Licuado de tomate y perejil para combatir la retención de líquidos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Eliana Delgado el 19 diciembre, 2018
Daniela Castro · 20 septiembre, 2015
El perejil es rico en antioxidantes y minerales muy recomendables para ayudar a depurar los riñones y eliminar el exceso de sal que pueda existir en el torrente sanguíneo

La retención de líquidos o llamado científicamente edema, es cuando el cuerpo se hincha debido a la presencia de más cantidad de agua entre las células del cuerpo. Una persona puede sospechar que padece de retención de líquidos cuando, de repente, nota que sus extremidades, rostro y abdomen lucen demasiados inflamados.

En este artículo te enseñaremos cómo puedes tratar este problema, de manera natural, ingiriendo un licuado de tomate y perejil. Sigue leyendo y entérate más.

¿Por qué se produce la retención de líquidos?

El estilo de vida moderno y sedentario ha incrementado los casos de personas con recurrentes episodios de retención de líquidos.

Esta condición es el resultado de un desequilibrio en el nivel de líquidos del cuerpo. La cual se produce cuando los vasos sanguíneos vierten mucha agua sobre los tejidos corporales, o cuando esta se queda acumulada en los tejidos sin volver a los vasos.

Por qué se produce la retención de líquidos

Entre las causas físicas que pueden desencadenar este trastorno se incluyen:

  • Alteraciones en los vasos linfáticos.
  • Cambios hormonales por embarazo o periodo menstrual.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Insuficiencia hepática.
  • Insuficiencia renal.
  • Venas várices.
  • Enfermedades inflamatorias.

No olvides leer: Cola de caballo para eliminar líquidos y remineralizar el organismo

Tomate y perejil para combatir la retención de líquidos

Controlar la retención de líquidos es de gran importancia ya que, además de afectar la figura al hacerla lucir con más peso, también puede conducir a problemas de salud más graves como es el caso de la hipertensión.

El licuado de tomate y perejil es una de esas bebidas con propiedades diuréticas que pueden ayudar a hacerle frente a este trastorno al estimular el buen funcionamiento renal. Además de ayudar a la eliminación de los líquidos retenidos en el cuerpo.

Tanto el tomate como el perejil cuentan con propiedades nutricionales muy importantes. Además de combatir esta afección, también le proporcionan al cuerpo importantes beneficios para mejorar la salud en general.

Beneficios del tomate

Dieta del tomate

Esta hortaliza de color rojo hace parte de la dieta mediterránea, pero también de muchos otros platos de la gastronomía mundial. Por su alto contenido de potasio, es uno de los alimentos más aconsejados para hacerle frente a la retención de líquidos y trastornos como los niveles de presión arterial altos.

Sus propiedades mejoran el funcionamiento de renal, estimulan la eliminación de toxinas y también tiene un efecto positivo en el sistema digestivo.

Beneficios del perejil

Beneficios del perejil

Hay quienes aún no se han atrevido a incorporar esta planta en su dieta porque no resulta tan atractiva. Sin embargo, todos deberían saber que se trata de una fuente de antioxidantes muy importante, capaz de apoyar la limpieza renal y hepática para eliminar las sustancias de desecho y los líquidos retenidos en el cuerpo.

Esta planta es una fuente rica de vitaminas A, B1, B2, C y D, y minerales como el potasio, todos aconsejados para purificar los riñones y eliminar el exceso de sal presente en el torrente sanguíneo.

También contiene clorofila, compuesto activo que contribuye a mejorar los procesos digestivos y que puede ayudar a prevenir diferentes tipos de cánceres, problemas del corazón e infecciones.

¿Cómo preparar el licuado de perejil y tomate?

Perejil para limpiar los intestinos

La preparación de este licuado depurativo y desintoxicante es bastante sencilla y, como resultado, se obtiene un gran remedio para hacerle frente al edema.

El perejil y el tomate son los ingredientes base de esta bebida, pero también se le incorporarán algunos berros para optimizar sus resultados.

¿Quieres conocer más? Lee: Bondades del perejil para la salud y la belleza

Ingredientes

  • 2 tomates maduros
  • 1 puñado de perejil
  • 1 puñado de berros
  • 200 ml de agua (1 vaso)
  • ½ limón (opcional)

Preparación

  • En primer lugar, se deben lavar muy bien los tomates, el perejil y los berros para asegurarse de dejarlos libres de suciedad o químicos pesticidas.
  • Luego, se cortan los tomates en trozos y se incorporan en la licuadora con un puñado de perejil y otro de berros.
  • Agregar el vaso de agua y procesar todo durante unos segundos, hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Cuando esté listo, servir y, si se gusta, añadirle el jugo de ½ limón para darle un toque de sabor ácido.

¿Cómo consumirlo?

  •  Se recomienda tomar a primera hora del día, mínimo 45 minutos antes del desayuno. Para que el organismo asimile mejor todos sus nutrientes
  • Se pueden tomar hasta 3 vasos al día, preferiblemente antes de las comidas principales.
  • Braunwald E, Loscalzo J. Edema. En: Harrison, Longo DL, Fauci AS, editores. Principios de medicina interna. 18a  ed. México: McGraw-Hill Interamericana, 2012:290-295.
  • Guyton & Hall. Los líquidos corporales y los riñones. Los comportamientos del líquido corporal: líquidos extracelular e intracelular; líquido intersticial; edema. En: Guyton y Hall, editores. Tratado de fisiología médica. 12ª ed. España: Elsevier Saunders, 2011:296-301.
  • Baldomero Flores-Villegas, Ivan FloresLazcano, María de Lourdes Lazcano-Mendoza. Edema. Enfoque clínico. Medicina Interna de México ( 2014). medigraphic.com/pdfs/medintmex/mim-2014/mim141g.pdf