Leche de almendras: Una alternativa saludable a la leche de vaca

Si tenemos intolerancia al gluten o a la lactosa la leche de almendras es una gran alternativa. Nos aporta vitamina D y nos ayuda a combatir la osteoporosis y el alzhéimer

Habías escuchado hablar de la leche de almendras? Esta bebida ha sido sustituta de la leche de vaca desde la Edad Media.

Está compuesta por la mezcla de almendras finamente molidas con agua y es baja en calorías, grasa, carbohidratos y además libre de gluten. Cuando se trata de beneficios para la salud, esta leche cumple con todos los requisitos.

Beneficios de la leche de almendras

  • La leche de almendras es ideal para todos aquellos que no son tolerantes a la lactosa ya que no la contiene.
  • Para las personas alérgicas al gluten, esta leche es magnífica debido que no contiene caseína, una proteína de la leche que es químicamente similar al gluten.
  • La leche de almendras también puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir la enfermedad de Alzheimer y la osteoporosis, a través de la vitamina D, la cual ayuda en la construcción celular del cuerpo.
  • Esta deliciosa bebida reduce el colesterol, así como también limpia las arterias. Gracias a su contenido de vitamina A, mejora la función de los ojos y ayuda a mejorar su capacidad para adaptarse a los cambios de luz. También puede ayudar a aumentar la salud en los huesos.

 Valor nutricional de la leche de almendras

  • La leche de almendra es uno de los más nutritivos sustitutos de la leche disponibles. No contiene grasas saturadas o colesterol, pero sí contiene ácidos grasos omega-3, así que es una bebida excelente para el corazón.
  • Esta leche contiene cerca de tres gramos de grasa por porción de ocho onzas. Su contenido en grasa es equivalente a la leche de arroz. Es muy baja en calorías (contiene solo 40 por porción), y no tiene muchos carbohidratos (sólo 2 gramos por porción). Así que es muy buena para las personas que buscan perder peso o como parte de un programa de ejercicios.
  • Las almendras son ricas en vitaminas y minerales, por lo que la leche de almendras no necesita ser fortalecida. Las almendras contienen vitamina E, manganeso, selenio, magnesio, potasio, zinc, hierro, fibra, fósforo y calcio. Los flavonoides en la leche de almendras ayudan a prevenir el cáncer y retrasar los signos del envejecimiento. Los altos niveles de antioxidante de la vitamina E que se encuentran en la leche de almendras hacen que sea muy eficaz en la prevención del cáncer.

6331879168_07195a06d1

La leche de almendras es un poco difícil de encontrar en el supermercado, pero la buena noticia es que la puedes hacer tu mismo en casa. Realmente vale la pena intentarlo, no crees?

 Imágenes cortesía de Pedro Moura Pinheiro y PicasPhoto

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar