Licuado natural de naranja, zanahoria y cúrcuma para la artritis

La cantidad de cúrcuma debe ser exacta y no debemos excedernos ya que, de lo contrario, puede resultar contraproducente y producirnos daños en la vesícula biliar

Son muchas las personas que deben aprender a vivir con la artritis, en especial, con  los dos tipos más comunes: la osteoartritis y la artritis reumatoide.

Si bien es cierto que a día de hoy no hay cura y la artritis no se puede revertir, la medicina se orienta a ofrecer una mejor calidad de vida al paciente, a través de un tratamiento lo más especializado posible.

La artritis se caracteriza ante todo por una degradación del cartílago, esa parte que protege a las articulaciones. Por eso, en ocasiones, los remedios naturales y una correcta alimentación puede aportar “ese granito” de arena para regenerarlo y reducir la inflamación.

Hoy en nuestro espacio queremos explicarte cómo puede beneficiarte este sencillo licuado a base de naranja, zanahoria y cúrcuma para aliviar un poco tus problemas de artritis.

Tratamiento natural para la artritis

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica y degenerativa. Una vez tengamos el diagnóstico de nuestro médico deberemos poner en práctica diversos cambios.

Seguiremos el tratamiento farmacológico y nos orientaremos a llevar una vida lo más saludable posible, que evite el progreso de esta enfermedad sistémica. Habrá días, por ejemplo, en que nos levantemos por la mañana con mucho dolor y con pérdida de la movilidad articular.

Uno de los aspectos más importantes va a ser, sin duda, controlar la inflamación. De no hacerlo, el problema puede dañar los huesos, ligamentos y los tendones que hay alrededor de la articulación.

Poco a poco puede aparecer la deformidad.

Prevención-de-la-artritis

Nuestra finalidad será pues disponer de una mejor calidad de vida y ralentizar este proceso lo máximo que nos sea posible. Ahora bien, puede que te preguntes si la medicina natural puede ayudarnos a tratar la artritis.

La respuesta es no. Obviamente ni la medicina natural ni la ordinaria revertirá el proceso hasta sanarnos, pero sí podemos reducir el dolor, rebajar la inflamación y nutrir el cartílago. Nos serán de gran ayuda en el día a día.

Descubre los mejores tratamientos naturales para la atrisis

Toma nota de una serie de consejos básicos que nos permitirán obtener una mejor calidad de vida gracias a productos naturales:

  • Consume jengibre, es un buen analgésico.
  • Toma piña.
  • Come ajo en ayunas.
  • Hazte cataplasmas con ulmaria, un tipo de planta adecuada para tratar la artritis.
  • Toma 300 mg de aceite de grosella, un componente maravilloso para reducir la inflamación.
  • Consume aceite de onagra.
  • Toma aceite de linaza, una semilla rica en omega 3 excelente para la artritis.
  • Haz uso de aceites esenciales para hacerte masajes en las zonas afectadas. Los más adecuados son los siguientes:
    • Eucalipto
    • Limón
    • Menta
    • Mejorana
    • Jengibre

Licuado de naranja, zanahoria y cúrcuma para la artritis

IMG_9192

Tomar este licuado por las mañanas te va a servir de gran ayuda. Estamos ante una bebida antiinflamatoria, analgésica y llena de minerales esenciales que nos permitirán reducir el proceso infeccioso y esa rigidez articular.

  • La zanahoria es un vegetal muy adecuado para facilitar el proceso de desintoxicación y nutrición de tejidos y huesos. Además, nos permite bajar la acidez del cuerpo de la persona aquejada por la artritis.
  • La zanahoria y todas las enzimas, proteínas y vitaminas que se hallan en esa pulpa rica en antioxidantes, nos brindarán una nutrición estupenda para el cartílago.
  • Frutas como las naranjas y limones son muy adecuadas para tratar la artritis gracias a la vitamina C. Nos permiten combatir la inflamación y cualquier infección, limpiando la sangre y los intestinos.
  • Por su parte, la cúrcuma es una raíz muy utilizada en pacientes aquejados por la artritis reumatoide. Puedes tomar entre 200 y 300 mg al día para beneficiarte de sus propiedades antiinflamatorias.

Es importante que sepas que el efecto de este licuado es acumulativo. Notarás sus beneficios al cabo de 5 o 6 días. Por ello, recuerda incluirlo cada día en tu desayuno.

Conoce 8 remedios para tratar la inflamación abdominal

Ingredientes

  • 2 zanahorias
  • 2 naranjas
  • 250 mg de cúrcuma en polvo
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Antes que nada, recuerda que debemos controlar la cantidad cúrcuma en este licuado. Son 250 mg (la cuarta parte de un gramo). Si nos excedemos demasiado en esa dosis diaria podemos sufrir alteraciones en la vesícula biliar.
  • Lo primero que vamos a hacer es obtener el jugo de las dos naranjas. Seguidamente, lavamos bien las zanahorias y las cortamos en varios trozos para facilitar el licuado.
  • Ya en la licuadora, solo tendrás que añadir el vaso de agua, el zumo de las dos naranjas, las zanahorias y esa cucharadita pequeña de cúrcuma en polvo.

Te recomendamos leer “dolores que nunca deberías ignorar

Obtén un licuado bien homogéneo y bebe en ayunas. Si sigues una alimentación baja en grasas saturadas y optas por una dieta mediterránea con ácidos grasos como el omega 3 y vitaminas que fortalezcan tu sistema inmunológico, lograrás tener una mejor calidad de vida.

Si en alguna ocasión no dispones de naranjas para hacer este licuado, puedes incluir cualquier otra fruta rica en vitamina C, como por ejemplo, los limones, las papayas o los kiwis.