Lengua blanca: causas y soluciones

Para mantener el equilibrio y la salud de nuestra boca es muy importante que mantener una buena higiene bucal. Y en caso de infección, hay que limpiar la lengua y hacer enjuagues con colutorios.

Por lo general, tener la lengua blanca indica falta de higiene. Sin embargo, también puede ser una consecuencia de algún problema de salud de tipo digestivo, hepático, entre otros. El color blanco suele estar acompañado por un sabor amargo y sensación de pastosidad.

En caso de que experimentes este cuadro, presa atención puesto que podría ser una señal de que no te alimentas bien o que algo no va bien con tu sistema digestivo. A continuación te contamos qué más debes saber.

¿Por qué tengo la lengua blanca?

Antes que nada, debes saber que la lengua blanca o saburra lingual no necesariamente implica un asunto grave. No obstante, no está de más prestarle atención. En la mayoría de los casos, la causa que origina esta coloración se puede corregir sencillamente mediante una buena alimentación e higiene bucal.

El color de la lengua está relacionado con el sistema digestivo, pero, sobre todo, con el estómago y el hígado. Y en caso de que esté acompañado por aftas o llagas en la boca, esto podría indicar un sistema inmunitario débil.

1. Candidiasis oral

Como tratar las aftas de la boca con remedios naturales

Son lo que llamamos aftas. Es normal que no solo nos veamos la lengua blanca, sino que tengamos sensación de ardor, un gusto desagradable en la boca, problemas para tragar y sensación de dolor cuando tomamos algo caliente o picante.

También es normal que nos salgan llagas pequeñas en las encías, los labios y en las paredes laterales, cielo de la boca e, incluso, en la pared posterior de la garganta.

2. Falta de higiene bucal

Así como es necesario cepillar los dientes, es recomendable también que se dé un ligero raspado a la lengua. En ella, se almacenan bacterias que necesitan ser retiradas y que también pueden causar esa tonalidad blanquecina en la lengua. Recuerda, un cepillado suave al día y tu lengua lucirá mucho mejor.

3. Tabaquismo

No Fumar

El tabaquismo es un hábito muy poco saludable que, puede causar que la lengua se vea de un antiestético color blanco, así como también hacer que los dientes adquieran un aspecto cada vez más amarillento.

4. Gastritis

Estomago

Uno de los primeros síntomas de gastritis es la coloración blanca de la lengua y el mal sabor de boca. Por ello, conviene prestar atención a otros síntomas tales como: inapetencia, inflamación de la zona abdominal, mareos, entre otros.

Ten en cuenta que si el conjunto de estos síntomas se intensifican, persisten en el tiempo y dificultan la ingesta y el bienestar diario, deberás acudir a tu médico para una evaluación más precisa.

5. Falta de depuración hepática

Higado

Habitualmente, la lengua blanca o amarillenta casi siempre es causa de un problema digestivo o, en última instancia, la falta de una depuración del hígado. Veamos qué otros síntomas hemos de tener en cuenta para asociarlo a un problema hepático:

  • Gases.
  • Inapetencia.
  • Estreñimiento.
  • Dolor en la nuca.
  • Vientre inflamado.
  • Dolor de cabeza.
  • Fatiga muscular.
  • Cutis grasoso, con granos.
  • Náuseas y vértigo.
  • Boca pastosa, con sabor amargo.
  • Digestiones muy pesadas.

Remedios para eliminar la lengua blanca

Enzima piña

Por lo general, cada vez que sintamos mal sabor de boca o nos veamos la lengua blanca o amarilla, deberíamos seguir los siguientes consejos:

  • Consumir, al menos una vez al día, un poco de yogur fermentado sin azúcar. Esto mantiene el equilibrio de las bacterias buenas tanto de la lengua como del intestino, además para elevar las defensas.
  • En ayunas, bebe un vaso de jugo de limón con media cucharadita de bicarbonato. Esta bebida ayuda a depurar el organismo.
  • Intenta consumir más vegetales crudos en tus ensaladas: espinacas, tomates, lechugas, rábanos, pimientos cortados en trozos pequeños cebollas…
  • Eleva tu ingesta de líquidos ricos en antioxidantes. Los jugos de arándano son depurativos y cuidan del sistema digestivo, así como los de zanahoria y betabel, o de manzanas.
  • Eleva también tu consumo de frutas: naranjas, mandarinas, y sobre todo, piñas y papayas. Disponen de una dosis elevada de vitamina C, son digestivas y nos ayudan a eliminar toxinas.

No olvides que, independientemente de la causa de que tu lengua presente una coloración blanquecina, es fundamental mantener una buena higiene bucal. Por ello, no olvides cepillar tu lengua y enjuagarte con soluciones adecuadas, preferiblemente, que tengan algo de alcohol.