¿Conoces las propiedades de la lechuga?

Además de consumirla en la típica ensalada, podemos aprovechar los beneficios de la lechuga para tratar desde dolores de cabeza hasta problemas de garganta si la tomamos en infusión

La ensalada de lechuga (Lactuca sativa) es uno de los platos favoritos de muchas personas, sobre todo de las que están a dieta. Las propiedades de la lechuga son muy variadas y, entre ellas se encuentra una que seguramente desconocías, y es que es un sedante natural. 

Se cree que es originaria de Asia y, actualmente, es cultivada en todo el mundo, aunque los griegos ya lo hacían hace más de 2000 años. Este vegetal tiene un sabor suave y refrescante.

Mujer mordiendo un trozo de lechuga.

Tipos de lechuga

Existen muchos tipos de lechuga. Entre los más comunes podemos mencionar:

  • Romana: se caracteriza por tener la hoja alargada y estrecha.
  • Cogollo: este tipo tiene el tallo muy corto.
  • Hoja mantecosa: tiene una hoja muy ancha de color verde intenso con un tacto muy suave.
  • Trocadero: las hojas son de un verde más pálido y son blandas.
  • Hoja de roble: sus hojas son marrones, granates y onduladas.
  • Escarola: se caracteriza por tener los bordes dentados y rizados o lisos. La podemos encontrar principalmente en invierno.

Quizás te interese leer también: 10 ideas para que tus ensaladas sean más originales, variadas y nutritivas

Propiedades nutricionales

Beneficios de las acelgas, según sus vitaminas.

Las propiedades nutricionales varían dependiendo de la variedad de lechuga, pero en general se puede decir que las lechugas están compuestas en un 95% por agua. Además, contiene pequeñas cantidades de:

  • Carbohidratos.
  • Fibra.
  • Proteína vegetal.

Por otra parte, el contenido en grasa es prácticamente nulo. Tan solo contienen 15 kcal por cada 100 gramos, por lo que son una opción muy saludable para personas con sobrepeso u obesidad que estén realizando con una dieta para adelgazar.

En cuanto al contenido vitamínico, podemos encontrar vitaminas como la B9 o ácido fólico, la vitamina C o ácido ascórbico y vitamina A. Por su parte, este vegetal nos aporta minerales como el potasio, el calcio, el fósforo, magnesio, yodo y sodio.

La lechuga como planta medicinal

Un herbolario inglés llamado Culpeper  recomendaba combinar el jugo de la lechuga con aceite de rosas con el propósito de contrarrestar el dolor de cabeza y al mismo tiempo inducir el sueño. Como podemos comprobar, las propiedades relajantes de este vegetal para mejorar el sueño y combatir el insomnio ya se utilizaban en la antigüedad.

Según este autor, los efectos sedantes de la lechuga se podían comparar con los del opio, pero claro, esta no producía la serie de emociones que despertaba este último ni los posibles efectos adversos.

Además, al ser rica en agua, la lechiga es un vegetal que nos mantiene hidratados, estimular la función renal y contribuir a la prevención de infecciones en el sistema urinario.

Lee: Los alimentos más nutritivos y saludables para la medicina natural

Como hemos mencionado, en el pasado la lechuga se utilizaba para poder tratar el dolor general. Por ejemplo, los soldados romanos la llevaban siempre consigo en sus bolsas para poder soportar el dolor que sufrían luego de combatir con el enemigo.

Por otra parte, se ha comprobado que la lechuga sirve como terapia de apoyo para el asma, la diabetes y,también, para tratar la tos nerviosa.

¿Cómo se prepara la infusión?

Puedes preparar esta sencilla infusión de lechuga para tratar diversas dolencias. Las propiedades se concentran en sus hojas. Por esta razón, la infusión de hojas de lechuga tiene varias aplicaciones curativas y usos medicinales.

Ingredientes

  • 1 L de agua.
  • 100 gramos de hojas de lechuga.

¿Cómo la elaboramos?

Para elaborar esta infusión, lo primero que debemos hacer es lavar muy bien las hojas, ya que es muy habitual que haya tierra o pequeños insectos. Después, córtalas en pequeños trozos y colócalas en una olla con el litro de agua hirviendo durante 15 minutos.

A continuación, deja reposar la infusión durante 10 minutos. Por último, cuela la infusión para poder tomarla. Te recomendamos que tomes tres tazas por día.

 Imagen cortesía de Rafael Edwards

  • CIA-UCR. (2000). lechuga.
  • Kim, M. J., Moon, Y., Tou, J. C., Mou, B., & Waterland, N. L. (2016). Nutritional value, bioactive compounds and health benefits of lettuce (Lactuca sativa L.). Journal of Food Composition and Analysis. https://doi.org/10.1016/j.jfca.2016.03.004