Lasaña de pisto, atún y huevo

Mariela Ibarra · 14 septiembre, 2015
Si bien hay placas de pasta que pueden utilizarse crudas y no hace falta cocerlas previamente, para que la textura sea la ideal te recomendamos elegir las tradicionales y cocinarlas antes

La lasaña es uno de los platos más populares en el mundo. Con una gran variedad de posibilidades a la hora de prepararla, les presentamos una de las opciones más deliciosas, la lasaña de pisto, atún y huevo.

Ingredientes

Para la base

  • Una caja de pasta para lasaña
  • 400 g de atún en agua
  • 200 g de pisto
  • 4 huevos grandes
  • Queso parmesano rallado
  • 25 ml de caldo de carne

Para la salsa

  • 3 cubos de mantequilla
  • 80 g de harina
  • 800 ml de leche a temperatura ambiente
  • Sal, pimienta, orégano y ajo en polvo.

Utensilios

  • Olla grande
  • Molde para lasaña grande
  • Colador
  • 2 Sartenes medianas
lasaña

Preparación

  • Lo primero que debes hacer es poner a cocinar los huevos, retírales la cáscara y resérvalos para utilizar más adelante.
  • Calienta agua en una olla grande y déjala hervir.
  • Añádele un poco de sal y agrega las láminas de lasaña para que se ablanden.
  • Cocina las láminas durante 5 minutos revolviendo con delicadeza para que no se peguen.
  • Retira las láminas del agua caliente y pásalas por el chorro de agua fría, de esta manera evitarás que se sigan cocinando por el calor y déjalas sobre un paño limpio para que se sequen.
  • Pon a calentar en una sartén 4 cucharadas de aceite a fuego medio, cuando esté listo, adiciona el pisto y revuelve bien.
  • Coloca el atún y mezcla los ingredientes hasta que se integren.
  • Pon a fuego bajo y agrega el caldo de carne, deja que todo se poche unos minutos.
  • Mientras tanto, corta los huevos en dados pequeños e incorpóralos a la sartén subiendo el fuego a medio nuevamente.
  • Sazona con sal, pimienta y orégano, deja que se cocine hasta que tenga una apariencia pastosa removiendo de vez en cuando.
  • Prepara la salsa bechamel calentando en una sartén aparte los cubos de mantequilla a fuego medio.
  • En otro recipiente disuelve la harina con la leche hasta que no queden grumos e incorpórala a la mantequilla.
  • Revuelve sin parar hasta que logres que la preparación espese. Una vez esté lista pruébala y salpimiéntala a tu gusto.
  • Enmanteca el molde de lasaña y precalienta el horno a 220 °C.
  • Cubre el fondo del molde con algunas placas de pasta, hasta que lo cubras por completo.
  • Sobre la pasta coloca una capa generosa de salsa bechamel.
  • Adiciona una capa de la salsa de pisto, atún y huevo extendiéndola bien.
  • Toma un puñado de queso rallado y colócalo sobre el pisto.
  • Cubre el queso con una nueva capa de pasta y repite el proceso hasta que termines tus ingredientes o hasta que llegues al borde del molde.
  • Para finalizar cubre la parte superior con una capa gruesa de salsa bechamel y espolvoréala con una buena cantidad de queso parmesano.
  • Lleva el molde al horno y deja que se hornee durante aproximadamente 20 minutos o hasta que el queso esté bien gratinado.
  • Después retira el molde del horno y deja que se enfríe la lasaña durante algunos minutos.
  • Emplata acompañando la lasaña con pan, ensalada y un buen vino.
lasaña de alcañofas y gambas

Consejos adicionales

  • Esta receta tiene un nivel de dificultad media y puede estar lista en aproximadamente 45 minutos.
  • Para el pisto puedes hacer tu variación favorita, solo ten en mente que deben ser ingredientes que no compitan con el atún o el huevo.
  • La lasaña tiene la particularidad de poder hacerse con una gran cantidad de ingredientes, por lo tanto puedes dejar volar tu imaginación y divertirte mientras cocinas.
  • Esta receta cuenta con muchas variaciones, tanto en los ingredientes del pisco como en la proteína que uses. Por ejemplo, puedes reemplazar el atún por pollo o carne.
  • Si lo deseas puedes poner lonchas de queso doble crema o mozzarella para darle más sabor a tu lasaña.