Leche de camella: propiedades y beneficios

09 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Florencia Villafañe
La leche de camella tiene características que la hacen, no solo buena como suplemento en la dieta de los humanos, sino también en ciertas condiciones. En este artículo te detallamos sus propiedades y beneficios.
 

¿Has oído hablar de la leche de camella? En algunas regiones del mundo es popular, y a veces hasta la única opción de alimento compatible con los lácteos.

La leche es un alimento muy utilizado en todo el planeta. Tradicionalmente, la más usada es la leche de vaca, aunque existen una variedad enorme de especies que la producen, tal es el caso de la leche que se obtiene de camellas, ovejas, búfalas, entre otras.

Si bien todas aportan nutrientes valiosos, la composición de la leche va a depender de qué especie se trate. Además de ello, hay que considerar que el consumo de las mismas depende de la zona geográfica y la disponibilidad en cada región.

Respecto a la leche de camella, una hembra genera desde 2 a 25 litros por día, dependiendo de la calidad de los alimentos y de la cantidad de agua que ingiera. Una característica distintiva de esta especie es que en situaciones de muy poca disponibilidad alimentaria, puede mantener una tasa constante de producción.

Propiedades de la leche de camella

Al igual que las provenientes de los demás animales, la leche de camella nos aporta un cúmulo de nutrientes benéficos para el cuerpo. Ahora bien, ¿cuál es su composición química y qué diferencias tiene con la leche de vaca? A continuación te lo detallamos.

Sales minerales y vitaminas

Excepto el sodio, son los mismos que los que se encuentran en la leche bovina, y en cantidades similares. El contenido de sales varía en concentración hasta en un 5 % en situaciones de restricción de agua.

 

Un vaso (250 mililitros) de leche de camella suministra 150 calorías, contiene una cantidad de calcio idéntica a siete sardinas con huesos y tanto potasio como un plátano. Sus vitaminas son las mismas que se encuentran en la leche bovina, pero en diferentes proporciones. Aporta menos riboflavina, ácido fólico y ácido pantoténico, mientras que provee hasta cinco veces más niacina y vitamina C.

Según la Organización Mundial de Alimentos y Agricultura (FAO por sus siglas en inglés), esta leche representa una fuente vital de vitamina C para las personas que viven en zonas áridas y semiáridas. Estsa poblaciones, a menudo no pueden obtenerla de las frutas y hortalizas.

Vaso de leche
La leche de camella es una opción para las zonas geográficas con baja disponibilidad de frutas y verduras

Lee también: 6 recetas ricas en vitamina C

Proteínas y lípidos

Las proteínas de la leche de camella son similares a las contenidas en la leche bovina. Su concentración varía de 3,5 a 4,5 gramos por decilitro. Además, un vaso de leche de camella contiene tanta proteína como un huevo.

Respecto a las grasas, la leche de camella tiene un contenido de 1,8 a 2 gramos por decilitro, que consiste en ácidos grasos no saturados. En 250 mililitros de esta leche hay menos colesterol que en 100 gramos de pescado, y menos grasa que en 250 gramos de carne de res.

 

Carbohidratos

El contenido de lactosa varía según la ingesta de agua del animal. Cuando se restringe el líquido que beben, el contenido de la misma disminuye hasta en un 5 %, por lo que el sabor de la leche es menos dulce.

¿Qué beneficios aporta la leche de camella?

Se ha identificado que la leche de camella ayuda en los procesos de recuperación de las alergias alimentarias, ya que contribuye en la mejora de la mucosa intestinal. Este beneficio es mayor con el consumo del yogurt de camello (shubat).

Del mismo modo, no genera intolerancia a la lactosa, a pesar de tener casi la misma cantidad de la sustancia que la leche bovina. Estudios exponen que las personas que son intolerantes pueden aceptar la leche de camello sin síntomas adversos, aunque todavía no se ha encontrado una explicación para esto.

Se la ha relacionado, también, con la mejora en casos de enfermedades infecciosas como la tuberculosis. Esta es la consecuencia de que en los camélidos las inmunoglobulinas presentan una afinidad antigénica muy alta, lo que les da una protección inmune más significativa.

Finalmente, la ingestión de leche de camella contribuye a mantener los niveles óptimos de calcio óseo, efecto que se acompaña por su contenido en lactosa. Esto representa una opción de fortalecimiento óseo para las mujeres con alto riesgo de osteoporosis.

leche de camella para los huesos
La osteoporosis podría encontrar un aliado preventivo en la leche de camella
 

Lee también: Osteoporosis, ¿cuáles son sus complicaciones?

Propiedades y beneficios de la leche de camella: ¿qué es lo más importante?

Si bien su consumo no es tan popular en todo el mundo, la leche de camella tiene características que la hacen ideal en la dieta humana. Además, es una excelente aliada en la prevención y mejora en diversos problemas de salud. Para la prevención de la osteoporosis y de las alergias e intolerancias, resulta un aliado clave.

No es fácil de conseguir en cualquier región, pero si tienes la oportunidad, deberías hacer la prueba. Es bueno ampliar el paladar, y mucho más si se trata de un alimento que parece tener grandes beneficios para el organismo.

 
  • Ronald de Almeida C. Leche de camello: Características y perspectivas para su uso en clínica. Rev Chil Nutr. 2011; 38(2):211-218.
  • Shabo Y, Barzel R, Margoulis M, Yagil R. Camel milk for food allergies in children. Israel Med Assoc J 2005;7:796-798.
  • Fao.org. Composición de la leche. Recuperado el 8 de junio de 2020. Disponible en: http://www.fao.org/dairy-production-products/products/composicion-de-la-leche/es/