Levadura de cerveza, aliada en salud y belleza

La levadura de cerveza es un complemento ideal para evitar el cansancio y la astenia. Podemos tomarla con las comidas. Además, tiene otras increíbles ventajas. Descúbrelas aquí

La levadura de cerveza es un suplemento nutricional que se elabora a partir de la deshidratación de un hongo que se encuentra en las cubas de fermentación de la cerveza.

Tiene numerosas propiedades saludables, ya que es un alimento muy rico en vitaminas y minerales. Por lo cual, es un excelente suplemento de belleza para la piel y el cabello.

Principales propiedades de la levadura de cerveza

levadura de cerveza

  • En primer lugar, tiene alto contenido en proteínas y aminoácidos esenciales. Se recomienda especialmente en dietas vegetarianas, también porque contiene vitamina B12.
  • Además, tiene alto contenido en hierro: ideal para combatir la anemia.
  • También es rica en vitamina B. Una vitamina que baja las transaminasas, tonifica el hígado y ayuda a regenerar los tejidos.
  • Tiene una cantidad recomendada de cromo. Un mineral regulador de los niveles de glucosa. Así que es adecuado para diabéticos y para personas que sufran ansiedad por comer dulces.
  • También es una buena fuente de otros minerales (potasio, fósforo, magnesio, azufre, calcio, cobre, zinc, selenio y molibdeno). El zinc es un buen regulador hormonal, por lo que se recomienda especialmente durante la adolescencia y la menopausia.
  • Finalmente, tiene un alto contenido en ácido fólico. Este vamuy bien para las mujeres embarazadas, o con intención de que quedarse embarazadas.

Quizás te interese: ¿Para qué sirve el ácido fólico?

Estos valores nutricionales convierten a la levadura de cerveza en un buen depurativo y tonificante. Por lo que es ideal en etapas de crecimiento, embarazo, postparto y lactancia. También, para deportistas, convalecencias, etc.

La levadura de cerveza es una gran tonificante, ideal para combinar con una rutina de ejercicios

Gracias a las vitaminas del grupo B es también un buen fortalecedor del sistema nervioso central, por lo que puede mejorar casos de depresión, ansiedad, estrés, apatía o falta de apetito.

El cuidado de la piel y el cabello

A nivel cutáneo, la levadura de cerveza actúa también como un excelente depurativo, regenerador y remineralizante. Se recomienda tomarla en casos de problemas de piel como dermatitis, psoriasis, acné o estrías, e incluso después de haber sufrido quemaduras o intervenciones quirúrgicas.

Además de tomarla también podemos aplicarla tópicamente. Podemos preparar una mascarilla ideal para pieles secas con yogur, miel y levadura de cerveza. La aplicamos sobre la piel limpia, la dejamos 20 minutos y aclaramos con agua, con esto la piel lucirá hidratada y luminosa.

En el caso del cabello, su contenido en vitaminas del grupo B y proteínas mejora su crecimiento y puede evitar, en algunos casos, su caída. Además, también puede ayudarnos a regular una excesiva secreción de grasa en el cuero cabelludo.

¿Cómo la tomamos?

La levadura de la cerveza es un componente que aporta grandes beneficios a nuestra salud.

La levadura de cerveza es un suplemento natural que se puede tomar durante todo el año, aunque es especialmente importante en primavera y otoño.

La podemos consumir en polvo, mezclada con zumo o yogur, o bien en comprimidos, si no nos gusta su sabor ligeramente amargo. Algunas marcas la comercializan desamargada para suavizar su sabor. Si la tomamos junto con las comidas mejoraremos la asimilación de sus nutrientes.

Te puede interesar: Yogurt desnatado, ventajas de consumirlo durante la dieta

Recomendamos consultar con un médico o naturópata antes de tomar cualquier suplemento natural, especialmente si queremos realizar un tratamiento para alguna enfermedad crónica.

  • Galoppo, C., et al. "La elevación de las transaminasas hepáticas,¿ es siempre diagnóstico de enfermedad hepática?." Sociedad Argentina de Pediatría 2.
  • Otero, Miguel A., et al. "Tecnología para la utilización integral de la levadura de cerveza en la industria alimenticia." Archivos Latinoamericanos de Nutrición 50.4 (2000): 361-365.
  • Rodríguez, G. "Acido fólico y vitamina B12 en la nutrición humana." Revista Cubana Aliment Nutr 12.2 (1998): 107-19.