La furosemida y su acción diurética en nuestro organismo.

La furosemida es un fármaco diurético del asa cuya principal indicación es el tratamiento de la hipertensión arterial.

La furosemida es un diurético de máxima eficacia que pertenece a la clasificación de los diuréticos del asa. Estos fármacos son capaces de alterar el transporte iónico a lo largo de la nefrona, que es la unidad anatómica y fisiológica el riñón.

Al alterar este transporte, consiguen aumentar el volumen de orina ya que estimulan la excreción renal de agua y de electrolitos. Todo ello origina una disminución del volumen de los líquidos extracelulares.

Es un fármaco que se indica solo o en combinación cuando el paciente sufre hipertensión arterial. Sin embargo, también puede ser utilizado para tratar edemas (debido a la retención de líquidos) causado por varios problemas médicos como enfermedades del hígado o del corazón. Para comprender mejor con funciona la furosemida en nuestro cuerpo, debemos entender cómo funciona nuestro riñón.

Mecanismo de transporte iónico en el riñón

Los riñones son los órganos principales del sistema urinario. Son los encargados de la excreción de las sustancias de deshecho a través de la formación de la orina y de mantener el equilibrio del medio interno del organismo, es decir, la homeostasis.

Su unidad anatómica y fisiológica es la nefrona, y esta consta de 4 partes: el túbulo contorneado proximal , el asa de Henle, el túbulo contorneado distal y el túbulo colector.

El líquido que se va a depurar llega al túbulo contorneado proximal pasando por el glomérulo. Este tubo, es muy permeable al agua y es donde se secretan de forma activa la mayoría de los fármacos para que se eliminen por orina. Después, el líquido restante pasa a al asa de Henle, que consta de dos partes, la descendente y la ascendente.

La parte descendente también es permeable al agua pero es totalmente impermeable a los solutos. Por lo tanto, debido a estas características, se va a formar una orina hipertónica, es decir, con una gran concentración de solutos. En cuanto a la parte ascendente, tiene las características contrarias, es impermeable al agua y permeable a los solutos, originándose orina hipotónica.

Esta orina pasa al túbulo contorneado distal, que es impermeable al agua y se forma orina hipotónica. Por último, el líquido llega al túbulo colector, dónde la permeabilidad al agua es variable. El control de los procesos a este nivel está mediado por la hormona aldosterona y la hormona antidiurética (ADH).

Ardor al orinar

Cuando la orina está formada, llega por los uréteres a la vejiga, que al llegar a un cierto nivel de llenado,  manda una señal al cerebro que nos crea la necesidad de orinar.

Mecanismo de acción de la furosemida

Este fármaco actúa desde dentro del asa de Henle, es decir, en la luz tubular. Para llegar aquí, se secreta en el túbulo contorneado proximal por un transporte activo o por difusión pasiva.

El transporte activo es un tipo de intercambio de sustancias en el organismo que requiere energía, al contrario que la difusión simple, que no necesita ninguna fuente de energía.

Una vez en el asa de Henle, inhibe el contransportador de sodio, potasio y cloruro, y en menor medida el de calcio y magnesio. Esta acción la realiza en el asa ascendente, que es la parte diluyente, ya que es permeable al agua.

Al bloquear estos cotranspotadores, impide que se reabsorban dichos electrolitos haciendo que se libere más agua para intentar diluirla. Los efectos de la furosemida son rápidos y de corta duración. Al eliminar más agua, reduce su volumen en el organismo debiéndose a este fenómeno sus efectos antihipertensivos.

Farmacocinética

La furosemida se puede administrar tanto por vía oral como por vía intravenosa. Si se elige la primera opción, los efectos duran entre 4 y 8 h, observándose la acción a los 10-30 minutos. Si se elige la segunda opción, lo efectos pueden observarse a los 5 minutos y duran aproximadamente 2 h.

Presenta una biodisponibilidad del 90% y tiene un metabolismo parcial en el hígado, donde se forma el ácido 4-cloro-5-sulfamoil-antralínico el cual, con el resto del fármaco, se va a eliminar por la orina.

Es importante destacar que se une en un alto grado a proteínas plasmáticas, hecho a tener en cuenta si se está administrando furosemida con algún otro fármaco que presente la misma característica, ya que pueden interaccionar y provocar efectos indeseables.

Dosis máxima de fármacos.

Reacciones adversas

Los diferentes efectos adversos que puede desencadenar la furosemida se deben a sus efectos diuréticos. Entre ellos podemos señalar:

  • Hipopotasemia. Cuando las dosis son altas pueden disminuir mucho los niveles de potasio en sangre pudiendo desencadenar arritmias.
  • Alcalosis hipoclorémica.
  • Hipovolemia, hiponatremia, hiperuricemia e hiperglucemia.
  • Ototoxicidad (problemas en los oídos).
María Vijande

Estudiante de Farmacia y curiosa a tiempo completo. Lectora, música y deportista a tiempo parcial. Y ya, que definir es limitar!

Ver perfil
Categorías: MedicamentosSalud Etiquetas:
Te puede gustar