4 licuados para hacerle frente al estrés, la fatiga y el cansancio

Quizás al final del día te encuentres agotado, sin energía y con poca motivación. Estos licuados pueden ayudarte a recuperar fuerzas y favorecer el estado de calma que tanto necesitas. ¡Descúbrelos!

El ritmo frenético de nuestro día a día, la extensa lista de tareas pendientes y la colección de preocupaciones que nos invaden nos afectan tanto a nivel físico como mental. Vivir deprisa tiene el gran inconveniente de impedirnos descansar y, desgraciadamente, esto tiene sus consecuencias: al final del día nos encontramos agotados, estresados y con la creciente necesidad de añadir alguna que otra hora más al día.

Acumulamos dolores, malestares y pensamientos negativos a nuestras espaldas, casi sin darnos cuenta, hasta que un buen día el cuerpo nos avisa para recordarnos que no podemos seguir viviendo tan acelerados. Ya sea a través de una molestia en el cuello, un constante dolor de cabeza o simplemente un sentimiento de agobio o tristeza. La cuestión es que poco a poco nos vamos quedando sin energía, faltos de ganas y motivación.

El problema es que cuando nos encontramos mentalmente cansados nuestra percepción se nubla, se vuelve mucho más negativa y nos volvemos más sensibles a nivel emocional. Así lo afirma el neurocientífico Matthew Walker.

Lo bueno es que podemos revertir esta situación o al menos, poner nuestro granito de arena para mantener la calma, buscar opciones para energizarnos y evitar así que el estrés y el cansancio acaben agotándonos.

El ejercicio físico, la meditación o el yoga son prácticas muy recomendables. No obstante, en esta ocasión queremos compartir 4 licuados caseros que pueden ayudarnos a aliviar el estrés acumulado y favorecer un estado de calma. Eso sí, lo ideal es que se acompañen de buenos hábitos de sueño, alimentación y ejercicio.

1. Licuado para combatir el cansancio

Licuado de aguacate

La sensación de cansancio nos debilita física y mentalmente. La acumulación de demasiadas tareas pendientes y la sensación de tener poco tiempo disponible tienen sus consecuencias, ya sea por haber pasado una mala noche, realizar un gran esfuerzo físico o llevar a cabo diversos trabajos sin descanso.

Aunque la mejor solución para combatir este estado es disfrutar de un tiempo de relax o bien, realizar pausas a lo largo del día para desconectar, también puede ser útil beber el licuado natural que describiremos a continuación.

Se trata de una combinación de leche de almendras, aguacate y limón, cuyos nutrientes recargan el organismo. Entre sus componentes podemos destacar la nuez por sus proteínas de alta calidad y antioxidantes polifenoles según los científicos de la Universidad de Scranton.

Ingredientes

  • 2 tazas de leche de almendras (500 ml).
  • 1 aguacate maduro.
  • 1 limón.
  • 1 nuez.
  • 2 rodajas de limón (para decorar).

Preparación

  • Enfría la leche en el refrigerador y luego mézclala con la pulpa de aguacate, el jugo de limón y la nuez.
  • Bate todo durante un par de minutos y retíralo tras obtener una mezcla homogénea.
  • Vierte el batido en un vaso y decóralo con las rodajas de limón.

No olvides leer: 30 alimentos ricos en hierro para evitar el cansancio y el dolor de cabeza

2. Licuado energizante para aliviar la fatiga

Licuado de remolacha y manzana

La fatiga suele provocar desmotivación, pérdida de energía, problemas para mantener la atención y desinterés por la vida. Si bien muchas veces se debe al desarrollo de alguna patología, en ocasiones es el resultado de una vida agitada y sin descanso.

Al igual que cuando nos sentimos cansados, el ejercicio físico, la práctica del mindfulness y un estilo de vida saludable pueden ayudarnos a poner fin a este estado. No obstante, los licuados también pueden favorecer que nos encontremos mejor si los utilizamos como complementos de las anteriores recomendaciones.

