Leche de almendras: Una alternativa saludable a la leche de vaca

28 junio, 2013
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
La leche de almendras es ideal para todos aquellos que no son tolerantes a la lactosa, ya que no la contiene. Para las personas alérgicas al gluten también puede ser una buena opción.

¿Habías escuchado hablar de la leche de almendras? Esta bebida está compuesta por la mezcla de almendras finamente molidas con agua. Es baja en calorías, grasa, carbohidratos y, además, es libre de gluten.

Debido a problemas como la intolerancia a la lactosa y a alergias derivadas del consumo de leche de vaca, se ha producido un aumento de la demanda de leches alternativas a base de plantas en todo el mundo. Un ejemplo es la leche de almendras.

En comparación con otras leches vegetales, la leche de almendras es naturalmente una buena fuente de vitaminas, especialmente de vitamina E, que no puede ser sintetizada por el cuerpo y necesita ser suministrada a través de la dieta o suplementos.

Sin embargo, aunque se asocie esta alternativa como sustituta de la leche de vaca, no puede ser cierto, ya que se trata de una alernativa no láctea.

Beneficios de la leche de almendras

Almendras

La leche de almendras es ideal para todos aquellos que no son tolerantes a la lactosa, ya que no la contiene. Para las personas alérgicas al gluten también puede ser una buena opción. Dicha recomendación se debe a que no contiene caseína, una proteína de la leche que es químicamente similar al gluten.

La leche de almendras también podría ayudar a reducir el riesgo de sufrir osteoporosis. Esto se debe a su gran aporte de vitamina D, la cual ayuda en la construcción celular del cuerpo. Sin embargo, debido a que la calidad de los nutrientes y la biodisponibilidad en las leches no lácteas se necesitan más estudios al respecto.

Esta bebida también podría ser una apoyo a la hora de reducir el colesterol, puesto que la adición de almendras en la dieta diaria tiene un impacto beneficioso en el perfil de lípidos. En varios estudios, se ha demostrado que las almendras reducen el colesterol LDL, que es un factor de riesgo conocido para las enfermedades cardiovasculares.

Te puede interesar: Batido digestivo de papaya y leche de almendras

 Valor nutricional de la leche de almendras

Leche de almendras

La leche de almendra no contiene grasas saturadas o colesterol, pero sí contiene ácidos grasos omega-3, por lo que podría ser una mejor opción para el corazón.

  • Esta leche contiene cerca de tres gramos de grasa por porción de ocho onzas. Su contenido en grasa es equivalente a la de la leche de arroz.
  • Es muy baja en calorías (contiene solo 40 por porción).
  • No tiene muchos carbohidratos (sólo 2 gramos por porción). Así que es muy buena para las personas que buscan perder peso o como parte de un programa de ejercicios.
  • Las almendras son ricas en vitaminas y minerales.
  • Las almendras contienen vitamina E, manganeso, selenio, magnesio, potasio, zinc, hierro, fibra, fósforo y calcio.

Ver también: 5 usos que le puedes dar a la leche de almendras para embellecer tu piel

Almendras peladas

Contraindicaciones

La leche de almendras no debe consumirse como alternativa a otras leches de origen animal como la de vaca, pues no contiene todos los nutrientes que nuestro organismo necesita. En el caso de ser intolerante a la lactosa se debe consultar con un nutricionista el consumo de alguna bebida fortificada.

Si bien esta leche vegetal es nutritiva y aporta interesantes beneficios, no hay que pasar por alto que en algunos casos está contraindicada. En concreto, se debe evitar el suministro de esta leche a:

  • Niños pequeños y bebés: como lo señalan estudios del Colegio Estadounidense de Nutrición, dar este alimentos a bebés eleva el riesgo de enfermedad autoinmune tiroidea.
  • Personas con riesgo de enfermedad de la tiroides.
  • Personas con intolerancia a los frutos secos.
  • La leche de almendras, especialmente las variedades endulzadas con sacarosa, podrían provocar caries.

Este tipo de leche es un poco difícil de encontrar en el supermercado, pero la buena noticia es que la puedes hacer tu mismo en casa. Descubre aquí como prepararla.

  • Cocina, P. (2016). leche de almendras 2. 09/09/2017.
  • Toro Funes, N. (2014). Valor nutritivo y biofuncional de las bebidas de soja y de almendra estabilizadas por ultra alta presión de homogeneización. TDX (Tesis Doctorals en Xarxa).
  • Garrido, I., Monagas, M., Gómez-Cordovés, C., & Bartolomé, B. (2007). Extracción de antioxidantes a partir de subproductos del procesado de la almendra. Grasas y Aceites. https://doi.org/10.1080/10408430208500497
  • Organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura. (2011). Leche y productos lácteos. Codex Alimentarius. https://doi.org/10.4067/S0718-07642015000500010