Las propiedades medicinales de la albahaca

Gracias a su versatilidad podemos disfrutar de las propiedades de la albahaca de muchas formas, ya sea en infusión, añadida en nuestras ensaladas y recetas, o bien aplicada de forma tópica

Todos la conocemos por su aroma y su sabor, pero lo que muchos desconocen son las muchas propiedades medicinales de la albahaca. Esta es una planta aromática muy popular en la cocina y que suele utilizarse en la medicina alternativa para curar varias dolencias.

Características de la albahaca

El nombre científico de la albahaca es Ocium basilicum varo crispum y es anual o bianual, según las condiciones del ambiente. Tiene hojas jugosas, dentadas finamente y ovaladas. Su tallo es erguido y ramillado y puede medir hasta 50 cm. En la parte superior, presenta flores de color blanco, aunque puede haber púrpuras.

La albahaca es muy conocida porque posee características propias, que la diferencian del resto de las aromáticas o hierbas que consumimos en diversas preparaciones en la cocina.

Lee también: 4 salsas saludables, nutritivas y medicinales para tus recetas de siempre

Propiedades medicinales de la albahaca

Las propiedades medicinales de la albahaca no suelen ser demasiado difundidas, sin embargo, son muchas y vale la pena destacar apenas algunas:

  • Combate el agotamiento, la depresión, la jaqueca y el insomnio. Y se le atribuyen características afrodisíacas.
  • Es antiespasmódica, digestiva, diurética y carminativa. También es buena contra la inapetencia, los parásitos intestinales y las dispepsias nerviosas.
  • Puede aumentar la secreción de leche de las madres.
  • Es excelente para calmar irritaciones cutáneas, combate el acné tiene propiedades analgésicas, antisépticas y cicatrizantes.
  • Es buena para curar laringitis o faringitis y disminuye los estados febriles. Además, activa el sistema inmunitario.
  • Desinflama aftas y pezones irritados.
  • Es muy buena contra las inflamaciones osteoarticulares.

Empleo de la albahaca

Para que podamos disfrutar de esta maravillosa planta, es posible emplearla bajo diversas presentaciones, desde infusiones a pomadas, cocimientos, cataplasmas, tinturas o lociones. También se puede encontrar en jarabes, bálsamos, en polvo, jabones o cremas.

Se puede consumir seca o fresca (uso externo) o bien como condimento de ensaladas, comida vegetariana, sopas, carnes, pastas, salsas y guisos (uso interno). Puedes consumir albahaca también con aceite de oliva o ajo picado para todos los alimentos.

Te puede interesar: Los beneficios de incluir aceite de oliva en la dieta

El cultivo de la albahaca

Lo bueno de esta hierba es que no precisas demasiado lugar para tener algunos ramos. La albahaca crece en abundancia en macetas o en el suelo si cuentas con una huerta.

La temporada de crecimiento es durante el verano. El motivo es que se desarrolla en sitios con mucho sol y clima cálido, ya que no suele resistir el frío. Si quieres cultivar albahaca, debes sembrar las semillas directamente en la tierra fertilizada naturalmente.

Uno de los secretos para que puedas mantener tu plantación de albahaca saludable es siempre mantenerla abonada y cortar las flores para prevenir que dejen de crecer. Al momento de cosechar la albahaca, recoge las hojas cuando ya estén maduras, durante toda la temporada.

Sin dudas, esta planta aromática es maravillosa y puedes comenzar a emplearla en tus comidas y también para curar varias enfermedades o dolencias. ¿A que no conocías todas las propiedades medicinales de la albahaca?

Categorías: Plantas medicinales Etiquetas:
Te puede gustar