La bebida energizante que describimos a continuación es 100% natural y combina ingredientes como la zanahoria, la remolacha y la manzana para recargar el cuerpo y mejorar su función. Además, según la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry el falcarinol, un compuesto de la zanahoria, tiene un importante efecto en la prevención del cáncer.

Ingredientes

  • 3 zanahorias.
  • 1 remolacha.
  • 1 manzana.
  • 2 ramas de apio.
  • ½ pepino grande.
  • ½ vaso de agua (100 ml).

Preparación

  • Antes de empezar, lava muy bien las verduras y la fruta para desinfectarlas y eliminar todo tipo de suciedad.
  • Cuando todo esté listo, corta todo en trozos grandes y llévalo a la procesadora con el medio vaso de agua para facilitar el licuado.
  • Si gustas le puedes añadir un poco de hielo.

3. Licuado contra el cansancio y el estrés

Jugo de tomate

En ocasiones el cansancio y el estrés llegan de la mano para hacernos la vida más complicada. Algunas veces será el estrés el protagonista principal y otras, el cansancio. La cuestión es que tanto uno como otro están bastante relacionados.

Aunque combatirlos por completo sea bastante difícil, sobre todo a través de remedios naturales, la combinación de algunos alimentos en licuados puede ayudarnos. No obstante, es importante que no dejemos de lado la consulta con un profesional especializado si experimentamos una sensación de estrés o cansancio permanente.

Ahora bien, para esos momentos de estrés intermitente o puntual podemos recurrir a determinados licuados junto a la combinación de momentos de descanso y ejercicio físico. A continuación os dejamos la receta de una bebida natural de lechuga, tomate y perejil.

Ingredientes

  • 4 hojas de lechuga.
  • 2 tomates.
  • 1 manojo de perejil.
  • 2 ramas de apio.
  • ½ vaso de agua (100 ml).

Preparación

  • Desinfecta todos los ingredientes y procésalos en la licuadora hasta obtener un líquido homogéneo y libre de grumos.
  • Deja que se enfríe en el refrigerador durante un par de horas o agrégale un poco de hielo para darle un toque más refrescante.

¿Quieres conocer más? Lee: 7 consejos prácticos para reducir el estrés

4. Licuado para combatir la ansiedad

jugo-de-pera

La ansiedad es uno de los problemas psicológicos más extendidos junto a la depresión en la actualidad. Se trata de un estado subjetivo en el que la persona se siente amenazada y con miedo por lo que cree que puede llegar a ocurrir. De hecho, si no saber gestionarse, el impacto que puede tener en la vida de la persona será inmenso, caótico y desgastante.

Es importante recordar que la ansiedad, por sí misma, forma parte de la naturaleza humana. Solo en ciertas situaciones se vuelve conflictiva. De ahí que se recomiende acudir a un profesional especializado cuando se vuelva incontrolable e impregne el día a día de la persona, ya que una mente con ansiedad no suele optar por las mejores elecciones y tampoco tiene pleno control sobre sí misma.

No obstante, a pesar del tratamiento psicológico que se reciba y de las actividades que se puedan poner en marcha podemos incorporar a nuestra dieta algunos licuados para favorecer ese estado de calma que tanto necesitamos. Un ejemplo de licuados para combatir la ansiedad es el siguiente.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de avena molida (20 g).
  • 1 pera madura.
  • 1 vaso de infusión de hierbabuena (200 ml).
  • 1 cucharada de miel de abejas (25 g).

Preparación

  • Lava muy bien la pera y llévala a la licuadora junto con la avena, la infusión de hierbabuena y una cucharada de miel de abejas.
  • Licua todo durante un par de minutos y bébelo fresquito, sin colar.

Como vemos, los licuados pueden ser un complemento para nuestra dieta que actúe como una fuente de energía extra para aumentar el rendimiento físico y mental. Aunque esto no quiere decir que sean suficientes para encontrarnos mejor, sobre todo si el estrés, la ansiedad o el cansancio nos acompañan en el tiempo. Si esto ocurre lo mejor es que consultemos con un especialista.