Las semillas de calabaza y sus múltiples propiedades para la salud

24 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva
Las semillas de calabaza contienen vitaminas A, B3 y K, así como también incluyen ácido fólico. No solo eso: también contienen ácido linoleico, ácidos grasos omega-6 y ácidos grasos omega-3.
 

¿Te habías imaginado alguna vez que las semillas de calabaza que normalmente desechas podían encerrar beneficios para nuestro organismo? Las semillas de calabaza tostadas tienen un sabor suave y dulce —similar al de la nuez— con una textura masticable. Se trata, además, de unas semillas muy nutritivas.

En algunos lugares también se las conoce como ‘pepitas’ y son de color verde oscuro. Algunas de estas semillas están cubiertas por una cáscara de color amarillo y blanco. Las calabazas son originarias de América del Norte, era un alimento muy valorado en la antigüedad por los nativos americanos debido a sus propiedades nutritivas y medicinales.

Sus beneficios derivan de un alto contenido en nutrientes esenciales para nuestro organismo. Entre estos, podemos destacar sus valores en zinc, fósforo, cobre, potasio, hierro y magnesio. En el siguiente artículo, te contamos todos los beneficios que se le atribuyen y sus posibles usos.

¿Cómo se consumen las semillas de calabaza?

 

Normalmente, las semillas de la calabaza se retiran y se hierven en agua y sal. Después, se procede a colocarlas al horno para que se tuesten. Una vez listas, pueden comerse directamente así o utilizarse para otras preparaciones, aunque de cualquier forma son igualmente deliciosas.

Una opción es tostarlas con sal y utilizarlas en preparaciones como ensaladas o sopas, por ejemplo. También se pueden caramelizar y agregar a la preparación del muesli o de barras de cereales caseras.

Semillas de Calabaza

Una alternativa excelente es pulverizar las semillas de calabaza y añadirlas a un combinado de frutas frescas y frutos secos. Teniendo lista la mezcla, podemos tomarla con copos de maíz u otros cereales, ya sea calientes o fríos.

Estas semillas incluso se pueden incorporar al hacer pan o galletas caseras añadiendo estas semillas en polvo a la harina que se utilice para la preparación. Por otra parte, es posible conseguir aceite de semillas de calabaza en tiendas especializadas.

 

Te puede interesar: 3 recetas con calabaza originales, fáciles y deliciosas

¿Cuáles son sus beneficios para la salud?

Las semillas de calabaza contienen vitaminas A, B3 y K, así como también incluyen ácido fólico. No solo eso: también contienen ácido linoleico, ácidos grasos omega-6 y ácidos grasos omega-3.

Gracias a su composición, se cree que las semillas de calabaza podrían ofrecer algunos beneficios a la salud. Sin embargo, no es recomendable basar la dieta solamente en este alimento. Lo ideal es mantener una alimentación equilibrada y, ante la duda, consultar con el médico antes de realizar cambios bruscos en la dieta.

Además, en el caso de que se esté tratando alguna condición médica, se debe consultar con el médico o el nutricionista antes de incorporarlo en la dieta, por si tuviera algún efecto adverso. Entre las ventajas de las semillas de calabaza para el organismo, encontramos:

  • Debido a su contenido de zinc, podrían servir de apoyo a la hora de prevenir la osteoporosis. Puesto que se cree que el zinc tiene un efecto estimulante sobre la formación y mineralización ósea .
 
  • Se ha investigado el efecto antiinflamatorio del aceite de semillas de calabaza sobre la artritis. Sin embargo, son necesarios estudios más recientes.
  • Podrían ser beneficiosas para la salud de la próstata.
  • Otro estudio sugiere que la mezcla de lino y semillas de calabaza complementada en la dieta podría ser útil para prevenir la diabetes y sus complicaciones.
Calabazas

  • Algunos estudios sugieren que una semilla de calabaza podría reducir significativamente las concentraciones de colesterol LDL e incrementar los niveles de HDL, aunque se necesitan más investigaciones.
  • También podría ser un complemento en el tratamiento de los parásitos intestinales.

Te puede interesar: Receta de arroz jazmín con calabaza

En resumen…

Las semillas de calabaza son una buena fuente de nutrientes. Lo más sorprendente es que las desechamos cuando cocinamos calabaza.

 

Sabemos que el proceso de separarlas, cocerlas, tostarlas y pulverizarlas parecerá muy complicado a más de una persona. Sin embargo, debemos tener en cuenta que hoy en día también es posible comprarlas en las tiendas de alimentos naturistas, dietéticos y herboristerías.

No obstante, aunque su consumo se considera seguro, pueden surgir efectos secundarios derivados del consumo excesivo o continuado. Además, en el caso de sufrir alguna condición médica, es fundamental consultar con el médico antes de empezar a tomarlas.

 
  • Kim, M. Y., Kim, E. J., Kim, Y. N., Choi, C., & Lee, B. H. (2012). Comparison of the chemical compositions and nutritive values of various pumpkin (Cucurbitaceae) species and parts. Nutrition Research and Practice. https://doi.org/10.4162/nrp.2012.6.1.21
  • Xanthopoulou, M. N., Nomikos, T., Fragopoulou, E., & Antonopoulou, S. (2009). Antioxidant and lipoxygenase inhibitory activities of pumpkin seed extracts. Food Research International. https://doi.org/10.1016/j.foodres.2009.02.003
  • Joshi, D. C., Das, S. K., & Mukherjee, R. K. (1993). Physical properties of pumpkin seeds. Journal of Agricultural Engineering Research. https://doi.org/10.1006/jaer.1993.1016