Lecitina de soja: beneficios y contraindicaciones

Yamila Papa 11 marzo, 2016
Es muy utilizada por sus efectos sobre el colesterol y las grasas en general, pero la lecitina de soja ofrece otras muchas propiedades beneficiosas para el cuerpo.

Se trata de un suplemento alimenticio bastante “moderno”, ya que su utilización tiene menos de un siglo (la primera vez que se probó fue en 1952). Entre las propiedades más importantes de la lecitina de soja podemos destacar sus efectos beneficiosos para el cerebro y el corazón.

Conoce más sobre ella en el siguiente artículo.

Datos interesantes sobre la lecitina de soja

La lecitina de soja o de soya está considerada como un emulsionante o complemento dietético natural que se distingue del resto por sus características nutricionales.

Desde su descubrimiento en los años 50 se le han encontrado diferentes aplicaciones como, por ejemplo, en el tratamiento de lesiones cerebrales, problemas cardiovasculares y trastornos del sistema nervioso.

Datos interesantes sobre la lecitina de soja

El término “lecitina” deriva del griego “lekigos” que quiere decir “yema de huevo”. ¿Qué tiene que ver con la lecitina de soja? Que comparten una serie de nutrientes: ácidos grasos, lípidos y fosfolípidos.

No olvides leer: Descubre cómo lavarte el pelo con yema de huevo

La lecitina se puede hallar en muchos alimentos como el pescado, pero en el caso de la de soja es preciso realizar un proceso a partir de las semillas o granos de la planta. El proceso que permite extraer la lecitina consiste en retirar el alcohol de las hojuelas y procesarlas.

En la actualidad puedes conseguir la lecitina de soja en diferentes presentaciones: cápsulas, granulado o comprimidos.

El uso de esta lecitina se amplía continuamente y en las tiendas ya podemos comprar mezclas para hacer bebidas instantáneas, salsas y comidas infantiles. También la encontramos en el mundo de la cosmética, la leche en polvo y en diferentes áreas de la gastronomía.

Nutrientes y propiedades de la lecitina de soja

La soja en esta “versión” nos aporta una buena cantidad de vitaminas B y E y fósforo. Todas estas sustancias son beneficiosas para nuestra salud.

Los estudios han revelado que la lecitina de soja reduce el perfil lipídico en la sangre, por ello es recomendable en personas con colesterol elevado o hígado graso (que a su vez se relaciona con problemas cardiovasculares y metabólicos).

Nutrientes y propiedades de la lecitina de soja

Esta lecitina, como muchas de las otras presentes en la naturaleza, actúa como antioxidante y protectora de las células del cerebro en particular y del organismo en general.

Por esta razón se aconseja el consumo en los atletas que desean mejorar su rendimiento físico y en los estudiantes que buscan una mejora en su rendimiento mental. La lecitina de soja reduce la fatiga y el cansancio, aumenta la concentración y la memoria.

Por si fuera poco, está comprobado que mejora la digestión y evita problemas gástricos. Para poder disfrutar de sus ventajas para el estómago se recomienda consumir 2 cucharadas de lecitina de soja en polvo o granulada antes de cada comida, puede ser sola, con yogur o con zumo, tal y como sucede con cualquier otro cereal. La buena noticia es que es fácil de digerir.

Leche de soja

El consumo de la lecitina de soja ayuda a las personas con obesidad, hábitos alimenticios incorrectos y vida sedentaria. Además, sirve para disolver las grasas que se acumulan en el cuerpo y limpiar el hígado

Todavía hay más beneficios del consumo habitual de la lecitina de soja:

  • Quita las grasas adheridas a las paredes de venas y arterias
  • Nutre el sistema nervioso
  • Previene la enfermedad de Alzheimer
  • Mejora la memoria y aumenta el intelecto
  • Combate el insomnio y reduce el nerviosismo y la ansiedad
  • Previene el envejecimiento celular prematuro
  • Evita la fatiga mental
  • Prolonga la vida de las arterias y evita el endurecimiento (que causa arteriosclerosis)
  • Disminuye la homocisteína (asociada a problemas cardiovasculares)
  • Previene los infartos
  • Purifica los riñones
  • Evita la formación de cálculos biliares
  • Previene el desarrollo de coágulos de sangre
  • Trata la cirrosis hepática, el cáncer y la hepatitis

La lecitina de soja y el sobrepeso

Si hay alguien que verdaderamente se puede beneficiar de las propiedades de la lecitina de soja o soya es aquel que padece de obesidad y está intentando adelgazar. El sobrepeso va más allá de lo estético y puede tener consecuencias más que negativas en el organismo. Entre las patologías asociadas a la obesidad encontramos:

  • Diabetes
  • Colesterol
  • Problemas renales
  • Trastornos cardiovasculares
  • Presión arterial elevada
  • Gota
  • Enfermedades respiratorias
  • Complicaciones tumorales

La lecitina de soja tiene la capacidad para limpiar los órganos más comprometidos por la grasa ingerida a través de la comida. Las áreas más beneficiadas por este complemento son el hígado, el corazón y los riñones. También aporta sus bondades a la vesícula, el cerebro y la sangre.

¿Quieres conocer más? Lee: Los 7 mitos más comunes sobre la grasa que pueden afectar el peso

En la bilis, la lecitina actúa como si fuera un limpiador a fondo que remueve la grasa nociva que se ha acumulado con el paso del tiempo. Además, sirve para quemar las grasas en el tejido adiposo.

Soja

No solo en la soja podemos encontrar lecitina, también en los siguientes alimentos:

  • Maíz
  • Nueces
  • Sésamo
  • Yema de huevo
  • Cacahuetes
  • Lentejas
  • Diente de león
  • Cereales integrales
  • Coles
  • Hígado

La lecitina de soja es un buen aliado para la salud, pero también tiene algunas contraindicaciones. Durante el embarazo y la lactancia es conveniente no tomarla. Y hay que evitar su consumo en caso de hipotiroidismo, ya que puede inhibir la absorción de los medicamentos que tratan esta enfermedad.

REFERENCIAS

http://lalecitinadesoja.com/que-es-la-lecitina-de-soja/

https://es.wikipedia.org/wiki/Lecitina

Te puede gustar