáles son las propiedades del té verde?

A continuación, te detallamos las propiedades que se le atribuyen al té verde:

Estimulante

Debido a su contenido en bases xánticas, principalmente cafeína, tiene un efecto estimulante suave, aunque tiene mucha menos cafeína que el café. Por lo tanto, se recomienda en momentos de cansancio o en los que debemos realizar grandes esfuerzos físicos.

Sin embargo, no se aconseja consumir té verde en exceso porque puede causar palpitaciones.

Adelgazante

Sin lugar a dudas, de las propiedades del té verde, esta es la más difundida y conocida. Está relacionado con muchas dietas para adelgazar, ya que aumenta las temperatura corporal, activa el metabolismo y aumenta el gasto energético. Todo esto es debido a las catequinas.

Té adelgazante.

Diurético

En combinación con la propiedad anterior, también esta te puede interesar si estás queriendo bajar de peso. Se utiliza en tratamientos para la obesidad, para aumentar la micción en pacientes con problemas renales, eliminar el líquido corporal acumulado, prevenir las piedras en los riñones y evitar la retención.

Antioxidante

Se han realizado muchos estudios acerca de la capacidad antioxidante del té verde. Las catequinas son las responsables de su factor protector y de su sabor característico.

También se ha propuesto su función preventiva en algunos tipos de cánceres. Sin embargo, los estudios realizados en humanos no son concluyentes.

Antimigrañas

Esta bebida se usa mucho en las personas con dolores de cabeza fuertes, porque constriñe los vasos sanguíneos del cráneo. Gracias a la cafeína se reducen notablemente los casos de migrañas crónicos.

Hepatoprotector

El té verde protege la salud del hígado, uno de los órganos más importantes:

  • Es adecuado en los tratamientos para la hepatitis.
  • Protege de la degeneración hepática y ciertas afecciones como puede ser la cirrosis.
  • También sirve para desintoxicar el organismo de los aditivos de la comida procesada.
Té verde.

Anticolesterol

El té verde no solo reduce los niveles de colesterol LDL, sino que también tiene muchos efectos positivos sobre nuestro sistema circulatorio. Por ejemplo, tonifica el corazón, protege de sufrir angina de pecho o infarto de miocardio y fluidifica la sangre. Es un buen vasodilatador y favorece la circulación de la sangre.

Aliado para nuestra boca

Otra de las propiedades que se atribuyen al té verde es la capacidad de reducir el mal aliento y protegernos de varias infecciones orales. También sirve para combatir la placa y las caries.

Es un gran antibateriano, por lo que puedes hacer enjuagues bucales.

Ingredientes

  • 1 puñado de hojas de té verde (o 1 saquito)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Hierve 5 minutos ambos ingredientes.
  • Retira y deja entibiar.
  • Filtra y pon un poco en la boca.
  • Haz gárgaras para que tome contacto con todas las áreas de la boca.

Ver también: Cómo tratar los principales problemas en la boca

El té verde es un aliado para la boca.

Útil para enfermedades oculares

Si tienes los ojos muy hinchados o cansados de tanto estar frente al ordenador o el móvil, el té verde te puede ser de mucha utilidad. Además de bajar la inflamación, es útil para tratar ojeras, orzuelos, conjuntivitis y ojos cansados.

Puedes hacer un té siguiendo las indicaciones de la propiedad anterior y embeber una bola de algodón en el líquido resultante. Pasa por los ojos cerrados.

También puedes aplicarlo como compresa y dejar que actúe durante 15 minutos.

Antiséptico

Por último, si te has cortado o lastimado, tienes acné o psoriasis, las propiedades curativas, antisépticas y antiinflamatorias de té verde se encargarán de tus dolencias.

Contraindicaciones

Debemos tener en cuenta que consumir té verde en exceso puede producir las mismas dolencias que promete tratar. No es bueno abusar, por lo que no se recomienda beber más de dos tazas de esta bebida al día.

Algunos de los efectos negativos que puede provocar en nuestro organismo son:

  • Nerviosismo
  • Dolor de cabeza
  • Diarrea
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Náuseas y vómitos

Tampoco se recomienda su consumo a mujeres embarazadas y niños. Por otro lado, si tomas algún medicamento con regularidad, es importante que consultes con tu médico si existen interacciones.

  • SUZUKI, Y., MIYOSHI, N., & ISEMURA, M. (2012). Health-promoting effects of green tea. Proceedings of the Japan Academy, Series B. https://doi.org/10.2183/pjab.88.88

  • Kim, H. M., & Kim, J. (2013). The effects of green tea on obesity and type 2 diabetes. Diabetes and Metabolism Journal. https://doi.org/10.4093/dmj.2013.37.3.173

  • Escamilla Jiménez, C. I., Cuevas Martínez, E. Y., & Fonseca, J. G. (2009). Flavonoides y sus acciones antioxidantes. Rev Fac Med UNAM.

  • Narotzki, B., Reznick, A. Z., Aizenbud, D., & Levy, Y. (2012). Green tea: A promising natural product in oral health. Archives of Oral Biology. https://doi.org/10.1016/j.archoralbio.2011.11.017

  • Zaveri, N. T. (2006). Green tea and its polyphenolic catechins: Medicinal uses in cancer and noncancer applications. In Life Sciences. https://doi.org/10.1016/j.lfs.2005.12.006