Las pérdidas de orina durante la menopausia

Edith Sánchez · 30 agosto, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 30 agosto, 2019
Las pérdidas de orina durante la menopausia no implican una enfermedad como tal. Son el resultado de los cambios orgánicos que se producen durante el climaterio. En muchas ocasiones es reversible, si el problema se aborda y se maneja de la forma adecuada.

Es muy habitual que comiencen a presentarse pérdidas de orina durante la menopausia. Esta etapa es una fase llena de cambios, algunos de los cuales pueden resultar incómodos o molestos. La incontinencia es uno de los más frecuentes.

Esas pérdidas de orina durante la menopausia a veces se convierten en una limitación importante. A algunas mujeres les cuesta trabajo lidiar con ellas en sus actividades cotidianas. También pueden influir negativamente en sus relaciones sociales y sexuales.

Esto no tiene por qué ser así. Las  pérdidas de orina durante la menopausia muchas veces son reversibles. Y si no lo son, en todo caso pueden abordarse y tratarse de tal modo que no interfieran con la rutina habitual. Lo que no se debe hacer es ignorar el problema, suponiendo que se resolverá solo.

Los cambios durante la menopausia

Mujer con menopausia mirando a la cámara
En la etapa de la menopausia la mujer atraviesa una serie de cambios a raíz del descenso progresivo de hormonas femeninas.

Se habla de menopausia cuando hay un agotamiento en la función de los ovarios. Esto supone el final de la vida reproductiva de una mujer. Este proceso se da de manera gradual, generalmente desde los 40 años. Se completa, a menudo, a los 51 años.

El proceso completo se llama climaterio y está marcado por una serie de cambios en el organismo femenino. Dichos cambios no son iguales en todas las mujeres, ni tampoco en todas se producen con la misma intensidad.

La menopausia trae consigo un descenso progresivo de la producción de hormonas femeninas. Estas son los estrógenos y los progestágenos. Este cambio trae consigo síntomas como sofocos, sudoración, irritabilidad, tendencia a la obesidad y otros. Entre ellos, síntomas de incontinencia urinaria.

Descubre: 5 hábitos para tratar la incontinencia urinaria

Síntomas y tipos

Los problemas en el tracto urinario no son consecuencia directa de la menopausia. Sin embargo, la zona inferior del tracto urinario, así como los órganos genitales femeninos son sensibles a los cambios hormonales. Tanto la vejiga como la vagina suelen sufrir modificaciones leves en su estructura, con el descenso de las hormonas.

Con frecuencia, todo este proceso conduce a algunas mujeres a presentar algún nivel de incontinencia urinaria.  A veces hay solamente pérdidas de orina durante la menopausia y otras veces el problema es más severo e incluye infecciones urinarias.

Los principales tipos de incontinencia urinaria son:

  • Incontinencia por esfuerzo. Se produce al realizar cualquier movimiento o ejercicio. A veces solo con ponerse de pie de da lugar a las pérdidas de orina durante la menopausia. En ocasiones solo son unas gotas y otras veces todo un chorro.
  • Incontinencia de urgencia. Se manifiesta como una necesidad imperiosa de orinar, que apenas se puede controlar. Este tipo de incontinencia es más frecuente en las mujeres que tienen sobrepeso.

Causa de las pérdidas de orina durante la menopausia

Mujer hablando con un médico
La pérdida de orina durante la menopausia puede ocurrir a raíz de diversos factores. Sin embargo, hay una fuente incidencia de los cambios hormonales.

Las pérdidas de orina durante la menopausia obedecen a diferentes causas. Las principales son las siguientes:

  • Debilidad en los músculos del suelo pélvico. La menopausia lleva a que estos músculos se debiliten de manera natural. Esto lleva a que se reduzca el control sobre la vejiga, así como a una necesidad más frecuente de ir al baño.
  • Falta de elasticidad en la vejiga. La menopausia también lleva a que la parte inferior de la vejiga pierda elasticidad. Esto hace que pierda capacidad para amoldarse al volumen del líquido. Así, fácilmente aparece la sensación de vejiga llena y la necesidad de orinar con frecuencia.
  • Prolapso. Es un descenso de los órganos contra el suelo pélvico. Esto genera una presión y la sensación de hinchazón en la vagina. Puede conducir a pérdidas involuntarias de orina.
  • Disminución de estrógenos. El descenso de estrógenos incide en la fortaleza de los tejidos que rodean la vejiga. Estos se vuelven más frágiles e incrementan el riesgo de incontinencia.
  • Aumento de peso. Es frecuente que la menopausia lleve a un aumento de peso. El suelo pélvico resiente dicho sobrepeso y no logra sostener la vejiga adecuadamente. El resultado es una posible incontinencia.

No dejes de leer: Ejercicios para la incontinencia urinaria de la mujer

Tratamientos disponibles

Hay varias maneras de tratar las pérdidas de orina durante la menopausia. Lo más recomendable es comenzar con los ejercicios de Kegel, que están especialmente diseñados para fortalecer los músculos del suelo pélvico. Básicamente consisten en apretar los músculos de la zona genital, como si tratara de evitarse el paso de la orina.

A veces resulta aconsejable acudir a medicamentos orales, o a cremas vaginales con estrógenos. También se puede emplear la estimulación eléctrica de los nervios que rodean la vejiga, como medio para superar la incontinencia. En ocasiones, es necesario introducir un catéter o acudir a la cirugía para controlar el problema.

Es aconsejable que quienes presentan esta dificultad se preocupen por bajar de peso y consuman una dieta adecuada. Esta debe excluir bebidas como alcohol, café, gaseosas y té. También es recomendable consumir una alta cantidad de fibra y evitar el consumo de tabaco.

¿Estás teniendo escapes de orina involuntarios? ¿Te preocupa tener este síntoma en la menopausia? No olvides consultarlo con tu médico o ginecólogo de confianza.

  • Martínez Torres, J. D. C. (2014). Caracterización de mujeres en edad mediana con incontinencia urinaria y respuesta al tratamiento rehabilitador. Revista Cubana de Obstetricia y Ginecología, 40(1), 102-118.
  • Kołodyńska G, Zalewski M, Rożek-Piechura K. Urinary incontinence in postmenopausal women - causes, symptoms, treatment. Prz Menopauzalny. 2019;18(1):46–50. doi:10.5114/pm.2019.84157
  • Aoki Y, Brown HW, Brubaker L, Cornu JN, Daly JO, Cartwright R. Urinary incontinence in women [published correction appears in Nat Rev Dis Primers. 2017 Nov 16;3:17097]. Nat Rev Dis Primers. 2017;3:17042. Published 2017 Jul 6. doi:10.1038/nrdp.2017.42
  • Alperin M, Burnett L, Lukacz E, Brubaker L. The mysteries of menopause and urogynecologic health: clinical and scientific gaps. Menopause. 2019;26(1):103–111. doi:10.1097/GME.0000000000001209