Las redes sociales afectan nuestras emociones

Yamila Papa Pintor·
18 Mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña al
03 Abril, 2019
¿Conoces los peligros que entrañan las redes sociales para tu salud? Descubre cómo pueden afectar a tu bienestar psicológico y emocional en el siguiente artículo.
 

Actualmente, rara es la persona que no utiliza alguna de las múltiples redes sociales. En este mundo tan hiperconectado, quien se queda solo es aquel que no interactúa, se mueve o avanza a través de ellas.

No obstante, su uso excesivo puede acarrear problemas serios, algunos de los cuales, muchas veces, afectan tanto a nivel físico cómo psicológico. Es importante mantenerse alerta y evitar futuros contratiempos que puedan afectar a tu salud.

Profundicemos.

Las redes sociales y las emociones

Las redes sociales y las emociones

Las redes sociales tienen la capacidad de cambiar el estado de ánimo de cualquiera. Por mucho que uno intente que ciertas publicaciones le resulten indiferentes, hay reacciones que no se pueden evitar al respecto.

Cada vez hay más interacción tecnológica y menos comunicación interpersonal. Es cierto que esto, en ocasiones, puede ayudar a mantener esas relaciones a distancia con familiares, amigos o parejas que de otra forma se verían muy dañadas.

 

Sin embargo, no hay nada como una palabra de aliento dicha “cara a cara”. El recibir un mensaje de una persona querida puede robarte una sonrisa, pero seguro que si te dieran a elegir, preferirías tenerla delante y poder abrazarla.

De la misma forma, el uso excesivo de las redes sociales puede ser muy nocivo. Según este estudio realizado por un equipo del King´s  College de Londres, existiría una correlación pequeña (pero significativa) del riesgo de depresión en niños a causa de la mala utilización de estas tecnologías. No obstante, aún se necesitan más estudios al respecto.

Lo que sí es cierto es que Facebook, Instagram o Tik Tok pueden ser armas de doble filo que es importante identificar.

Lee también: 5 consejos para mejorar la autoestima

Las redes sociales y su impacto psicológico

Las redes sociales y el comportamiento
 

El uso de estos portales está asociado a aspectos negativos tales como:

  • La tristeza.
  • El estrés.
  • La soledad.
  • La baja autoestima.

Las personas se comparan constantemente; piensan que la vida de los demás es idílica y exenta de problemas, por lo que es fácil, si se ha tenido un mal día, sentirse mal al observar tanta felicidad ajena.

No obstante, es fundamental tener claro lo siguiente:

  • Una de las principales características de las redes sociales es que uno no suele mostrarse tal y cómo es.
  • Se busca crear una imagen mejorada del yo, para conseguir críticas positivas.

Muchas personas no poseen un “filtro” y no pueden contenerse a la hora de publicar. Utilizan las redes sociales para expresarse sin tapujos, o bien para demostrar que son superiores al resto (aunque sea de forma inconsciente).

Esto sucede porque en las redes sociales la gente se siente más segura. Puede enfrentarse a su timidez y decir cosas que, en persona, no se atrevería ni a mencionar. El problema surge cuando esa valentía es incapaz de ser llevada a la vida real y se queda en el ciberespacio.

 

El individuo vive a través de una quimera, de un mundo ficticio que no le va a ayudar a enfrentarse a los inconvenientes del mundo real.

Generación 2000

La generación nacida después del año 2000 se ha criado en contacto directo con la tecnología. Esta forma parte de sus vidas desde antes incluso de su propio nacimiento.

  • Para ellos, la comunicación a través de las redes sociales es lo más normal del mundo.
  • Cada vez son más pequeños cuando se abren un perfil en ellas.

No obstante, más allá de las diferencias generacionales, los patrones sociales que se usan para relacionarse son los mismos.

  • Esto quiere decir que todas las generaciones se mueven en círculos donde hay personas con intereses similares.
 
  • Lo que cambia es la forma de interacción con los demás.

Te puede interesar: 8 cosas que las personas socialmente inteligentes nunca hacen

Las redes sociales y la felicidad

La influencia que tienen las redes sociales en la autoestima es mayor en aquellas personas con gran dependencia de las mismas.

  • El mecanismo de recompensa o de reconocimiento puede actuar de la misma manera, sea en línea o desconectado.
  • Necesitan sentirse “aprobados” por los demás para mejorar su autoestima.

Un típico “me gusta” de Facebook significa para muchos una recompensa o un aliciente para sus problemas, pero esto no debería ser así. La cantidad de amigos, seguidores o comentarios parece ser la mejor forma de demostrar popularidad y, sobre todo, de obtener felicidad.

Las redes sociales y la felicidad
 

Las redes sociales estimulan cuatro funciones cerebrales:

  • Autosuficiencia.
  • Búsqueda de aprobación.
  • Comparación.
  • Mecanismo de deseo sexual.

Si bien se tiende a pensar que alguien que se encuentra todo el día conectado y postea decenas de imágenes es alguien con una vida genial, en realidad, cuantas más horas se usa una red social, mayor es el grado de infelicidad e insatisfacción.

¿Por qué será que en una gran parte de las publicaciones de estas personas adictas a las redes sociales se muestran triunfos, cosas bonitas y momentos felices? Quizás se deba a que necesitan demostrarle al mundo lo alegres que están o que estén usando esta plataforma para no sentirse inferiores al resto.

Las redes sociales no son tu vida: úsalas con responsabilidad

Para evitar que las redes sociales afecten a tus emociones, debes recordar cuáles son sus objetivos y no darles mayor importancia de la que realmente tienen. Se trata de un canal o un medio de comunicación como cualquier otro y nada más.

 

No pasa nada por utilizarlas de vez en cuando, de manera responsable. Si se usan de manera correcta, pueden ser una forma muy beneficiosa de mantenerse en contacto con los seres queridos que están lejos, compartir información interesante o conocer a nuevas personas con los mismos intereses.

 
  • Luna, M. (2004). Redes sociales. Revista Mexicana de Sociología. https://doi.org/10.2307/3541443
  • Lozares, C. (1996). La teoría de redes sociales. Papers. Revista de Sociologia. https://doi.org/10.5565/rev/papers/v48n0.1814
  • De Haro, J. J. (2010). Redes sociales en educación. Educar Para La Comunicación y La Cooperación Social. https://doi.org/10.1111/j.1365-2109.2007.01823.x
  • Urueña, A., Ferrari, A., Blanco, D., & Valdecasa, E. (2011). Las Redes Sociales en Internet. S. https://doi.org/http://dx.doi.org/10.18359/issn.2011-5318
  • VV.AA. (2017). Social Media and Depressive Symptoms in Childhood and Adolescence: A Systematic Review. https://link.springer.com/article/10.1007/s40894-017-0053-4