Lengua blanca: causas y soluciones

Para mantener el equilibrio y la salud de nuestra boca es muy importante que mantengamos una buena higiene bucal. También debemos limpiar la lengua y hacer enjuagues con colutorios con alcohol

Sentir la lengua como pastosa, con una tonalidad blanca y con un extraño sabor, es algo muy común en nuestro día a día. Pero también es signo de que hay algo que hemos de cuidar en nuestro organismo: tal vez no te estés alimentando bien o tengas un problema estomacal. Te lo explicamos.

¿Por qué tengo la lengua blanca y con un sabor extraño?

Antes que nada, comentarte que este tipo de casos no suelen implicar una gravedad excesiva y que, de normal, podemos corregirlo en casa mediante unas pautas adecuadas de salud y alimentación.

Como curiosidad, te diremos también que existe una ciencia denominada “glosodiagnosis”, que se basa en diagnosticar distintas afecciones o enfermedades a través de la observación del estado de la lengua.

Por lo general, el color de la lengua se asocia a nuestra digestión, a nuestro estómago y a nuestro hígado. La aparición de llagas o aftas, nos habla también de un sistema inmunitario debilitado, ahí donde sería necesario elevar nuestras defensas naturales.

Lee también: Aftas bucales, causas y tratamiento

Como ves no es ningún misterio, solo son efectos de problemas asociados a una necesidad de mejorar nuestra dieta. Pero veámoslo ahora detenidamente.

1. Candidiasis oral

Como tratar las aftas de la boca con remedios naturales

Son lo que llamamos aftas. Es normal que no solo nos veamos la lengua blanca, sino que tengamos sensación de ardor, un gusto extraño en la boca, problemas para tragar y sensación de dolor cuando tomamos algo caliente o picante.

También es normal que nos salgan llaguitas en las encías, los labios y en las paredes laterales o superior de la boca o en la pared posterior de la garganta.

2. La necesidad de cepillar también nuestra lengua

Al igual que cepillamos nuestros dientes, es recomendable también que demos un ligero raspado a nuestra lengua. En ella se almacenan bacterias que necesitan ser retiradas y que también pueden ofrecernos esa tonalidad blanquecina en la lengua junto a un sabor incómodo. Recuerda, un cepillado suave al día y tu lengua lucirá mucho mejor.

3. ¿Sigues fumando?

No Fumar

Si eres de las que aún continua con el hábito del cigarrillo, te recomendamos una vez más que te decidas a dejarlo. Por salud, por años de vida, por calidad en tu día a día, y también por estética.

Tus dientes se amarillean, tu lengua sufre trastornos como este, se vuelve blanca y se acumulan bacterias, provocando que por las mañanas te levantes con un agrio sabor tan incómodo como desagradable. Decídete hoy mismo a dejarlo.

4. Inflamación estomacal

Estomago

Es algo muy común, siendo esa lengua blanca y espesa uno de los primeros síntomas. Además, deberás observar otros efectos: ¿sientes tu vientre hinchado? ¿tienes aires, dolor estomacal, náuseas, pequeñas diarreas o pocas ganas de comer? Estos suelen ser otros síntomas asociados a esa inflamación de las paredes de nuestro estómago y que conocemos normalmente como gastritis.

Ten en cuenta que si estos síntomas se vuelven mucho más serios, deberás acudir a tu médico para que te de el tratamiento adecuado. En ocasiones no es más que una inflamación débil que puede durar dos o tres días, siendo esa “lengua sucia” un ejemplo de que hay un problema en tu estómago que corregir mediante una dieta y unas pautas adecuadas.

Lee también: Alivia los síntomas de la gastritis consumiendo estas 7 frutas

5. Necesidad de una depuración hepática

Higado

Habitualmente, la lengua blanca o amarillenta casi siempre es causa de un problema digestivo, mala higiene bucal o, en último caso, la necesidad de depurar nuestro hígado. Veamos que otros síntomas hemos de tener en cuenta para asociarlo a un problema hepático.

  • Pocas ganas de comer, con unas digestiones muy pesadas.
  • Dolor de cabeza
  • Boca pastosa, con sabor amargo
  • Vientre inflamado
  • Gases
  • Cutis grasoso, con granitos.
  • Nauseas y vértigo
  • Estreñimiento
  • Dolor en la nuca
  • Calambres y mala circulación
  • Fatiga muscular

¿Qué remedios podemos seguir?

Enzima piña

Por lo general, cada vez que sintamos mal sabor de boca o nos veamos la lengua blanca o amarilla, deberíamos seguir los siguientes consejos:

  • Consumir una vez al día un yogur blanco fermentado sin azúcar. Mantiene el equilibrio de las bacterias buenas tanto de la lengua como del intestino, sirviendo además para elevar las defensas.
  • Empieza la mañana bebiendo un vaso de jugo de limón con media cucharadita de bicarbonato. Ayuda a limpiar el organismo, a depurar y a elevar las defensas.
  • Intenta consumir vegetales crudos en tus ensaladas: espinacas, tomates, lechugas, rabanitos, pimientos cortados a trocitos pequeños, cebollas…
  • Eleva tu consumo de líquidos. Los jugos de arándanos son depurativos y cuidan del sistema digestivo, así como los de zanahoria y betabel, o de manzanas.
  • Eleva también tu consumo de frutas: naranjas, mandarinas, y sobre todo, piñas y papayas. Disponen de una dosis elevada de vitamina C, son digestivas y nos ayudan a eliminar toxinas.
  • Recuerda también que, cuando te cepilles los dientes, es conveniente hacer lo mismo con la lengua. También puedes ayudarte con los enjuagues que llevan una dosis de alcohol.
Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar