Licor de mandarina

Yamila Papa 6 mayo, 2015
Si queremos evitar que nuestro licor tenga un toque amargo es muy importante que retiremos toda la parte blanca de la cáscara de la mandarina antes de ponerla a macerar

No es necesario que lo compres, el licor de mandarina lo puedes preparar en casa de una manera muy fácil y con pocos ingredientes. La buena noticia es que luego lo puedes emplear en todo tipo de postres o como una bebida antes de irse a dormir. Aprende diversas recetas para obtener este “brebaje” en el siguiente artículo.

Receta n° 1 de licor de mandarina

Ya que la mandarina es una fruta cítrica sabrosa, muy aromática y versátil, puedes aprovecharla para hacer licor casero. Sirve a tus invitados junto con el postre, por ejemplo, o se lo puedes regalar a alguien por su cumpleaños.

Los ingredientes necesarios son:

  • 10 mandarinas maduras
  • 10 clavos de olor
  • 700 ml de brandy o coñac
  • 1 taza y media de azúcar
  • 1 taza y media de agua

Este es el modo de preparación:

Mandarina

  • 1-Lava bien las mandarinas sin presionarlas demasiado.
  • 2-Pincha cada una con un tenedor y dispón un clavo de olor en ese hueco.
  • 3-En un frasco grande con tapa hermética, coloca las mandarinas y añade el coñac.
  • 4-Cierra bien y deja reposar, en un lugar oscuro y seco durante 3 semanas.
  • 5-Una vez transcurrido ese tiempo, haz un almíbar con agua y azúcar en partes iguales: ambos se colocan en un cazo y se deja hervir durante 3 minutos.
  • 6-Cuela el alcohol del frasco con mandarinas y añade el almíbar cuando esté completamente frío.
  • 7-Cierra el frasco o bien coloca en botellas individuales.
  • 8-Deja reposar dos semanas en un sitio con las mismas características y luego coloca en la nevera para beber frío.

Receta n° 2 de licor de mandarina

Se trata de una leve variación de la receta anterior, aunque el procedimiento es casi el mismo.

Los ingredientes que necesitarás son:

  • 1 kg y ¼ de mandarinas maduras
  • 750 cm3 de alcohol puro de 95°
  • 750 gramos de azúcar
  • 750 cm3 de agua
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 2 gramos de canela en rama

La elaboración del licor de mandarina se realiza cumpliendo los siguientes pasos:

  • 1-Quita las partes blancas de la mandarina y macera las cáscaras junto a las especias en un frasco donde también pondrás el alcohol.
  • 2-Cierra bien y guarda en un sitio seco y templado durante 12 días.
  • 3-Pasado ese tiempo, prepara el almíbar, con tres tazas de azúcar y tres de agua: hierve ambos ingredientes y deja enfriar.
  • 4-Mezcla el almíbar en el frasco de las mandarinas con alcohol.
  • 5-Filtra y pasa a un nuevo frasco o botella.
  • 6-Deja reposar durante 1 mes y ya está listo para disfrutar.

Receta n° 3 de licor de mandarina

Esta bebida se conoce por el nombre de “Mandarinetto” en muchos países. La puedes servir helada después del almuerzo o la cena, ya que según se estima, tiene poderes digestivos (siendo ideal tras comidas copiosas).

Esta receta original de Italia lleva los siguientes ingredientes:

  • 1 litro de alcohol para cocinar
  • 1 kilo de mandarinas
  • 1 litro y medio de agua mineral
  • 500 gramos de azúcar

La preparación consta de los siguientes pasos:

mermelada-mandarina

  • 1-Lava bien las mandarinas, ya que serán solo las cáscaras las que utilices (nada se deshecha en la gastronomía, todo se aprovecha).
  • 2-Para macerar las frutas con el alcohol, pela las mandarinas lo más fino posible y retirando las partes blancas (sino quedará un licor amargo).
  • 3-Dispón en un frasco, en lo posible de vidrio, con el alcohol y deja macerar durante 5 días aproximadamente, en un sitio donde no reciba la luz del sol y que no sea caluroso ni húmedo.
  • 4-Pasado ese tiempo, es preciso realizar el almíbar. Para ello, coloca en un cazo un litro y medio de agua y medio kilo de azúcar, calienta hasta que rompa el hervor, sin dejar de remover con una cuchara de madera.
  • 5-Apaga el fuego y deja que se enfríe a temperatura ambiente.
  • 6-Cuando el almíbar esté frío, se mezcla con las cáscaras de mandarina maceradas con alcohol. Usa un filtro de café para que las cáscaras no formen parte de la bebida.
  • 7-Coloca este líquido espeso resultante en una botella o frasco de vidrio con tapa hermética y deja estacionar por 6 días, siempre en un sitio oscuro, seco y templado.
  • 8-Tras este tiempo, puedes comenzar a disfrutarlo en todo tipo de preparaciones dulces o también como bebida antes o después de comer.
Te puede gustar