Lasaña de carne

Si queremos degustar nuestro plato recién hecho podemos preparar la lasaña el día anterior y añadirle queso y hornearla en el momento de ir a consumirla

La lasaña de carne es uno de los platos italianos más conocidos en España, que además está buenísimo. Sin embargo, mucha gente se echa para atrás a la hora de prepararlo porque parece excesivamente complicado. En realidad no es así, aunque hay que tener cuidado al hervir las placas de lasaña para que no se rompan al sacarlas. Por eso es mejor hervirlas siempre al dente. Pero aparte de eso, la lasaña tiene una elaboración sencilla, y cuando la prepares, te quedará estupenda.

Opción 1: Lasaña de carne

Ingredientes (para 6 personas):

Para la bechamel

  • 500 ml de leche entera
  • 50 g de mantequilla
  • 1 cucharada grande de harina
  • 1 cucharada pequeña de sal fina
  • 1/3 de una cucharada pequeña de pimienta negra
  • 1/3 de una cucharada pequeña de nuez moscada

Para la lasaña

lasaña

  • 12 láminas de pasta para lasaña
  • 1 kg de carne picada (mitad cerdo mitad ternera)
  • 1 cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 400 g de tomate triturado
  • 100 g de tomate frito
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 50 g de queso rallado
  • 1 trozo de mantequilla para engrasar
  • 2 l de agua
  • Sal
  • Pimienta negra

Procedimiento:

De la bechamel:

  • Poner a calentar la leche en un cazo. Cuando esté a punto de hervir, retirar del fuego.
  • En otro cazo a fuego medio, derretir la mantequilla. Cuando se derrita, añadir la harina.
  • Remover con unas varillas y cuando tome algo de color, añadir poco a poco la leche caliente reservada.
  • Mezclar constantemente pasando bien las varillas por el fondo para que la harina no se queme.
  • Si se forman grumos, seguir removiendo hasta que desaparezcan.
  • Remover constantemente durante aproximadamente 20 minutos y cuando al levantar las varillas se forme un hilo continuo, ya estará lista la bechamel.
  • Añadir la sal, la pimienta y la nuez moscada y mezclar.
  • Dejar unos minutos más al fuego y listo.
  • Hay que tener en cuenta que la bechamel espesa al enfriarse.

De la lasaña:

lasaña caprese

  • Calentar el aceite en una sartén a fuego medio y cuando esté caliente, añadir la cebolla y el ajo picado. Dejar que se pochen bien.
  • Cuando estén bien pochados, añadir la carne picada, removiendo de vez en cuando para que no se queme la carne del fondo.
  • Cuando la carne esté bien hecha (unos 20 ó 30 minutos), añadir el tomate triturado, el tomate frito, 1 cucharada pequeña de sal y media de pimienta.
  • Mezclar bien y cocinar a fuego fuerte durante unos 5 minutos.
  • Cuando esté en su punto, probar la carne y corregir la sazón si fuese necesario.
  • Apartar la sartén del fuego y calentar en una cacerola dos litros de agua con 2 cucharadas pequeñas de sal.
  • Cuando hierva, añadir las láminas de lasaña y dejar a fuego medio unos 8 minutos hasta que estén listas.
  • Con ayuda de una espumadera y un tenedor, colocar las láminas sobre una servilleta de tela.
  • Precalentar el horno a 180ºC.
  • Engrasar con mantequilla una fuente para horno.
  • Colocar una capa de pasta en la fuente y encima una capa de carne.
  • Repetir dos veces hasta formar 3 capas de pasta y carne. Acabar con una capa de pasta y cubrir con la bechamel.
  • Repartir el queso rallado por encima y gratinar en el horno a 180ºC hasta que se dore el queso.
  • Cuando esté lista la lasaña, sacar con cuidado del horno y servir caliente.
  • Si se quiere preparar de un día para otro, hornearla solo en el momento antes de servirla.