Leucemia mieloide aguda

Descubre de qué se trata la leucemia mieloide aguda, cuáles son sus causas, síntomas, tipos y prevalencia. Además te contamos cuál es su tratamiento.

La leucemia mieloide aguda es también conocida como leucemia mieloblástica aguda, leucemia mielógena aguda o leucemia granulocítica aguda o LMA) y tiene mayor incidencia en personas adultas.

La leucemia mieloide aguda es una enfermedad que se caracteriza por la malignización de una célula madre hematopoyética de la médula ósea llamada: célula madre mieloide.

De las células madre mieloides depende el proceso de mielopoyesis. En dicho proceso se generan, se desarrollan y maduran los componentes mieloides de la sangre:

  • Basófilos (son el tipo de leucocito menos abundante en la sangre).
  • Monocitos (son un tipo de glóbulos blancos agranulocitos).
  • Eosinófilos (un tipo de glóbulo blanco)
  • Neutrófilos (el tipo más común de glóbulos blancos).
  • Eritrocitos (también llamados glóbulos rojos o hematíes)
  • Megacariocitos (que dan lugar a las plaquetas).

Cuando este tipo de célula madre se maligniza, compromete a todas las células a las que da lugar, lo cual genera una familia de células sanguíneas inmaduras incapaces de cumplir sus funciones.

Prevalencia y tipos de leucemia mieloide aguda

Prevalencia y tipos de leucemia mieloide aguda

Según estudios estadísticos de esta enfermedad, podemos afirmar que la incidencia de la leucemia mieloide aumenta significativamente con la edad. Probablemente debido al gran número de mutaciones que han de sufrir las células madre mieloides para que se malignicen.

Se trata de la leucemia aguda más frecuente en adultos. La media de edad de los individuos que la padecen se sitúa en torno a los 50 años de edad. Es frecuente que este tipo de leucemia aparezca como un cáncer secundario en pacientes tratados con quimioterapia y radioterapia debido a un cáncer diferente.

La leucemia mieloide aguda presenta distintos subtipos, los cuales se diferencian unos de otros por la morfología de las células malignizadas, el inmunofenotipo; es decir, el tipo de moléculas presentes en la membrana de estas células reconocidas por el sistema inmune del individuo, y su composición química.

El nombre de los distintos subtipos hace referencia al tipo celular defectuoso predominante. Se puede distinguir entre:

  • Eritroide.
  • Mieloide.
  • Monocítica.
  • Megacariocítica.
  • Mielomonocítica.

Por norma general, los síntomas de cada paciente variarán en función del tipo de leucemia por el que se vean afectados. De este modo, los pacientes con leucemia eritroide presentarán problemas de anemia más frecuentemente que los pacientes con leucemia megacariocítica, los cuales presentarán más frecuentemente problemas relacionados con la coagulación.

Cabe destacar la leucemia promielocítica aguda. Se trata de un subtipo de leucemia de especial importancia debido a sus características. Representa el 15% de los casos de leucemia mieloide aguda, aproximadamente.

Esto es especialmente relevante porque la media de edad de los pacientes que se ven afectados por este subtipo es de alrededor de 30 años, en contraste con los 50 años de media del resto de leucemias mieloides agudas.

Otro aspecto destacable de esta enfermedad es que afecta a un grupo étnico particular: los hispanos.

Ver también: 5 alimentos para tener una sangre de mejor calidad

Pronóstico de la leucemia mieloide aguda

Pronóstico de la leucemia mieloide aguda

El pronóstico de esta enfermedad depende del grado de desarrollo de la misma. Asimismo cuanto antes sea diagnosticada, más favorable será. De hecho, un único mes puede ser la diferencia entre un tratamiento satisfactorio y un tratamiento no satisfactorio.

Por norma general, la tasa de supervivencia a leucemia mieloide aguda oscila entre el 20 y el 40%, y puede aumentar hasta el 50% en los pacientes más jóvenes. En especial si son tratados con quimioterapia intensiva o si han sido objeto de un trasplante de células madre hematopoyéticas.

En función del pronóstico que se establece cuando se diagnostica la enfermedad, se aplicará un tratamiento u otro. Generalmente, en pronósticos menos favorables se suelen emplear ciclos de quimioterapia y radioterapia más agresivos. Esto se debe a que los efectos perjudiciales de estos tratamientos se consideran más justificados en los casos más graves.

Te recomendamos leer: Esta asombrosa planta es hasta 100 veces más efectiva que la quimioterapia

Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de la leucemia mieloide aguda es muy similar a otros tratamientos para otros tipos de cáncer salvo una excepción. No se baraja la extirpación de un tumor, en ningún momento, puesto que las células malignizadas no constituyen tumores.

En contraposición, el tratamiento más característico de las leucemias son los trasplantes de células madre. Esta alternativa solo se utiliza en los casos más graves.

Se entiende por un caso grave aquellos en los que la población de células madre hematopoyéticas malignizadas supera, con creces, a la población de células no malignizadas. Razón por la cual la mayoría de células sanguíneas son inmaduras e incapaces de cumplir su función.

Alejandro Duarte

Biotecnólogo, divulgador y curioso por excelencia. Mi especialidad es la biomedicina molecular y dedico gran parte de mi tiempo a explicar a la gente lo que es, porque ¿por qué no?

Ver perfil
Categorías: Enfermedades Etiquetas:
Te puede gustar