Los beneficios del calabacín o zucchini para la salud

El calabacín, una hortaliza noble, que ayuda a la digestión, a adelgazar y a mantener la salud del cuerpo. Conoce sus propiedades y alguna receta.

El calabacín, también llamado zucchini, pertenece a la misma familia de la calabazaEs una hortaliza compuesta en un 95% por agua. 

Gracias a su alto contenido en agua, es ideal para mantenerse hidratado, sobre todo en los meses calurosos del año.

Además, es una de las hortalizas con menor contenido calórico. Cada 100 gramos, el calabacín aporta 23,20 kilocalorías.

También contiene fibra antioxidantes. Se recomienda comerlo con piel, ya que ahí se encuentran la mayoría de sus nutrientes.

Se destaca por su contenido en potasio, además de algunas vitaminas y minerales como la tiamina, niacina, riboflavina, calcio, fósforo, magnesio y zinc. 

Mira este video para preparar un deliciosa ensalada con calabacín

Beneficios del calabacín para el cuerpo

Para obtener sus beneficios, se puede consumir crudo en ensaladas, y también cocido (por ejemplo, al vapor, hervido, plancha, u horno).

Buena salud digestiva

Aunque su aporte de fibras es menor que otras hortalizas, contiene mucílagos, unos compuestos que protegen la pared interior del sistema digestivo.

Esto le da su buena fama como alimento digestivo, recomendado para alteraciones como la gastritis y el estreñimiento.

Lee también 5 hábitos que pueden empeorar la gastritis

Ayuda a adelgazar

Si se considera su alto contenido en agua y fibra, es una hortaliza excelente en las dietas para adelgazar, ya que produce un efecto saciante.

Además, esto asegura una buena salud digestiva. 

Aporta minerales y vitaminas esenciales

El calabacín contiene vitaminas y minerales esenciales para la salud del cuerpo.

El potasio contribuye a regular la presión arterial y a eliminar toxinas del cuepo.

Aporta minerales beneficiosos para la salud de los huesos, como calcio, fósforo y magnesio.

Además, el fósforo ayuda a conservar las funciones cerebrales.

Las vitaminas del grupo B, son esenciales para obtener energía.

Por su parte, el ácido fólico, es una vitamina que ayuda a la salud del sistema nervioso y el sistema inmunitario.

Debido a su bajo nivel de sodio, el calabacín es apto para quienes padecen hipertensión o tienen exceso de colesterol.

Cómo elegir y conservar el calabacín

En general, conviene elegir calabacines no muy grandes, ya que suelen tener una pulpa más dura y muchas semillas.

El tono del calabacín no tiene relación con su calidad, sino que es fundamentalmente una cuestión de variedad. Hay varios tipos de calabacines.

En cuanto a su conservación, es bastante sencillo de conservar ya que puede durar hasta dos semanas en el refrigerador.