Lengua amarilla. Causas y posible tratamiento

La lengua amarilla es una afección benigna que rara vez implica un problema médico importante. En la medicina tradicional china, esta coloración en la lengua se considera una deficiencia del Yang y está relacionada con un exceso de calor húmedo

En ocasiones la lengua amarilla aparece y nos preocupamos creyendo que hay algún problema. Sin embargo, la lengua amarilla es una afección provocada por la pigmentación. Puede deberse algunas bacterias que rara vez implica un problema médico importante.

Las causas de la lengua amarilla

Habitualmente la gente desarrolla una lengua amarilla cuando sus papilas gustativas se hinchan y permiten la adherencia de las bacterias. Pudiendo incluso sentir la lengua con pelusa o pequeños bultos. Algunas de las causas comunes incluyen: falta de higiene bucal, ciertos medicamentos, fiebre, deshidratación o incluso respirar por la boca.

La solución a la coloración

lengua amarilla

El tratamiento inmediato es muy sencillo, pues consiste en cepillarse la lengua con cepillo o raspador. En caso de que la fiebre, gripe o resfriado sean los causantes, se puede esperar a que estos síntomas remitan. Entonces el problema de la lengua amarilla también se resolverá.

Las personas que fuman o consumen mucho té o café deben moderar sus dietas si quieren solucionar el problema de la lengua amarilla. Fumar o masticar tabaco puede reducir la producción de saliva que es la encargada de limpiar las bacterias dañinas de la boca.

Por esto, una reducción en la cantidad de la misma, puede conducir a un aumento de bacterias en la lengua. Aunque los sustitutos de nicotina pueden detener la necesidad de consumir este producto, muchos de sus efectos persisten.

Respirar por la boca, ya sea como consecuencia de alergias que bloquean las fosas nasales o puntualmente por alguna gripe, también puede ocasionar esta coloración en la lengua.

Esto se debe al hecho de que la boca se seca. Entonces se convierte en un entorno muy propicio para el desarrollo de ciertas bacterias. Incluso hongos que a la postre provocarían la aparición de la lengua amarilla.

Otras causas para la aparición de este síntoma

Ahora bien, si no hay una razón aparente para la coloración amarillenta de la lengua, sería conveniente acudir a un médico. Seguramente éste hará un cultivo tomando una muestra de saliva y determine los organismos presentes en ella.

Existen algunos hongos que colorean la boca y forma una capa de color amarillo o blanco. Puede ser tratado sin problemas con la medicación adecuada, pero que sin ella es muy difícil de erradicar. Si la causa es esta, su médico sabrá que recomendarle. Es posiblemente estemos bajos de defensas y se debe saber por qué.

Algunas enfermedades como el VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) y enfermedades del hígado (ictericia, hepatitis etc.), causan esta pigmentación. Normalmente cuando esto ocurre, la enfermedad ya ha sido diagnosticada por otros síntomas. Probablemente el médico le advertirá de la posible aparición de la lengua amarilla.