Laurel contra la ansiedad: un remedio milenario a tu alcance

Aunque es muy efectivo como infusión o para aromaterapia, lo cierto es que debemos evitar consumir la hoja de laurel directamente, ya que puede ser tóxica

El laurel confiere sabor a nuestros platos, calma a nuestra mente y salud a nuestro organismo.

Este arbusto usado desde la antigüedad por todas las culturas de Mediterráneo cuenta, a día de hoy, con la misma relevancia.

Más allá de sus clásicas propiedades expectorantes, el laurel encierra en sus fuertes hojas todo un recurso de beneficios para mente y cuerpo.

Es un condimento muy clásico en la cocina, y su simbología sigue reflejando el “triunfo” en muchas culturas.

La clásica corona de laurel no es más que la expresión de esa planta rica en recursos, virtudes y maravillas que todos tenemos a nuestro alcance.

Conviene recordar, no obstante, que el laurel no se puede consumir. Podemos hacer infusiones, vahos, podemos ponerlo como condimento en un arroz…

No obstante, a la hora de servir ese plato o esa bebida, debemos retirar las hojitas de esta planta.

A continuación, te explicamos uno de sus usos más conocidos: ayudarnos a combatir la ansiedad.

Las propiedades del laurel para tratar la ansiedad

infusión de laurel

Nos encontramos ante una planta medicinal. Dentro del campo de los tratamientos naturales, el laurel se usa desde siempre como tónico estomacal.

Es un buen digestivo y, además, combate todo tipo de inflamaciones. Nos permite absorber mejor los nutrientes y, gracias a su fragancia, estimula el apetito.

Descubre 8 plantas que te ayudan a purificar tu hogar

No obstante, como ya hemos indicado antes, esta planta no debe masticarse ni tragarse.

Solo es tóxica si se ingiere en grandes cantidades pero, como siempre ocurre cuando hablamos de plantas medicinales, la clave de su beneficio está en consumirlas en las dosis justas y adecuadas.

Veamos a continuación qué propiedades caracterizan esta regia planta de origen mediterráneo.

Depura tu organismo y regula tu respiración

El laurel es la planta del equilibrio y la relajación.

Estas características casi “espirituales” lo que encierran en realidad son unas virtudes muy puntuales para mejorar desde nuestra circulación, la función digestiva e incluso la hepática.

  • Las hojas de laurel propician un adecuado equilibrio orgánico en nuestro interior que ejerce un poder relajante en nuestra mente.
  • La inhalación de los vapores de laurel, por ejemplo, se utiliza desde hace mucho en aromaterapia para tratar las flemas o mucosidades, así como para eliminar las bacterias de las vías respiratorias.

Cuida de tu corazón, es un relajante natural

Cuida el corazón

Cuando sufrimos ansiedad nuestro cerebro nos prepara para la huida o bien para hacer frente a una amenaza.

Este sistema de alerta ejerce a su vez un gran impacto sobre nuestro corazón: acelera el ritmo cardíaco e incluso tensa nuestros músculos produciéndonos sobrecargas.

  • Es común, por ejemplo, sentir la clásica “presión” en el pecho cuando sufrimos ansiedad. Un modo de combatir esos efectos es haciendo uso de las hojitas de laurel (mediante una infusión o con aromaterapia).
  • El ácido cafeico es un compuesto orgánico presente en esta planta que cuida de forma notable de la salud del corazón.

Es, además, un antioxidante maravilloso que combate las inflamaciones, y que también se encuentra, por ejemplo, en los limones o el té verde.

Reduce el estrés y la ansiedad

Las hojas de laurel actúan como un calmante muy efectivo. El linalol, un aceite esencial presente en esta planta, es muy útil para calmar nuestra mente y reducir el nivel de cortisol en sangre.

Lee también “ansiedad social, el miedo a conocer gente nueva

La hormona del estrés suele reaccionar muy bien a este tipo de terapias naturales como son la fitoterapia o la aromaterapia.

No obstante, en caso de que tu nivel de ansiedad sea persistente y dure más de un mes, no dudes en consultar con un profesional de la salud.

Este tipo de enfoques son complementarios. Nunca pueden ni deben sustituir a un tratamiento médico.

Cómo usar el laurel para tratar la ansiedad

laurel

Tratamiento 1: infusión de laurel y canela

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 2 ramas de canela
  • 5 hojas de laurel

Preparación

  • Es muy sencillo. Solo tienes que llevar ese litro de agua a una olla y calentarlo. Una vez llegue a ebullición, añade la canela y las hojas de laurel.
  • Permite que infusione durante 20 minutos. Pasado ese tiempo, deja que repose, al menos, media hora.
  • Después, solo tendremos que colar el contenido para quedarnos con el agua. Puedes llevarla a una botella de cristal para su mejor conservación.
  • Tómala a pequeños sorbitos,  justo antes de tus comidas.

Descubre también 5 usos prácticos de la cúrcuma

Tratamiento 2: quemar hojitas de laurel

Qué necesito

  • 1 cuenco donde poder quemar estas hojitas con seguridad
  • 3 hojas secas de laurel

Cómo lo hago

  • Coloca en el cuenco o recipiente las tres hojas secas de laurel.
  • Ve a una habitación tranquila y enciende con las hojas de laurel con ayuda de unas cerillas. Procura que no haya nadie a tu alrededor.
  • Túmbate y deja que el olor mágico y relajante del laurel te rodee durante unos minutos.

Cuando se queman las hojas de laurel se liberan ciertas sustancias aromáticas que, al ser inspiradas, nos ayudan a recuperarnos de la fatiga y nos relajan.

No dudes en probarlo y ver si te funciona.

 

Te puede gustar